Capsulas de Carreño

Al Junior le cayeron las «7 plagas de Egipto». Por Hugo Illera, Diario Deportes

Por Hugo Illera, Diario Deportes

 

 

*Al Junior no le ganó el fútbol. Le ganó la pandemia y las desafortunadas decisiones arbitrales.

Esta, es de las pocas veces que no hay necesidad de rebuscar una disculpa por la forma como ha terminado la temporada para el Junior. El 2020 ha sido un año anormal, por la pandemia. La pérdida económica es histórica, tuvimos que alterar todas nuestras costumbres y hemos despedido a miles de seres humanos maravillosos.

Y, en medio de todo, de verdad, el Junior fue, tal vez, el equipo colombiano que más sufrió el impacto del Covid 19 a pesar de haber montado y desarrollado un sistema de control como el mejor. Sin embargo, al final de esta temporada, se juntaron los malos momentos. La pandemia lo tocó y en serio y las malas y cargadas decisiones arbitrales en contra, también.

Podemos hacer un análisis futbolístico del por qué perdió Junior ante América su paso a la final, también del por qué no pudo acceder a la semifinal de la Copa Suramericana contra un equipo chileno de tercer orden como Coquimbo y es real que tuvo fallas que pesaron.

Lo que no se puede discutir, por lo real, es que al Junior le pesó la pandemia (todo su plantel y cuerpo técnico se infectó) y eso, unido a la seguidilla de partidos y a los largos viajes, terminó por disminuirlo. El Capitán Sebastián Viera nos autorizó para publicar un mensaje suyo en Instagram y, además, contó a DIARIO DEPORTES por todas vicisitudes que pasaron. A Junior se le juntaron las 7 plagas de Egipto.

El equipo barranquillero tuvo que superar, durante el año, la salida de jugadores que ganaron todo y la llegada de otros que demoraron en mostrar su nivel. Incluso, hubo algunos como Higuita y Angulo que pasaron inéditos, como si nunca hubieran estado aquí.

No obstante, la nómina del Junior es la mejor del torneo colombiano y se arma para ser campeón y para pelear las copas de CONMEBOL. Pero en condiciones normales. No en medio de la pandemia y de todo lo que sufrió en los últimos diez días.

Pero después de ver correr al equipo anoche en Coquimbo, ganar el partido con los mismos once jugadores que comenzaron porque, sólo tuvo dos jugadores en el banco (un zaguero central y un lateral) y ver llorar a jugadores veteranos y jóvenes fue señal que se dio todo, pero no alcanzó. Y no fue en la posibilidad del fútbol como tal sino a decisiones equivocadas como la mano penal, dentro del área, de Gatica que no fue concedida como penal (claro) por el árbitro peruano Carrillo y de la decisión controversial del posible penal sobre Cetré.

Hasta la autoridad sanitaria chilena metió mano al determinar que tres jugadores negativos por Covid se quedaran en el hotel en una supuesta cuarentena de horas.

No es que haya paranoia, pero la “mano pelúa” como en el cuento de las brujas, de que las hay, las hay.

La Liga comenzará la temporada el 17 de enero venidero. Quiere decir que los señores Char, dueños del club, están contra el tiempo para hacer el balance y determinar qué hacer. El reacondicionamiento físico (pretemporada) deberá comenzar el 4 de enero, poco tiempo.

Sus decisiones tendrán que ver con el tema director técnico. Si regresa Julio Comesaña (que es posible), si se ratifica a Amaranto Perea (que también es posible) o si volverían a trabajar juntos, otra vez.

Decidir, muy rápido, la salida de jugadores que no rindieron (Higuita ya se fue, Angulo, etc.) y la búsqueda de los refuerzos que se necesiten y decidir el tema si Miguel Borja se queda o no. Su contrato vence el próximo 31 de este mes.

Siempre, al final de cada campaña no exitosa, hacemos un balance de lo que pudo ser y no fue. Esta vez no. Si bien el Junior es un equipo de fútbol su pelea con el Covid lo redujo a su mínima expresión en rendimiento. A pesar del esfuerzo, a pesar de las ganas, al Junior no le ganó el fútbol. Le ganó la pandemia y las desafortunadas decisiones arbitrales.

Ya viene la noche de navidad. Será un motivo maravilloso para dejar atrás lo que no salió bien y continuar con lo bueno. Si el Covid y la mano “pelúa” lo permiten…

Barranquilla
Diciembre 16, 2020

Compartir:

2 comentarios

  1. Saùl Restrepo

    18 diciembre, 2020 at 10:06 am

    *Precisamente…

    Ayer mi opinión fue en este sentido, y hoy don Alfredo muy amable me publica casualmente al lado de don Hugo, en pleno contraste del porqué es que estamos en estas. Dando penas y pasando vergüenzas con Coquimbos y demás…

    Si disculpamos las cosas y no se asumen como tal. Es la fórmula perfecta para la mediocridad y el adocenamiento. Tal cual el fútbol nuestro.

    Cuando se afirma; «El Covid y la mano pelúa». Es dispensar todo por un culpable que no puede asumir responsabilidades, pero que si se puede señalar muy convenientemente. Y todos quedan bien exonerados, volviendo a lo mismo.

    ¿Qué hubo vicisitudes? Claro que sí. Pero el asunto es no recostarse solo en estas para obviar el problema y justificar el lío de fondo.

    Porque hoy se habla de la semifinal con América y la eliminación contra Coquimbo. Pero, ¿Cuándo los eliminaron de la Libertadores qué?

    Haciendo memoria, ahí no estaban contagiados, ni un perverso Rojas que no pitó mano flagrante en el área. ¡Hombre! No nos engañemos…
    Saúl Restrepo, columnita Cápsulas

  2. Jairo Alberto Loaiza Vásquez

    17 diciembre, 2020 at 8:34 pm

    *Por comentario de Hugo Illera
    Don Hugo, respetando sus conceptos queda demostrado que en este país solo hay un equipo de jerarquía, Atlético Nacional, lo de la pandemia es puro cuento,si usted no lo sabía yo le cuento que en Chile también hay covid.
    Jairo Alberto Loaiza Vásquez, Medellín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top