Capsulas de Carreño

Sebastián Viera y Junior, una historia para contar. Por Hugo Illera, Diario Deportes

Por Hugo Illera, Diario Deportes.

 

 

*Encontró en Barranquilla todo: Titularidad a perpetuidad, títulos, hazañas y donde ha formado una linda familia.

La vida siempre nos depara sorpresas en la esquina menos pensada. La noche del sábado, viendo cómo Sebastián Viera le daba otro triunfo al Junior de Barranquilla, con su noveno gol de tiro libre en nuestra liga, recordaba aquella tarde en que Arturo Char, presidente del equipo entonces, nos pidió el favor de consultar, a través del incipiente Internet, la labor de cinco arqueros.

He recordado tres, los paraguayos Justo Villar y Diego Barreto y el uruguayo Sebastián Viera. La respuesta y los datos que conseguí mostraban a cuatro de esos cinco arqueros en plena actividad. O sea que, en el orden de contactarlos, el quinto y último sería el que no estaba en actividad. Char se fue a Asunción, aprovechando un sorteo de Copa Libertadores, y habló con Villar y Barreto miembros de la selección de su país junto a Aldo Bobadilla.

Después, contactó a los otros dos que no he podido recordar y, finalmente, por una u otra razón, apareció el nombre del quinto y último: Sebastián Viera.

Viera había sido titular en el Villarreal de España desde el 2005 hasta el 2008. Luego, en la temporada 2008-2009 sólo actuó en tres partidos de copas y ninguno de la liga. Al año siguiente, en el 2010, se fue al Larisa de Grecia. Un cambio brusco, inentendible para un arquero de su calidad.

Viera tenía todo en contra para venir al Junior. Estuvo inactivo, se fue de la liga española a la griega y, entre el 2010-2011 sólo había jugado 20 partidos. El otro gran inconveniente es que estaba en Europa y eso implicaba una inversión importante para que viniera. Había que hacer un esfuerzo monumental en dinero. Además, que debió ser una sorpresa para él que el Junior fuera a buscarlo intentando regresarlo de Europa.

Y la sorpresa fue mayúscula cuando Viera aceptó venir. Que se alinearon los astros, es posible. No sabemos que le planteó Arturo Char a Viera para que decidiera aceptar. Lo que sí es cierto es que, esa negociación, marcó un hito en la historia de nuestra liga. En prestigio y en inversión.

La noche del sábado, mientras celebraba con sus compañeros, después del golazo de tiro libre que le hizo a Joel Graterol arquero del América, recordé al quinto en la lista, el que parecía imposible que viniera. Era ese que corría sin buzo, el que va para 11 años en Barranquilla, en esta bendita ciudad donde encontró todo. Titularidad a perpetuidad, títulos, hazañas y donde ha formado una linda familia.

Villar y Barreto ya están retirados. Con seguridad “los otros dos” también. Pero Viera sigue vigente, jugando y rindiendo y con el mismo entusiasmo como cuando Santiago Ostolaza lo hizo debutar en el 2004 con su Nacional de Uruguay.

Es que viejo es el sol. Y todavía alumbra…

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top