Capsulas de Carreño

¿Y por qué condenar y no esperar?.. Por Jorge Alberto Cadavid M.

MEDELLÍN. Yerson Candelo marcó punta, de buen trabajo enfrentado acá a Wilfrido De La Rosa, venido a menos en su fútbol ofensivo. @nacionaloficial ganó 5 – 2 @Corpereira por la fecha 3 de la #Liga. @Dimayor.

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

 

 

*El contendor obliga a ser cautos respecto de la euforia, pero el resultado cohesiona, motiva la confianza.

Yo sé que traemos una estela de desaciertos, de malos manejos y equivocaciones en lo deportivo, que lo hecho en cuatro partidos solo tiene la alegría de la segunda etapa ante el Pereira, es un progreso, que obliga a un compás de espera, entonces es viable hablar de estar en construcción.

La etapa inicial desnudó los acostumbrados dolores de cabeza en defensa, dos goles donde los dos hombres delante de la defensa de cuatro, no respaldaron. Será esto lo próximo a revisar por Guimaraes porque ni Rovira ni Perlaza son lo que esperamos.

Volver con Candelo como marcador es mirar al pasado cercano, cuando él es útil desbordando por el flanco y centrando, fue de lo mejor en la inicial, mientras Banguero otro lejos, muy lejos.

El doble nueve fue novedad y me gustó, de pronto Álvez estuvo impreciso, pero se movió bien y Duque tres anotaciones hablan de él.

La complementaria fue el mentís para la tregua solicitada, Nacional fue dueño de la pelota, del control de juego, fue otro distinto, actitud, llegadas hilvanadas por dentro y por fuera y goles, se sentó superioridad clara, respecto de los de la Perla del Otún.

El contendor obliga a ser cautos respecto de la euforia, pero el resultado cohesiona, motiva la confianza dentro del grupo y puede generar seguridad en el técnico.

Lo mejor ver unos minutos en la cancha a un joven como Ángel, con buenos augurios y la expectativa esperar se consolide Olivera y llegue Castro.

No es el momento de quemar las velas.

Compartir:

3 comentarios

  1. Rafael Ignacio Correa González

    1 febrero, 2021 at 9:55 am

    *Identificado con Víctor
    Me identifico con Victor en lo expresado.

    Mas que condenar como dice mi buen amigo Jorge, lo que se ha expresado es el gran sentir y muy palpable situación de lo que ha mostrado las acciones hasta ahora del equipo.

    Lo que sucedió en el segundo tiempo es lo mínimo, lo esperado, no debería sorprender, TENIA que suceder ó de lo contrario de que estaríamos hablando?..

    Esa es la diferencia entre un equipo GRANDE y uno que viene de larga estadía en la «B»…marcar diferencia en juego, Goles…por nómina, por jerarquía, por Gloria…la verdad NO DEBERIA SORPRENDER, así tiene que ser..no había otra situación y era lo que pedíamos…ahora toca seguir así marcando diferencia en juego, ganas, talante, amor propio, mostrando los dientes con TODOS los equipos.

    Eso esperamos la gran mayoría…creo yo
    Rafael Ignacio Correa González, columnista Cápsulas

    Posdata. y a esto se suma la poca ó nula difusión de ESPN por parte de los Argentinos al no tener equipos de ellos en la final..es increíble…

    Hincha de ATLETICO NACIONAL
    Medellín

    • Gustavo Ruiz

      1 febrero, 2021 at 1:07 pm

      *Es injusto
      Lo duro que le han tirado a los narradores argentinos. Siquiera no difundieron ese bodrio. Póngase usted en su lugar: usted es un profesional, aspiraba a una final de Libertadores entre Nacional y Medellín, los eliminan dos brasileros y salen con, cito las hermosas palabras de Saúl Restrepo, esa pecueca de partido. ¿Qué hace? ¿Hacer análisis complejos con la convergencia de la línea y los desmarques de ruptura sumados a las ABP transversales? ¿Dormirse? o Abiertamente decir la porquería que está pasando. Ese partido no tenía arreglo.
      Gustavo Ruiz, Medellín

      Hincha de NACIONAL.
      Medellín

  2. Victor H Restrepo Tapias.

    31 enero, 2021 at 9:43 pm

    *El compromiso del jugador que llega a Nacional
    Hay un gran dilema para quien llegue a Nacional y es la obligaciòn que al venir a un equipo grande, como tal debe responder.

    Lo que ha pasado en estos últimos años es que todo el que ha llegado a creído que encontró la veta y ya no hay que cavar mas; los jugadores creen que es ponerse la camiseta y ya es suficiente, se les olvida que hay un nombre, una historia triunfal, hay una jerarquía que no admite mediocridades ni cosas a medio hacer, hay que venir a entregarlo todo y la camiseta de este equipo se hace muy pesada porque desafortunadamente nos enseñaron a ganar mucho y constante, es como los adictos a algo no nos puede rebajar la dosis, me atrevo a decir que en este caso, el fútbol, nos tienen que aumentar la dosis, entonces no nos podemos quedar ahí esperando la dosis de ganar y de triunfos a cuenta gotas.

    Es por eso que para técnicos, jugadores y hasta directivos en estos equipos parece ser que no hay margen de error, de procesos, de espera esto es como el famoso héroe aquel: «vine, vì y vencì» no hay otra.

    Desafortunadamente para los futbolistas en estos equipos le pueden pasar dos cosas: o se catapultan al estrellato dàndolo todo o descienden como vasija de aljibe a lo oscuro, lo rebajado por no decir muchas veces a perder valor.

    Hay que ser de otro tipo para llegar a un equipo grande y sino miren cuantos jugadores han pasado por Nacional sin pena mi gloria.

    El señor Guimaraes no sè si lo visulaizò asì, no es lo mismo llegar al América de ese entonces, aunque grande, no se esperaba mucho de ese equipo sin embargo se encontrò con el tìtulo.

    En Nacional es una obligaciòn impajaritable lograr títulos y jugar bièn porque insisto, desafortunadamente el que llegue tiene el listòn muy alto y los objetivos son exigentes si o si, mejor dicho la presiòn externa ahoga y ha ahogado a muchos.

    Es claro que en este Nacional no hay un jugador desequilibrante capaz de el solito, obligar a una defensa a tener por obligación siempre cuatro defensas cuidàndolo y ese era Duvàn Vergara y acà no lo tiene, el América de Guimaraes sus jugadores tenìan hambre de gloria porque la gran mayorìa eran desechos de otros equipos, a diferencia del que llega a Nacional al que cree que ya piso la gloria y no hay que hacer nada mas, todo està consumado, saquemos la hamaca, las gafas y las pantuflas que se acabo el esfuerzo, como el que mañana madruga a recibir su pensiòn.
    Víctor H. Restrepo Tapias, Cali

    Hincha de Nacional
    Cali.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top