Capsulas de Carreño

Los por qué de otro fracaso de Nacional.. Por Jorge Enrique Vanegas

 

Por Jorge Enrique Vanegas.

 

 

*Las cifras que son reales e irrebatibles., invitan a una reflexión de 360º y mirar todas las aristas.

-De nuevo Nacional, prolongó una sequía, que va en el cuarto año, sin ser capaz de llegar mínimo a la final del campeonato local. Es una pésima carta de presentación ante su afición totalmente defraudada y desilusionada con semejante salida cuando tuvo en el partido decisivo contra el incómodo Equidad todo para remontar y ser semifinalista.

-Y es un auténtico fracaso, sonoro y ruidoso,  porque teniendo la mejor nómina del país, en cantidad y en calidad individual, no colectiva, a la par del Junior -hizo la tarea en su serie-, otra vez decepcionaron  a la cauda enorme de seguidores y detrás de ello hay muchas razones acumuladas que no pueden ser enmascaradas y maquilladas con la fría cifra de haber sido el mejor en el todos contra todos, antes de iniciar la fase final con 34 puntos seguido por Millonarios con 33, hoy líder sumando en reclasificación 37 puntos.

-Nacional gran volumen ofensivo y de gol cuando se lo propuso; son 39 goles en 20 juegos (2 por partido en el año), y como local un promedio ofensivo de 3.2 en este campeonato, pero…..lo  oculto, al profundizar en el análisis, es que se trata de un cuadro muy desequilibrado, que cambia  como del día a la noche en condición de equipo visitante, y la muestra contundente de la inexplicable fragilidad del verde comparándose únicamente con los coleros Bucaramanga, Envigado, Patriotas, Caldas, Pereira, Chicó, a quienes superó en puntaje fuera de casa.

-Nacional hizo 32 goles en 10 compromisos en Medellín, manifiesto poder ofensivo. En carácter de visitante solo 7 goles en 10 partidos, encajó 10. Además, perdió el 50% de sus juegos a domicilio, y en sus impensados contrastes de desbalance de sus rendimientos, de los 35 puntos de temporada,  26 cosechó como anfitrión (75%) y apenas 9 afuera.  Lo superaron Millonarios, Cali y América de a 17, Equidad 16, Santafé 15, Tolima 13, Junior 12, Medellín -eliminado- 11 y Jaguares los mismos 9.  ¿Es este nivel tan precario de un equipo llamado a ser  campeón?  Es decir el peor equipo visitante entre los clasificados y el 11º de los 18 actores de la liga.  Está claro que así no se ganan los torneos y menos tiene explicación del técnico como de sus jugadores,  esta mediocre campaña por fuera.

-Fracaso porque en el Atanasio Girardot anotó el 82% de sus goles por un paupérrimo 18% cuando jugó como visita. Es un registro de un balance totalmente anormal.  Otra muestra de desequilibrio y que refleja con claridad que hay cosas que no funcionan en la dinámica de los dirigidos por Guimaraes y eso da luces de las razones y los por qué se ha fracasado.

-Y se agudiza el saldo para un club tan grande como el más ganador en Colombia y en el exterior, del país, con el siguiente dato: Lleva 5 juegos en línea de visita donde solo obtuvo 1 punto de 15 (6.6%).   El 95.4% quedaron para sus rivales.  La sucesión deplorable es, en orden: Tolima 2 Nacional 1, Cali 1 Nacional 0, Libertad 1 Nacional 0, Equidad 1 Nacional 0 y Nacional (Uruguay) 4 Atlético Nacional 4. Aquí se amplía el espectro de un análisis a la hora de hacer una evaluación de desempeño a un jefe de producción, Guimaraes, y su equipo de trabajo.  Con tales cifras dramáticas, qué puede pensar el inversionista dueño del club, su presidente ejecutivo, la junta directiva o la comisión técnica?  Y el manual de excusas y de Guimaraes tiene el carácter y tamaño de notaría.

-Y no dejar por fuera a jugadores que no generaron valor: Álvez, Castro, Banguero, poco los Candelo, el propio Jarlan Barrera, Vladimir Hernández, entre otros.

-Tras el fracaso que sí que ha producido ruido con eco y resonancia, tampoco es para perder la cabeza y pedir la del técnico brasilero costarricense.   Sin embargo estas cifras tan contundentes, desconociendo  cómo manejan los indicadores de gestión y métricas en la institución, invitan a una reflexión de 360º y mirar todas las aristas. Con estos datos y para técnicos conformistas de un discurso repetitivo con su manual de disculpas, se le podría decir así él enmascare y maquille la verdad de los resultados, que no debe engañarse ni así mismo, ni a sus superiores y, mucho menos, a la afición.  Reconocer que muchas cosas venían mal y terminaron mal.  Son cifras reales e irrebatibles.

Compartir:

Un comentario

  1. Victor H Restrepo Tapias.

    4 mayo, 2021 at 4:35 pm

    *Por comentario de Jorge Enrique Vanegas
    Cuanto admiro su asertivo comentario con estadísticas bien documentadas, creo que en estos equipos grandes es sencillo ganar o ganar y lograr triunfos lo demás son disculpas y vueltas locas como libélulas buscando la razón de este FRACASO.

    Dar un giro mi apreciado señor Vanegas es lo esperado, es lo ideal; pregunto lo lograremos con este técnico amarrete y dubitativo? Con estos jugadores de calidad pero tibios y trotoncitos sin mucho sacrificio? Con esos refuerzos que nada refuerzan antes desvalorizan el nombre del club.

    He considerado Nacional necesita una profilaxis completa empezando y confío que el nuevo presidente le de otro matiz, aunque el no juega, pero si puede por empezar a comprometer los jugadores para que salgan de ese confort, porque hasta ahora se han salvado de la presión porque no hay público y las tanquetas de la policía están ocupadas por este tiempo; cambiar y mejorar esa tal comisión técnica donde está Nájera que puede que sea buena persona y se ha preparado, pero el gran jugador o el gran líder no fue; incluir en ese cuerpo técnico un asistente o un referente del equipo, por ejemplo Hernán Darío Herrera el último que ganó algo con Nacional o porque no darle el equipo que si que conoce del ADN del equipo, que fracase, vaya y venga, hemos esperado los anteriores que han pasado sin pena ni gloria, porque darle la «caimaniada» a Herrera como técnico titular.

    No podemos pretender el giro esperado y que anhelamos con los mismos actores en escena. Paciencia? se ha tenido ya ni se sabe que hacer, todo mundo se coge la cabeza mirando quién tiene la solución.

    Roguemos al DIOS del cielo que marque la senda porque parece no veo en el entramado de Nacional hoy una solución a corto plazo y menos con este técnico que ya el mismo no sabe que hacer.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali, hincha de Nacional

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top