Capsulas de Carreño

A qué juegan las directivas del DIM? Por Carlos Andrés Mesa Jaramillo, México

No es la primera vez que hinchas del DIM piden que el equipo cambie de dueños. Foto tomada del portal dalerojo.net.

Por Carlos Andrés Mesa Jaramillo, México

 

*Se requiere en un corto plazo que vendan el equipo a un grupo económico serio, con músculo financiero.

Es una pregunta que nos hemos hecho los hinchas a través del tiempo, en diferentes épocas y sobre todo en la actual, ya que observamos decisiones tomadas tanto administrativa como deportivamente las cuales rayan en lo absurdo, las más visibles como  la salida a raudales de jugadores y la no contratación adecuada de reemplazantes de categoría.

A través de los años hemos visto que la poca o buena gestión qué hicieron en un inicio los directivos, lo están convirtiendo en algo nefasto. Una hipótesis que se maneja es que si realmente lo están haciendo para una posible venta en un futuro inmediato lo cual sería lo mejor, ya que es increíble que de un equipo que ganó la Copa Águila, sólo queden dos referentes y no me extrañaría que Jesús David Murillo saliera en próximos días incluso cuando ya estuviera en marcha el torneo Colombiano cómo hemos visto descaradamente  en anteriores ocasiones.

La salida de jugadores importantes son pan de cada día y la lista es muy amplia y conocida para hacerlo en este espacio.  Lo que aún no se entiende es cómo existen hinchas que defienden la gestión de esta directiva, empezando por la supuesta barra representativa del equipo que se vende por otros intereses y sus trapos los enceguecen.

Realmente las directivas no han sido claras con la hinchada ya que han caído en reiteradas contradicciones al afirmar que tienen un proceso y una planeación para el equipo, sin embargo cualquier persona tanto hinchas propios como rivales se pueden dar cuenta que en vez de mejorar el equipo, éste cada día va peor. La sensación actual del hincha es de impotencia, rabia, tristeza o todas las anteriores al observar cómo los directivos toman decisiones realmente patéticas que no benefician en nada, y más si en pocos días, se tendrá de nuevo un compromiso tan serio e importante como es la Copa Libertadores y adicionalmente el torneo colombiano.

Al parecer en pocos días podría llegar la noticia del retorno de Jackson Martínez lo cual harían como una estrategia para bajar el enojo a la hinchada, sin embargo, saben que las condiciones no son las óptimas por su lesión crónica y realmente no estaría en condiciones para disputar todos los partidos tanto de Liga como de Copa Libertadores. Considero que hubiera sido un buen recambio en la época en la que se encontraba Germán Ezequiel Cano, pero ahora no hay un referente en la delantera. Era más factible traer Cristian Camilo Marrugo qué estaba en un nivel aceptable en el Puebla Mexicano y de él siempre esperaríamos la jerarquía y experiencia que a otros jugadores en esa posición le faltan, aunque ya vimos la novela y las mentiras por parte de los directivos en ese caso.

Me da tristeza que un ídolo como Aldo Bobadilla, que me parece un gran técnico y que hace tiempo no teníamos un técnico con el carácter, tenga más probabilidades de fracasar al no tener herramientas. Y lo más triste es ver que varias personas ya lo están criticando por su silencio en la forma en que le están sacando las piezas claves del equipo.

Lo que queda por parte de la hinchada es unirse para presionar a los directivos para realizar una posible venta del equipo. Lo ideal, y es un sueño utópico de los hinchas, es que exista una democratización ya que el nombre actual es claro, “el equipo del pueblo” y no como en algunas ocasiones que ha sido de un mecenas que se convierte en un dictadorcillo y claramente hacen y deshacen con el equipo perjudicándolo en todos los aspectos.

Ojalá que el máximo accionista se dé cuenta del daño tan grande que le está haciendo al equipo y se haga a un lado. Se requiere en un corto plazo que vendan el equipo a un grupo económico serio, con músculo financiero que realmente si quiera invertir, que tenga aspiraciones deportivas tanto a nivel Nacional como Internacional y no tome decisiones basadas en la improvisación tanto deportiva como administrativamente.

POSDATA.
Por este medio reciba un cordial saludo y aprovecho para presentarme.
Mi nombre es Carlos Andrés Mesa Jaramillo, nacido en Medellín, Colombia, hace 40 años.
De profesión Ingeniero con estudios de Maestría en Administración y Doctorado en Ciencias de la Educación.
(Bienvenido Carlos Andrés, columnista Cápsulas cuando se publicaba en El Colombiano-digital).

Compartir:

8 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top