Capsulas de Carreño

Alejandro Herrera, hincha de Nacional en Banfield y Selección Sub 17

BUENOS AIRES. Alejandro Herrera se abre paso internacionalmente en el club Banfield. Foto cortesía.


Por Roberto Urrea P.
[email protected]

 

 

Por estos días en la sede Deportiva de La Federación Colombiana de Fútbol en Barranquilla, la Selección Sub 17 adelanta trabajos bajo la dirección técnica de Nelson Cárdenas. En la concentración deportiva se destaca el nombre de Alejandro Herrera Herrera, volante creativo antioqueño quien se formó en Atlético Nacional y Arco Zaragoza, equipos afiliados a la liga Antioqueña de Fútbol.

Habitante del barrio El Poblado y quien hace parte de las fuerzas básicas del club Banfield de Argentina, en diálogo con la redacción de Cápsulas dijo lo siguiente:

Alejandro Herrera lo tiene claro a pesar de su edad: quiere ser un futbolista triunfador.

Características. “Soy un jugador asistidor, con llegada al área para anotar goles y rápido mentalmente y soy muy inteligente con el balón en los pies”.

 Apoyo. “Desde los seis años, sé que mi mamá Jennifer es una apasionada por el fútbol, ella siempre ha sido mi mejor amiga y me apoyo desde niño.

Comienzos. Yo empecé a jugar en el colegio, me gustó y me enamoré de este deporte y mi madre vio mis capacidades. Ella me hizo una pregunta que si quería jugar en Atlético Nacional que es el club del cual hemos sido hinchas toda la vida y gracias a Dios comencé a jugar en Atlético Nacional.

Ascenso. Rápidamente fui creciendo como jugador y tomamos la decisión de ir a Arco Zaragoza con los profesores Juan Carlos Sánchez, Santiago Giraldo y Steven Sánchez, de quienes aprendí mucho, quedamos campeones en todas las categorías en Liga Antioqueña de Fútbol, Asodim y el Ponyfútbol.

Banfield. “En el 2018 estaba jugando en Arco Zaragoza y se me dio la oportunidad de ir a realizar unas pruebas durante 15 días con Banfield. Gracias a unos amigos radicados en Argentina le comentaron a mi mamá. La verdad fui a hacer las pruebas para mirar que podía pasar, yo tenía mucha convicción y una determinación, que seguramente me iba a quedar.

Prueba. En ese momento estaba mal físicamente, media 1,58 y pesaba 49 kilos, pero en los técnicos de Banfield les terminó gustando como yo jugaba y me aprobaron.

Ambición. Yo abordé al técnico y le expresé lo quería lograr, sobre la forma de pensar en cuanto a la vida y el fútbol, que deseo ser uno de los mejores jugadores del mundo y voy a trabajar con disciplina para alcanzar este gran sueño.

Preparación. Durante un año trabaje intensamente, mental y físicamente, creciendo como persona y logre mejorar mucho, hasta el punto que hoy estoy midiendo 1,73 y estoy en un peso de 64 kilos.

Agradecimientos. A Banfield que me ayudo a crecer como persona y a mejorar mi forma de pensar para ser más positivo y gracias a todos esos aportes, se me da la oportunidad de estar representando a mi país. Me acogieron muy bien, me han hecho sentir como en casa.

Para Alejandro Herrera el fútbol lo es todo y desde el Ponyfútbol lo tiene decidido.

Diferencias. “Son muchas en la forma de trabajar desde la base tanto en Argentina como en Colombia. Estoy totalmente convencido de que los colombianos tenemos mucho talento, hay jugadores de un gran nivel en todas las regiones de nuestro país.

Entrenamientos. En cuanto a la forma de entrenar, en cuanto a la disciplina en cuanto ese amor y esa pasión que se tiene por el fútbol, es mejor en Argentina. En esa nación se respira fútbol, se vive el fútbol todo el tiempo y la forma de entrenar tanto tiempo durante el día.

Exigencias. Los entrenamientos van desde las 6 de la mañana hasta las 12 del día y luego de 4 a 6 de la tarde y esto nos hace crecer como jugadores, oportunidad que es escasa en Colombia.

Selección Sub 17. “Estoy muy contento, motivado y concentrado para conseguir un cupo en la selección que disputará el Suramericano de la categoría que se hará en Ecuador entre el 31 de marzo y el 25 de abril del 2021.

Alejandro Herrera, siempre con el respaldo de su mamá, quiere ser un triunfador. Prefirió continuar su preparación de alta competencia en un medio tan exigente como el argentino y está hoy en las fuerzas básicas de Banfield, el club que potenció a James Rodríguez, con frutos que se hicieron sentir internacionalmente, como excelente vitrina para saltar al mercado europeo.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top