Capsulas de Carreño

Millonarios regala años y títulos entre 1938 y 1945.

Por Juan Manuel Uribe.
Historiador.
Columnista Cápsulas.

 

El club Millonarios de Bogotá fue constituido como sociedad anónima en junio de 1946, pero el equipo Los Millonarios, con este nombre, data de junio de 1939 cuando el Deportivo Municipal fue nombrado así por la célebre y cierta anécdota del periodista Luis Camacho Montoya: cuando la alcaldía capitalina retiró el apoyo económico al equipo, éste siguió con los jugadores argentinos de cuenta propia y el cronista dijo: “ahora los municipalistas son millonarios”. Y el nombre pegó de inmediato y de qué forma en el mundo del fútbol.

De El Tiempo del lunes 25 de marzo de 1946: “Los Millonarios de Bogotá han formado una poderosa entidad futbolera. Un capital de cien mil pesos tendrá el club… Los Millonarios, el famoso conjunto bogotano de fútbol, serán ahora millonarios de verdad… Los Millonarios, han dado un vuelco completo en materia de organización… Y para llevar a cabo ese plan, un grupo de simpatizantes del club bogotano ha decidido constituirse en sociedad anónima… Un club que pueda orientar el fútbol colombiano hacia el profesionalismo y eliminar el profesionalismo marrón… (léase que se practicaba no declarado, encubierto). Los Millonarios tendrán ahora domicilio social, estadio, personería jurídica…”

 

El Tiempo, página once.

El equipo ya había ganado el campeonato regional de Cundinamarca en 1943, 1944 y 1945 y ganaría también los de 1946 y 1947, lo que lo hizo el principal candidato al primer campeonato profesional de la Dimayor, el de 1948, en el que cayó ante Independiente Santa Fe, que ganó con lujo, tras haber sido comparsa de los torneos bogotanos dominados por Millos.

El Deportivo Municipal fue creado el 30 de enero de 1938 por fusión del Unión, equipo de la primera categoría, y el Municipal, de la alcaldía de la capital. Lideraron el hecho el alcalde Manuel Antonio Rueda Vargas y Antonio J. Vargas, presidente del Unión. Se formaba un poderoso conjunto con los recursos del municipio y con los muy buenos futbolistas del Unión que, creado en 1933, era uno de los principales equipos bogotanos (junto a La Salle y al América). Siguió en uso el nombre del Municipal y se utilizó el cupo del Unión en la categoría principal del fútbol bogotano. El uniforme era casaca blanca con el escudo de Bogotá y pantalón azul, que es el que va a incorporar en la camiseta como el principal. Hay anécdotas sobre el azul, pero ninguna cuenta por qué originalmente fue el de la pantaloneta del Municipal.

De inmediato, en febrero de 1938, se pensó en técnico extranjero y se escogió entre Fernando Paternóster y el uruguayo Donaldo Ross. A fines de abril del 38 llegó el célebre argentino y cumpliría las dos funciones de técnico del Municipal y de la selección Colombia que participó en los I Juegos Bolivarianos, realizados en Bogotá en julio y agosto de ese año 38. El zaguero mundialista jugó el domingo 19 de junio en el cotejo amistoso (también se decía “cordial”) que Municipal ganó 6-5 en el estadio de La Salle al conjunto local. Esa tarde actuó como atracción en el Municipal el arquero antioqueño Carlos Álvarez, que estaba en la capital con el plantel de Colombia. “Se llevará a cabo el encuentro entre los dos mejores equipos bogotanos: Deportivo Municipal, campeón bogotano, y La Salle, excampeón de primera categoría…”, El Tiempo, domingo 19 de junio de 1938, página 13.

Municipal acababa de ganar el campeonato bogotano sobre América, La Salle, Deportivo Andino, La Corona, Alianza y Universidad Libre. (La Salle ganó el campeonato de octubre, selectivo para el I Nacional de Fútbol que se realizó en Medellín en diciembre y que ganó Antioquia).

La nómina tipo de Municipal era: Roberto Rodríguez – Antenor Rodríguez, Juan B. Serrano – Manuel Pardo, Félix Villamizar, Alfredo Lega – Fermín Esteban, Francisco Carvajal, Tomás Emilio Mier, Antonio Martínez y Alberto Lega. Con la presencia del samario Mier, los demás eran bogotanos.

 

El Tiempo, lunes 9 de octubre de 1939, en la sección de información general telegráfica nacional.

El 29 de enero de 1939 Municipal venció 5-4 a la selección de Antioquia en El Campín. Esa tarde debutaron los argentinos Óscar Sabransky, Antonio Ruiz Díaz y Vicente Lucífero, los primeros jugadores extranjeros que actuaron para un equipo de fútbol de Colombia (en marzo llegaron Alfredo Cuezzo y Luis Timón). Al saque de honor entraron el embajador de Argentina en Colombia, el alcalde de Bogotá, Germán Zea y Antonio J. Vargas, presidente del Municipal. Hubo gran festejo en Bogotá por el triunfo local sobre el campeón nacional. A la vuelta de dos meses, tres figuras del equipo antioqueño llegarían a Bogotá contratadas por el Municipal: el arquero Carlos Álvarez, el delantero José de Jesús Zapata y el mediocampista Gilberto Piedrahíta.

“…los bogotanos con su clásico uniforme, pantalón azul y camiseta blanca”, El Tiempo, lunes 30 de enero de 1939.  La camiseta del Municipal llevaba el escudo de la ciudad de Bogotá, el Águila negra. Y para el partido del 6 de febrero siguiente contra el Deportivo Juventud de Barranquilla, que fue otro gran triunfo capitalino (2-0): “El equipo bogotano no se presentará esta tarde con su tradicional uniforme, debido a que el equipo barranquillero tiene el suyo casi completamente igual y como es costumbre el local tuvo que cambiarlo. Lucirá, pues, camiseta azul con el escudo de Bogotá y pantalón blanco”, El Tiempo, domingo 12 de febrero de 1939, página quince.

 

El Tiempo, enero 29 de 1940.

Sigamos la pista del nombre de Millonarios. En junio de 1939 el alcalde Germán Zea retiró el apoyo de la alcaldía y el equipo siguió su vida propia por supuesto sin el nombre de Municipal y se impusieron la camiseta azul y la pantaloneta blanca. (El escudo del Águila negra todavía lo utilizó en 1940 y desapareció para 1941). Se le conoció como Deportivo Independiente como se lee en el diario El Tiempo del lunes 10 de julio de 1939: “Son, pues, cuatro los equipos que actuarán en la temporada: Santa Marta, Barranquilla, Costa Rica y el Deportivo Independiente…” (Serán las selecciones de Magdalena y Atlántico, el tico Orión y el anfitrión bogotano). Y se lee en El Tiempo del lunes 24 de julio de 1939: “Tres meses van corridos ya desde que comenzó a hablarse en nuestros círculos futbolísticos de una gran temporada a base de los mejores conjuntos nacionales y de uno o dos extranjeros de gran potencialidad… del torneo, cuya organización tomó a su cargo el Club Deportivo Independiente o Los Millonarios, como les llama ya todo el mundo en Bogotá”.

Y sigue la pista. “…la propuesta formulada por el equipo Independiente, alias Millonarios, a la Liga de Fútbol de Cundinamarca para ingresar de nuevo a su seno”, El Tiempo, marzo 2 de 1942. Se refiere a la desafiliación que sufrió el club azul en los años 1941 y 1942, durante los cuales se dedicó a partidos amistosos internacionales y nacionales y a giras a Cali, Barranquilla y Medellín, con nómina costosa que incluía jugadores argentinos. No más en agosto del 42 llegaron Alberto Casco, Lino Taiolli y Alfredo Mariscotti.

 

Nótese el escudo tradicional de Millonarios en el buzo del arquero azul en esta foto de El Tiempo de 1944, página décima del lunes 17 de abril.

Después de 1942, es decir a partir de 1943, no se volvió a hablar del Deportivo o del Independiente, siempre de Los Millonarios, nombre que quedó oficial en la presidencia de Manuel Briceño Pardo, sin que haya perdurado el documento oficial: no existe. Es en la época que se diseña el escudo tradicional del club azul: el de los dos aros y la M. Se aprecia en un buzo del arquero del equipo ya en abril de 1944. Manuel Briceño Pardo fue el encargado del empalme con Alfonso Senior, el dirigente que en junio de 1946 lideró la constitución de la Sociedad Anónima, fecha que el club azul dejó como su origen y que olvida y excluye los ocho años de vida anteriores.

Pero la historia de cómo se tomó esa fecha es harto curiosa y se le puede seguir la pista.

Del diario El Tiempo del viernes 20 de diciembre de 1963: “Debe saberse que el Club de Los Millonarios festejará en 1964 sus veinticinco años de actividad, es decir sus Bodas de Plata. No resulta difícil suponer que para julio del próximo año Los Millonarios celebrarán con un gran torneo su sonada efemérides…” Es evidente que se remontaban a julio de 1939, o sea cuando al Deportivo Municipal se le puso el apodo de Los Millonarios. Esa celebración del 64 no se hizo pues se envolató ante el litigio, el definitivo, de la Dimayor y sus clubes profesionales con la Adefútbol, lo que afectó directo a Millos: la Conmebol lo eliminó de la Copa de Campeones/Libertadores en julio, ¡apoyándose en la resolución local de la propia Asociación Colombiana! La celebración del club bogotano se realizó en octubre de 1971 y se festejaron por fin las Bodas de Plata. La de 1964 le tocaba al presidente Roberto Valencia Torres y la de 1971 la hizo Ignacio Klein, que en julio reemplazó al mismo Valencia, que cerraba su segundo mandato (1969-1971). (Roberto Valencia fue arquero del Municipal en 1939).

 

Del libro Millonarios – El Ballet Azul, de Guillermo Ruiz. Los Millonarios, nombre acuñado en julio de 1939. Aquí los integrantes del equipo en ese momento.

Recordemos otros hechos de Millonarios antes de 1946. El primer partido internacional: fue el 26 de marzo de 1939 en El Campín, 2-2 contra el Panamá Sport Club de Guayaquil, Ecuador. El primer club argentino que enfrentó fue Atlanta, el 28 de enero de 1940, en El Campín, perdió Millos 0-3. Millonarios: Carlos Álvarez, Ronquillo y Antenor Rodríguez; Cuezzo, Sabransky y Pardo; Gómez, Fuentes, Lucífero, Ruiz Díaz y Suárez. Entrenador: Fernando Paternóster. Atlanta: Moscona, De Felice y Fachetti; Valdatti, Toledo y Esperón; Martino, Mesuraco, Maffei, Ramos y Belfiori. Entrenador: Ernesto Lubet.

La primera gira la hizo a Cali en octubre de 1939 y el domingo 8 le ganó 3-2 al América. Fue el primer partido de Millonarios contra un rival de la futura Dimayor. Del diario El Tiempo del lunes 9 de octubre: “Ocho mil espectadores se congregaron en el estadio departamental de San Fernando (Pascual Guerrero desde enero de 1949) para presenciar el debut del equipo de Los Millonarios de Bogotá contra el América de esta ciudad. Enorme interés ha despertado la presentación de Los Millonarios y a tiempo de iniciarse el partido, el aspecto de la cancha era imponente y el tiempo precioso… América (camiseta roja): Gómez, Martínez y López; Salinas, Castro y Pulga; Dimas Gómez, Lalinde, Alcíbar, Guayaquil y Dobbles. Millonarios (camiseta azul, pantalón blanco): Carlos Álvarez, Sabransky y Antenor Rodríguez; Cuezzo, Gilberto Piedrahíta y John “Dominicano” López; José Zapata, Pacho Carvajal, Timón, Ruiz Díaz y Antonio Martínez”.

El segundo rival de los colombianos tradicionales fue el Junior, el 9 de febrero del 41 cuando ganaron los ñeros 2-1 en El Campín. Millonarios: Manuel Tapias, Ronquillo y Antenor R.; Paz, Sabransky y Pardo; Antonio Posse, Huertas, García, Ruiz Díaz y Lezcano (Pacho Carvajal). Técnico: Ruiz Díaz. Junior: Mattos, Lara y “Vigorón” Mejía; López, Joliani y Quintero; Ramírez, Meléndez, Pastor, Marcos Mejía y Felipe Suárez. Técnico: Jack Greenwell. Divisas: Juventud (a veces todavía se le ponía al Junior su nombre original), roja a rayas (con blanco); Millonarios, azul y blanco. Juez del partido: el conocido árbitro Kowell (Roberto), de El Tiempo del lunes 10 de febrero de 1941 (impresas fotos de los dos equipos).

El siguiente rival de los que serían tradicionales fue el Medellín, ganador 2-1 el 15 de marzo de 1942 como local en el estadio de Los Libertadores (hoy barrio San Joaquín).

El domingo 24 de enero de 1943 el Medellín repitió triunfo ante Millonarios, esa tarde fue 4-2 en El Campín y la alineación anunciada del campeón antioqueño fue: Julio “Chonto” Gaviria – Facio Fonnegra y Alberto Villa – Alfonso Serna, Luis Patiño y Luis “Capi” Jaramillo – Hernando Echeverri, José “Mico” Zapata, Abraham Restrepo, Libardo Rico e Israel Echeverri. Eran partidos amistosos que interesaban al público y que dejaban ganancias a los empresarios que montaban los juegos. La existencia de por lo menos diez equipos sólidos daba para que se jugara el campeonato nacional de clubes, pero la Adefútbol no tuvo en sus miras la capital instancia, solamente entendía el torneo nacional de selecciones departamentales y aún ese certamen dejó de hacerlo los cuatro años comprendidos entre 1942 y 1945.

El domingo 3 de junio de 1943 se jugó el primer clásico bogotano de la historia entre Millonarios y Santa Fe y fue en el marco del campeonato de Cundinamarca. Ganó el azul 4-1. Millonarios formó con Luis María Rodríguez – Hernando Vargas y Jaime Rodríguez – Castro, Mariano Orozco y Castillo – Posse, Manuel Fandiño, Édgar Paz, Álvaro Mendoza y “Mono” Vargas; DT: Ruiz Díaz. Santa Fe con Hernán Gómez – Jorge Fajardo y Guillermo Lara – Ernesto Gamboa, Vásquez y Vargas – Daniel Ferro, Castañeda, Enrique Lara, Antonio Martínez y Páez.

Sobre el paso de Antonio Martínez de Millonarios a Santa Fe se expresaba un sector de la barra azul en estos términos: “La medida más urgente es romperle las canillas a Antonio Martínez, que traicionó nuestra causa solicitando el ingreso al Santa Fe”, El Tiempo, lunes 29 de marzo de 1943. De la expresión no se pasaba jamás al hecho, era no más una expresión del ánimo de algunos hinchas.

Para quienes siguen al Unión Indulana por su relación con el Atlético Nacional: el domingo 12 de septiembre de 1943 Millonarios ganó 4-3 en El Campín: “Momentos de gran brillo en el encuentro”, El Tiempo, lunes 13 de septiembre de 1943. La alineación anunciada del Unión Indulana, cuyo uniforme era casaca verde y pantaloneta roja, fue: Carlos Álvarez (refuerzo, no era del equipo) – Manuel Londoño y Campo Elías Álvarez – Miguel Álvarez, Guillermo Villa y Hernán Montoya – Gabriel Álvarez, Darío “Gago” Gómez, Jorge Giraldo, Alfonso Londoño y Uriel Ríos.

El domingo 23 de abril de 1944, en el campeonato regional, Millonarios batió 5-0 a Santa Fe. Millos: Cuevas, Jaime y Antenor Rodríguez; Castro, Orozco y Chaves; Castillo, Fandiño, Paz, Mendoza y Vargas. Santa Fe: Mejía, Gómez y Lara; Ferro, Vásquez y Roberto Mendoza; Daniel Ferro, Lara, Silva, Quintero y Antonio Martínez.

El 24 de septiembre de 1944 Independiente Santa Fe le ganó 3-2 a Millonarios. Santa Fe: Santiago Ureña, Guillermo Lara y Simón Ferro; Roberto Franco, Forero y Vásquez; Darío Ferro, Castro, Enrique Lara, Roberto Mendoza y Antonio Martínez. Millos: Manuel Tapias, Antenor Rodríguez y Celso Montaña; Pacho Carvajal, Mariano Orozco y Carlos Chaves; Castillo, Jaime Cardona, Édgar Paz, Álvaro Mendoza y Hernando Vargas. Valga anotar que este fue el único triunfo del Santa Fe sobre Millonarios en la época preprofesional, lo volvería a hacer en los cruciales dos clásicos del campeonato rentado de 1948.

Año de 1939 cuando al Deportivo Municipal empiezan a llamarlo Millonarios. Camisa blanca con el escudo de Bogotá y pantaloneta azul. De pie: Ignacio Izquierdo, Carlos Álvarez, Alfredo Cuezzo, Manuel Pardo, Oscar Sabransky, Antenor Rodríguez. Hincados: Antonio Martínez, Antonio Ruiz Díaz, Francisco Carvajal, Vicente Lucífero y Antonio Posse. Foto del libro de Guillermo Ruiz Bonilla.

El domingo 22 de abril de 1945, en el torneo capitalino, Millonarios ganó 2-1 a Santa Fe. Millonarios: Hernando Cuevas, Guillermo Vanegas y Antenor Rodríguez; Montaña, Orozco y Alfonso Soto; Gustavo del Castillo, Fajardo, Édgar Paz, Álvaro Mendoza y Miguel Talero. Santa Fe: Chacón, Guillermo Lara y Guardiola; Franco, Simón Ferro y Quintero; Rafael “Canoíta” Prieto, Castro, Luis Robledo, Enrique Lara y Roberto Mendoza.

 

Millonarios fue pues un pibe que quedó como bautizado, o mejor confirmado, a los ocho años de nacido. Pero ¡la fecha de ese reconocimiento fue en octubre de 1971! Y, a esa edad de ocho años hizo la primera gira internacional, en octubre de 1946 a Ecuador. Entre todos los partidos se destaca el 5-2 sobre Emelec, campeón de la provincia del Guayas ese año, el día 12: “Los Millonarios han causado gran sensación en Guayaquil”, El Tiempo, lunes 14 de octubre de 1946.

Muy destacados fueron los cinco campeonatos de Bogotá/Cundinamarca que ganó Millonarios entre 1943 y 1947, en un dominio absoluto. Los subcampeones fueron: Independiente Santa Fe (1943, 44 y 47), Universidad Nacional (1945) y Colo Colo (1946). Pero como pasó con todo el fútbol colombiano: antes de 1948 nada se cuenta ni cuenta.

Y ante la falta de archivos de los clubes, de la Dimayor y de la Adefútbol y su sucesora la FCF, la reconstrucción se hace por los periódicos, la valiosa fuente histórica conservada en las hemerotecas (ahora, mucha información disponible en Google). Los testimonios orales, harto agradables, son una guía, no pocas veces confusos y anacrónicos.

COLOFÓN.

La historia de muchas instituciones, no solo del fútbol, muestra cómo se necesita que su fundación o creación sea ratificada o escogida en alguna fecha años después. Se entiende porque se busca un día de celebración para un club, o institución, cuando ha hecho nombre. Lo curioso está en que Millonarios se quita años…

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Taborda Restrepo

    22 enero, 2022 at 4:29 pm

    POR LA CRÓNICA DEL HISTORIADOR JUAN MANUEL URIBE
    De extraordinario valor la crónica sobre origen y resultados de Los Millonarios, máxime de una autoridad de verdad representada en Juan Manuel Uribe. Tiene Juan Manuel la casi excepcional virtud de no ser un investigador por cumplir compromiso, o «google». Jamás; él entiende y conoce los complicados procesos del balompié en general, ofrece historias porque es, ante todo, un historiógrafo. Igual a «Borocotó», a Ardizzone, a Frascara, a Fun, a Ardigó y pocos otros, sabedores del fútbol por principio ingénito; sin conocimientos sobre adquiridos ni complacientes.
    Jorge Taborda Restrepo

    Hincha de Medellín
    San Pedro de Los Milagros Antioquia)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top