Capsulas de Carreño

Las ‘Locuras’ de Rossi. Viernes del recuerdo.

===
Por Tobías Carvajal Crespo.

Columnista Cápsulas – Cali.

 

  • Historias insólitas.
  • Pidió ser expulsado por el árbitro.
  • Sólo dos sustituciones.

===

Cuando Néstor Raúl Rossi llegó a Colombia en 1949 para jugar en Millonarios tenía 24 años cumplidos.

Su gran estatura y en cierto modo corpulencia, le permitieron, en algunos momentos de su instancia entre nosotros, prestar su figura para modelar trajes de calle para caballeros. Algunos anuncios publicitarios de la época lo atestiguan.

Néstor Raúl Rossi el polémico centro medio de Millonarios. Archivo Tobías Carvajal. 

Como caudillo del medio campo, forjó pronto muy buena fama en el equipo ‘Embajador’ al igual que un Ángel Perucca, el ‘Portón de América’ en Independiente Santa Fe o Manuel el ‘Colorado’ Gíüdice en el Deportivo Cali.

Hombre muy temperamental, también hizo nombre por agresivo y pleitista. Algo así – y guardadas las proporciones- con un Eduardo Pimentel o Gerardo Bedoya en tiempos más cercanos a los aficionados de este siglo.

Tuvo ocasión entre 1950 y 1951 de compartir los éxitos de Millonarios, en los tiempos de ‘eldorado’ con el delantero español -natural de Galicia- Jesús el ‘Gallego’ Lires López, exactamente cinco años mayor que Rossi. 

El ‘Gallego’ jugó en Santa Fe en 1948 -salió Campeón- y 1949 y parte de 1951.

Ambos jugaron al lado de figuras como Julio Cozzi, Alfredo Di Dtéfano, Adolfo Pedernera, Ismael Soria, Alcides Aguilera, al igual que Gabriel Ochoa Uribe y Francisco ‘Cobo’ Zuluaga como aporte colombiano a aquella nómina.

Con el transcurrir de los años, Lires López dejó el fútbol activo y en 1953 (abril 19) hizo su estreno como árbitro en el partido que Santa Fe le ganó al Atlético Junior por anotación de 2-1 en Barranquilla, al cumplirse la 1ª. fecha de la I Vuelta del certamen.

A comienzos del año siguiente -1954- se organizó un torneo hexagonal -previo al campeonato- entre Millonarios, Santa Fe, Independiente Medellín, Atlético Nacional y los extranjeros Corinthians de Brasil y Palestino de Chile.

Para el día 28 de febrero del citado año se fijó el partido entre los ‘Embajadores’ y Corinthians en el estadio ‘El Campín’.

 

Jesús ‘Gallego’ Lires López (como jugador) entre Di Stéfano y Jacinto Villalba.  Archivo Tobías Carvajal.

La víspera del partido -según comentaba en alguna oportunidad Manuel Sanguinetti- Rossi visitó a Lires López, designado árbitro del partido, para pedirle el favor, en virtud de la amistad que los ligaba desde tiempo atrás, que por favor lo EXPULSARA del partido lo antes posible.

Insólita petición, muy propia de las ‘locuras’ del gigantesco jugador. El requerimiento de Rossi era por estar muy bajo de forma, de físico, por no haber guardado la mejor compostura personal en los días previos al juego.

Rossi ‘ofreció’ insultar a Lires López, incrementar su ‘pata dura’ frente a los brasileños, incurrir en una y otra falta descalificadora, pero por favor salir del campo a la mayor brevedad posible.

Y lo más angustioso para el peticionario, era la velocidad de los brasileños. Imposible para Rossi ayudar a controlarlos. “Te lo voy a agradecer mucho” terminó diciendo Rossi a Lires López, quien ofreció ‘total respaldo’ a su ex compañero en Millonarios, pero adversario cuando el ‘Gallego’ fue ‘Cardenal’.

Al día siguiente Rossi cumplió lo prometido: brindó un concierto de juego brusco a diestra y siniestra, incluido airados reclamos al árbitro para motivar su expulsión, pero Lires López hizo caso omiso de ello. No expulsó a Néstor Raúl Rossi y lo mantuvo en el campo de juego.

Gran ‘desquite’ del ‘Gallego’ por las ‘deudas pendientes’ de viejos enfrentamientos.

Para fortuna del cuadro bogotano y de su técnico/jugador Adolfo Pedernera, el partido concluyó con triunfo de Millonarios 1-0, gol de Julio ‘Stuka’ Ávila, al arquero, Gylmar dos Santos Neves, cuatro años después, campeón mundial con Brasil 1958.

Esa tarde Millonarios tuvo la siguiente línea ofensiva: Oscar Contreras, Ramón Alberto Villaverde (años más tarde jugó en Barcelona de España), Julio ‘Stuka’ Ávila, Mario Fernández y William Bautista (Liborio el ‘Leticiano’ Guzmán).

Para ‘colmo de males -y en ‘perjuicio’ de Rossi- no pudo ser sustituido, pues hace 70 años, sólo se podía reemplazar al portero y un jugador de campo y esa opción se ‘quemó’ al sustituir a Bautista por Guzmán. 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *