Capsulas de Carreño

A Nacional lo condenaron sus pifias defensivas y su ineficacia. (r.v.)

Por Rafael Villegas.
@lidervillegas

En el juego de la Copa Libertadores frente a Olimpia, Nacional fue más en ataque que en defensa. Los yerros defensivos y la brillante actuación del arquero visitante Olveira, dieron al traste con lo que pudo ser una noche verde.

En Nacional, la salida en función de ataque de los laterales es fundamental; por lo tanto, el equipo debe ser muy aplicado en los relevos para no desnudarse atrás. El técnico Autuori ha utilizado dos volantes centrales y dos con salida, Candelo a la derecha y De Ossa a la izquierda, que en función de ataque le dan al equipo la verticalidad que implementa el cuadro verdolaga; pero cuando son atacados no logran regresar para cubrir la espalda de sus laterales, obligando a los volantes centrales a realizar esa labor.

Al final, gran resultado para Olimpia, su segundo empate como visitante y frente al rival más fuerte del grupo; empate duro para Nacional que mereció más por lo expresado en la cancha. Foto @nacionaloficial.

Si se tiene en cuenta que Gómez y Palacio tienen tendencia de ir al ataque para sumar hombres en ofensiva, queda a las claras que el equipo pierde balance defensivo; lo que obliga a los zagueros centrales a salir a zonas donde son superados en muchas ocasiones.

A lo anterior, que es un tema de funcionamiento, se suman las equivocaciones individuales como aconteció con Castro Devenish quien pierde una pelota en salida y Andrés Román a quien sorprenden, por confiado con un pase profundo; dos pifias que terminan en goles en contra.

En ataque Nacional es otra cosa, salidas rápidas, verticales llevan siempre peligro, pero sin efectividad en la puntada final; solo Pabón quien está en vena goleadora-6 goles en la presente Copa-; pareciera ser la solución.

Olimpia tuvo un plan de juego claro, más preocupado por sostener el balón, por jugar el partido antes que pelearlo; además tuvo en su arquero Gastón Olveira, la gran figura del compromiso al resolver con acierto por lo menos 5 jugadas de gol.

Nacional mereció ganar, tuvo momentos de buen futbol, pero no fue continuo; por tiempos lució como equipo lagunero.

El empate tempranero de Cardozo, el adelantamiento de líneas de Olimpia, su manejo de pelota… hicieron que Nacional perdiera el impulso, al equipo se le vio falto de intensidad y no se percibía competitivo como lo quiere su técnico… hasta la llegada del gol de Devenish para el 2×1, allí el local volvió a despertar y buscó aprovechar el desconcierto de la visita que no esperaba semejante mazazo.

El técnico visitante Aguirre refrescó el equipo y para el ataque ingresó al gigante argentino Bruera, quien al final marcó el empate 2×2. Autuori responde al gol en contra con cambios que lucieron tardíos y reactivos ante el empate de Olimpia, cuando desde antes se pudo haber sostenido la victoria parcial; ingresa Jarlan Barrera para tener mayor generación y Da Costa para solucionar arriba, el brasilero poco o nada hizo en los minutos que tuvo.

Al final, gran resultado para Olimpia, su segundo empate como visitante y frente al rival más fuerte del grupo; empate duro para Nacional que mereció más por lo expresado en la cancha de no mediar sus torpezas defensivas y la presencia de un gigante en la portería contraria: Gastón Olveira.
@lidervillegas

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *