Capsulas de Carreño

La copa Colombia de 1989 fue parte de la Liga

Por Juan Manuel Uribe
Historial
Especial para Cápsulas

El campeonato de 1989 tuvo un diseño engorroso, errático y dejó varios hechos únicos, pero toquemos el que interesa para este artículo: la Copa Colombia, nombre inapropiado para una fase de la liga como lo fue.

La primera fase fue de todos contra todos y la tercera fue igual con la localía invertida por supuesto. La segunda es el quid en cuestión: la infortunadamente llamada Copa Colombia, nombre que hoy confunde a tantos que creen en un torneo ajeno a la liga como la Copa Postobón y la Copa Águila, torneo alterno que se juega desde 2008 y que tuvo dos antecedentes en las copas Colombia de 1950/51 y de 1952/53.

La segunda fase de 1989 (Copa Colombia) fue parte integrante de la liga de ese año. Tuvo dos etapas: la primera fue de tres pentagonales que sumó en la reclasificación, que tras las tres fases dio los ocho equipos que clasificaron a los dos primeros cuadrangulares. Los partidos de los pentagonales tenían un puntaje insólito y, a mí juicio, tonto: tras los dos juegos entre dos equipos se daban puntos de 1, 2 o 3. La segunda etapa fue en llaves entre los ocho clasificados y dio bonificación para los cuadrangulares finales. América ganó las fases primera y tercera y Santa Fe ganó la segunda fase.

El único libro de historia del Independiente Santa Fe que cuenta que la Copa Colombia de 1989 fue parte de la liga es el del historiador Guillermo Ruiz, los demás lo toman como un título aparte y erróneamente le suman al club Cardenal una copa como la que se juega desde 2008.

Las páginas de Internet también describen la segunda fase de la liga de 1989 como un torneo aparte; Wikipedia habla de campeón de la Copa Colombia de 1989 pero aclara que fue parte de la liga, mas insiste que no se jugaba desde 1981 (para un próximo artículo).

Que haya diversidad en torno a conceptos es válido, aunque hay criterios traídos de los cabellos, pero que haya yerros en informaciones y datos es inadmisible y, eso sí, demostrable y, por ende, corregible.

El insólito puntaje de esa segunda fase, llamada Copa Colombia, fue así: si un equipo ganaba los dos partidos a otro, tres puntos para el vencedor y cero para el perdedor; si un equipo ganaba uno y empataba el otro, dos puntos para el vencedor y cero para el derrotado; si un equipo ganaba un partido y perdía el otro, se definía por gol diferencia y se daba un punto al ganador y cero al otro y si el la diferencia de gol estaba igualada se definía por tiros desde el penal y el ganador recibía un punto y el perdedor ninguno.

Queda para otro artículo el resto del diseño del campeonato de 1989, a mi juicio, fuera de lugar…
Fuentes: El Colombiano, El Tiempo y El Mundo, domingo 21 de mayo de 1989.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top