Capsulas de Carreño

«Londoño, el otro 9 colombiano de River» (Olé).

*Llegó Borja, pero Flabian metió un doblete en el 3-1 de la Reserva del CARP ante Gimnasia y sueña con lograr continuidad.

Flabian Londoño Bedoya el otro 9 colombiano de River que no baja los brazos. En Reserva, convirtió doblete ante Gimnasia. Foto Prensa River.
====

Por Héctor Sarlerno
ole.com.ar

Miguel Ángel Borja, el flamante número 9 que tanto quería Marcelo Gallardo y que heredó la camiseta de Julián Álvarez, despierta una gran ilusión en River. De mirar los goles de Juan Pablo Ángel y de Rafa Borré pasó a vestir la banda roja y podría hacer su estreno ante Gimnasia. Pero un escalón más abajo, con un perfil más bajo, hay otro centrodelantero cafetero que con su doblete en el 3-1 al Lobo en Reserva demostró que su olfato goleador está intacto: Flabian Londoño Bedoya.

​El goleador al que en Núñez comparan técnicamente con Falcao, el ídolo del pibe, lleva 19 goles en 37 partidos oficiales en la categoría, pero tiene un largo historial de lesiones pese a su corta edad. De hecho, es el motivo principal que le impidió pegar el salto a Primera: sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior (2018), múltiples lesiones musculares y el pasado 9 de abril, ante Argentinos, tuvo una mala caída que le provocó una fractura con desplazamiento en su clavícula derecha.

​El delantero de 21 años cumplió con el tiempo estimado de recuperación de 12 semanas y después de haber quedado afuera de la lista de octavos de la Copa Libertadores (Lucas Beltrán ocupó su lugar) y se sumó al plantel de Jonathan La Rosa para volver a sumar rodaje. Pegó la vuelta ante Huracán, jugó frente a Godoy Cruz y Vélez y en Estancia Chica se reencontró con el gol, y por duplicado.

De entrada, fue a buscar una pelota que peinó Joaquín Panichelli, encaró, aguantó bien con el cuerpo la marca del defensor del Lobo y definió muy bien, de zurda, ante la salida del arquero. Y en el segundo tiempo, después del golazo de Alfonso de media distancia, metió la punta del botín y a puro oportunismo la empujó casi sobre la línea de gol.

Nacido en Ebéjico, un municipio de diez mil habitantes ubicado a dos horas en auto de Medellín, el delantero diestro de 1,78 metro​ firmó su primer vínculo con River hasta diciembre de 2024 y con una cláusula de rescisión de 25 millones de euros, cifra similar a la que figura en el contrato Pablo Solari.

Flabian Londoño Bedoya, nació en Ebéjico, Antioquia.  Foto Prensa River.

Después de varios impulsos fugaces, Londoño Bedoya, más fanático del pool y del vallenato que del mate, sabe que no puede seguir desperdiciando chances y debe empezar a justificar por qué en Núñez lo tasaron con semejante valor. Condiciones le sobran, sus números le dan confianza, pero su físico se convirtió en su principal enemigo.

En julio del año pasado hizo su primera pretemporada con el plantel profesional en Orlando, pero se perdió los amistosos por una lesión muscular. Al regresar a la Argentina se confirmó que había sufrido un desgarro en el isquiotibial izquierdo y ese fue el comienzo de una seguidilla de lesiones musculares que terminó con la fractura de clavícula.

Sin embargo, con su capacidad de resiliencia que le permitió, por ejemplo, salir adelante luego de su primer golpe fuerte en el fútbol (una rotura de ligamento cruzado en la rodilla derecha que sufrió en la Copa Ipiranga 2018), Londoño Bedoya quiere seguir mostrando sus dotes de  goleador. Y a fuerza de festejos, no baja los brazos…
====

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top