Capsulas de Carreño

Alberto Gamero. (Viernes del recuerdo).

 

  • Jugador y técnico campeón.
  • Lo antecedieron Pedernera, Ochoa y ‘El Caimán’.
  • La época de Arango, Gamboa y Klinger.

 ====

Por Tobías Carvajal Crespo.

 

La figura de Alberto Gamero ha adquirido notable actualidad como consecuencia de su título en la reciente Copa Colombia. La reseña histórica pone de presente otros cuantos títulos del equipo embajador, contando con el hecho de quien triunfó inicialmente como jugador activo, lo fue luego como entrenador.

Y efectivamente el argentino Adolfo Pedernera fue el primero, al consagrarse campeón con Millonarios en los certámenes de 1951, 1952 y 1953, mientras el subtítulo fue para Boca Junior de la capital del Valle del Cauca -en dos ocasiones consecutivas- y luego Deportes Quindío.

En 1951, cuando el primer título para el cotizado delantero gaucho, el Boca caleño se alzó con la Copa Colombia, mientras Independiente Santa Fe logró el sub-título.

Alberto Gamero, samario, con 58 años técnico campeón Copa Colombia con Millonarios. Como jugador estrella 13 de los azules en 1988. Compartió vestuario con jugador con Sergio Goycochea, Arnoldo Iguarán, Gambeta Estrada y Rubén Darío Hernández. También jugó con Envigado (1992) y con el DIM (1993). Foto archivo @MundoMillos.

Para la obtención de la triple corona, Millonarios luego de protagonizar 84 partidos, triunfó en 62 de ellos (2 puntos), empató 17 (un punto por juego) y sólo cinco derrotas. Todo lo anterior para un excepcional rendimiento del 83,9% –

La hegemonía de Adolfo Pedernera, quien jugó su último partido con Millonarios en Colombia el 1º de agosto de 1954 frente a Vasco de Gama en El Campín, la asumió su paisano Fernando Paternoster, quien al mando de Atlético Nacional se alzó con la estrella de campeón, restando tres jornadas para culminar el certamen, frente al Quindío en el viejo estadio San José de Armenia.

Pasados seis años de la triple corona de Pedernera -1959- el otro exjugador que sacó campeón a su equipo de antaño fue el ex portero antioqueño Gabriel Ochoa Uribe. En esa ocasión el sub-campeonato fue para Deportivo Independiente Medellín, que venía de un receso de un año.

Después de 44 partidos, el onceno Embajador sumó 22 triunfos, 14 empates y 8 derrotas, para un rendimiento del 65,9%- En ese equipo todavía era figura de postín el zaguero central Francisco Cobo Zuluaga, compañero del médico Ochoa desde la época del dorado.

Poco tiempo después Ochoa sería triple campeón consecutivo con el cuadro azul de Bogotá en los torneos de 1961, 1962 y 1963. Preciso anotar que en las primeras fechas del año 1961, Millonarios actuó bajo la égida del también ex portero argentino Julio Cozzi.

Y al año siguiente -1964- lo sustituyó en dirección técnica de las toldas del Ballet Azul el también ex portero Efraín Caimán Sánchez, quien desempeñó dicho cargo en los últimos seis meses del año, en reemplazo del brasileño Joao Avelino, quien estuvo inicialmente vinculado en propiedad al club por mandato del presidente Roberto Valencia, ante el alejamiento de Ochoa Uribe, desde las primeras semanas del año y citado.

A la sombra de Ochoa Uribe y Sánchez Casimiro, se consolidó la memorable tripleta ofensiva netamente criolla, conformada por Carlos Arango Medina, Delio Maravilla Gamboa y Marino Klinger Salazar.

Ahora el turno llegó para el cuarto hombre ex jugador activo de Millonarios, Alberto Gamero, quien con sobrados merecimientos aspira a redondear su faena, con el título de la Liga mayor.
o-o-o-o-o

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top