Capsulas de Carreño

«A mi manera»: Hoy comienza una nueva ilusión (Charles Figueroa Mendoza)

Por Charles Figueroa Mendoza

 

*Dios permita que el caminar de nuestra selección sea el esperado pues las etapas en el fútbol se solidifican con títulos y la Colombia de Pékerman todavía no consiguió ninguno.

La fiebre amarilla, como se bautizó la pandemia futbolística que se desató con la participación del seleccionado colombiano en el último mundial retorna  a las canchas del mundo, esta vez en territorio Chileno. El país austral por esta época es frío en exceso, el hielo se mete entre los huesos  y se experimenta dolor físico, sin embargo el fútbol tiene el poder de cambiarlo todo convirtiendo la sensación térmica en una sensación de calor extremo, he ahí otra magia del balón.

¡Gol de Yepes! Grito que dejara de escucharse a partir de hoy cuando comienza nuestro seleccionado a escribir una nueva historia. Nuestra selección quedo apoltronada junto con Brasil, Perú y Venezuela. En el papel no tendríamos problemas para clasificar al junto a la Canarinha, pues tradicionalmente el fútbol nacional estar encima de Venezolanos y Peruanos.

Como nos cambia la vida, la polémica se ha centrado en la titularidad de Radamel Falcao García el icónico atacante de la selección nacional. Un grupo se decanta por excluirlo de la formación inicial con el válido argumento de una pésima temporada, esgrimiendo con razón que las alineaciones deben estar acordes con el momento actual de los jugadores y sinceramente los números de Falcao están por debajo de los otros cuatro compañeros atacantes. Jackson, Bacca,Teófilo y Muriel tuvieron una mejor temporada en sus respectivos equipos.

Lo cierto es que una de las grandes virtudes de la selección radica en haber conformado una familia, que los jugadores independientemente de su nivel individual en los clubes cuando llegan al equipo nacional sufren una transformación absoluta, olvidan sus penurias y malos momentos y hacen un equipo monolítico, con memoria futbolística y anímica, eso lo hemos visto en múltiples oportunidades.

Colombia, que es favorita de muchos especialistas, inicia su caminar en el torneo más antiguo del mundo enfrentando a Venezuela, «pan comido» he escuchado de algunos aprendices del comentario que olvidan o no saben que la bestia negra de nuestro seleccionado es precisamente el combinado de la «hermana República». Colombia no le gana un partido a la vinotinto desde septiembre de 2010, nos amarga la vida y se da el lujo de sacar técnicos de nuestra selección. Al » Chiqui» Garcia lo echaron después de empatar 2-2 en San Cristóbal por la eliminatoria para Corea-Japón, a «Pacho» Maturana al caer en Barranquilla con gol de Juan Arango camino a Alemania y el último fue Leonel Álvarez a quien no le perdonaron el empate 1-1 en Barranquilla, resultado que dio inicio a la era Pékerman quien tampoco se salvó de la afrenta vinotinto pues cayó en Cachamay con gol de Salomón Rendón en las pasadas Eliminatorias.

Ojalá iniciemos con pie derecho, estoy convencido, y Dios permita que el caminar de nuestra selección sea el esperado pues las etapas en el fútbol se solidifican con títulos y la Colombia de Pékerman todavía no consiguió ninguno.

La Copa no sale de Argentina, Brasil, Colombia y Chile en su orden. Los gauchos por el buen momento de sus jugadores y porque sería imperdonable que la generación de Messi se fuera sin ganar un título, Brasil porque es el favorito de cuanta competencia encare, Chile más que nada por su condición de local, mientras el favoritismo de Colombia radica en las buenas ejecutorias de nuestro equipo en los últimos años.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top