Capsulas de Carreño

AIBMOLOC vs. URUGUAY. Por Juan Felipe Betancur Ramírez

BARRANQUILLA. Uruguay celebró tres veces y ganó con tranquilidad. Los colombianos no se vieron por ningún lado. Foto @Conmebol.

Por Juan Felipe Betancur Ramírez.

 

*Colombia que, en vez de pensar en clasificar, habla en eliminatorias; si seguimos así, pronto lo estaremos, eliminados; falta poco.

El fútbol competitivo tiene eso, resultados. Cada plantel, cada selección debe presentar lo mejor que en el momento puede convocar con el deber de ofrecer una disposición en su comportamiento deportivo y competitivo, que vaya a la par con las individualidades en bien de lo colectivo, del país y de las aspiraciones al mundial en Qatar.

 

Colombia jugó al revés, así como está escrito; Aibmoloc y, Uruguay con un claro y marcado posicionamiento durante el juego. Además, cuando tenía la posesión del balón, muy acertado, con un juego directo la mayoría de las veces, aplicando variedad al realizar elaboración, corto, largo, profundo, con cambios de orientación y con técnica depurada.

 

Uruguay, con líneas cercanas, agrupadas con un propósito claro y muy bien aplicado, cerrar líneas de pase, sí que lo logró. Ganó rebotes en mayor proporción que Colombia y para destacar. Nos superó en doblajes de marca, presión, anticipos; en momentos de acelerar y retardar, muy efectivo, a los 5 minutos ya tenía el marcador a favor, 0x1.

 

Colombia, ver jugar al adversario, ¿Hasta cuándo? Voy a responder; hasta que tengamos una identidad, un modelo, un estilo de juego que se parezca a nuestra cultura y a nuestro folclore; a nuestra manera de vivir y sentir desde la parte humana, familiar y social en nuestra patria querida, hasta cuando creamos en nosotros.

 

Si me atreviera, a traer y compartir cada anotación de mi libreta, desde el minuto 2 del primer tiempo, Colombia (la leí AIBMOLOC, así.) minuto 5, gol de Uruguay; minuto 6, minuto 8…y seguíamos al revés; mientras los uruguayos, se afianzaban cada vez mas en el control del juego y su elaboración, primero en posición, es decir bien parados en cada línea.

 

Decir cómo se pierde con argumentos serios, es una cosa. Pero perder con una presentación tan baja, flaca en todos los sentidos, desde el juego del fútbol, es otra cosa. Colombia, individualmente y menos colectivamente presentó un comportamiento competitivo para los nombres y hombres que decidió su primer entrenador, Carlos Queiroz.

 

El juego de Colombia lento, muy lento y más lento; anunciado, lateralizando mucho, sin progreso territorialmente. Los delanteros lejos del área contraria, las líneas muy distantes unas con otras. En una acción de ataque al minuto 32 del primer tiempo Duván Zapata, sobre el lado izquierdo propio, aceleró, retardó la llegada al área y ningún compañero llegó a posición de ataque, terminó la jugada con varios adversarios en el área y él.

 

En el segundo tiempo, con la esperanza de haber leído e interpretado qué hacer para mejorar, se sale a jugar ya con la necesidad; pasando a volverse una obligación, generando mayor estrés y, al minuto 51 llega la pérdida del balón por parte de James Rodríguez y de la posición.

 

Cuando ello ocurre, nos vemos en la necesidad de acudir a un argumento donde casi siempre pasamos por imprudentes y en este caso aplica. Pretendemos recuperar primero el balón que la posición; debe ser, al contrario. Casi siempre que deseo recuperar el balón desde atrás, es falta y para el caso hoy fue penalti, dándole protagonismo a Luis Suárez, ahí aparece en el juego, lo único que hizo.

 

Fueron 95 minutos del partido, donde debemos ser generosos con Uruguay quien, con un juego directo, con identidad y orden, genera una alta superioridad ante Colombia que, en vez de pensar en clasificar, habla en eliminatorias; si seguimos así, pronto lo estaremos, eliminados; falta poco. Que conformismo y mediocridad.
(Juan Felipe Betancur Ramírez
Formador de Formadores. Licencias A y C   FCF)

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top