Capsulas de Carreño

Amadeo Raúl Carrizo, un arquero innovador presente en el tango

John Cardona Arteaga.
Profesor Universidad de Antioquia.
Expresidente del DIM.

El vínculo del tango con las figuras del fútbol es fructífero cuando se trata de jugadores que han brillado en el confín del deporte nacional e internacional y, en mayor grado, cuando se han convertido en verdaderos baluartes de una divisa o de una selección.

El interés del compositor e intérprete tangueros ha sido preferente en el caso de los arqueros, quizás por entender que éste es la última esperanza que nos queda a los aficionados cuando el resto de jugadores han dejado la suerte de nuestro equipo a merced de los delanteros contrarios. Muchas composiciones musicales se han dedicado a preservar la memoria de grandes figuras que cuidan los tres palos como fieles cancerberos.

El caso que hoy nos ocupa tiene gran relieve en el fútbol de Argentina y de América. La figura de Amadeo Carrizo permite hacer mención, así sea de paso, a la existencia de tangos dedicados a otros famosos arqueros. Nos referimos a Ricardo Zamora de Barcelona España, Carlos Ísola de River Plate, Ubaldo Matildo Fillol campeón con Argentina en 1978, Jaime Lema “Lemita “de San Lorenzo, Mierko Blazina de San Lorenzo, Luis Islas de independiente, Juan Batasso de Racing Club, Miguel Rugilo de Vélez Sarsfield, Eduardo Alterio de Chacarita Juniors, René Higuita de Atlético Nacional de Colombia. A ellos vamos a dedicar un espacio en otra entrega de estas historias para destacar sus hazañas y la música con la cual se les ha rendido tributo.

En busca de la información para estas notas, iniciamos nuestro recorrido hacia el municipio de Rufino, provincia de Santa Fe, República Argentina, un territorio de unos 19,000 habitantes, con vocación agrícola y ganadera, con buena producción de trigo, soja, maíz y girasol. Pero como las intenciones están circunscritas al l fútbol, indagamos por deportistas destacados oriundos de dicha localidad y tuvimos la sorpresa de encontrar información sobre dos figuras legendarias del fútbol argentino que concitan el orgullo y los recuerdos de los ciudadanos de esta municipalidad. Se trata de Bernabé Ferreira “la fiera” o “el mortero de Rufino”, gran goleador de la década de los años treinta del siglo anterior, ídolo de River Plate y de quien nos ocuparemos en crónica futura por su importancia histórica. También nació allí nuestro personaje central, Amadeo Raúl Carrizo Larretape, quien desempeñó con éxito su papel de guardavallas innovador en las décadas del cuarenta al sesenta del siglo XX. Además, se trata de rendirle un sencillo homenaje ya que, por estos días, estará cumpliendo 93 años de vida.

Carrizo nació el 12 de junio de 1926 y jugó durante toda su vida profesional para el club Atlético River Plate, Millonarios de Colombia y el Seleccionado argentino. Debutó en primera en 1945, en tiempos de la “Máquina de River”, y fue titular en ese Club hasta 1968, ganando siete títulos. Con River jugó 521 partidos y recibió 503 goles. Terminó su carrera profesional en Millonarios de Colombia donde jugó en 1969 y 1970, año de su retiro. Con el conjunto albiazul disputó 53 encuentros y recibió 67 goles. En 1973 se desempeñó fugazmente como director técnico del Once Caldas de Colombia.

Por su importancia y realizaciones, el Congreso argentino estableció el 12 de junio como “el día del arquero “como una festividad para todos los que cuidan el arco y en reconocimiento a quien muchos consideran como el mejor arquero de la historia del fútbol argentino.  A su vez, la Federación internacional de historia y estadística de fútbol IFFHS, lo eligió como el mejor arquero sudamericano del siglo XX.
Carrizo fue apodado “Tarzán” por su agilidad y grandes movimientos en el arco. Fue reconocido como Innovador, pues se convirtió en uno de los primeros arqueros de América que salió del área con regularidad y valentía. Como personalidad clave de River Plate fue nombrado presidente honorario de este club desde 2013.

Como ha ocurrido en Argentina con los grandes jugadores, en 1997 se publicó un libro titulado AMADEO. El arte de atajar, elaborado por Carrizo con la colaboración de Alfredo Luis Di Salvo. El texto incluye anécdotas consejos y puntos de vista sobre los riesgos de ser arquero, sobre todo por el estilo que inauguró Amadeo. Anotemos algunas de sus reflexiones sobre su papel innovador en el arco:

“De chiquito, en los infaltables desafíos de barrio, al “gordito” o al más “tronco” lo mandaban al arco. Desde ese entonces fui acumulando bronca e íntimamente me propuse jerarquizar el puesto.

Lo más importante, según mi criterio: considerarlo un lugar donde no podés equivocarte ni cometer errores…

Por todos los medios traté de cambiar esa actitud en el arco. Con el correr de los años, llegué a ser arquero de primera y allí pude advertir que no alcanzaba con ser atajador, había que sumar otras condiciones para convertirse en un arquero completo. Es decir, tenías que atajar, pero también saber anticiparte a las intenciones del rival, había que aprender a utilizar el achique y sobre todo impedir el remate final, ya que en esa instancia es a suerte y verdad, podes atajarla o ir a buscarla adentro. Me daba tanta bronca que les pedía que vayan a buscarla a los backs.

El tiempo, en definitiva, es lo único que confirma tus convicciones. Hoy el arquero es un jugador más de campo. Fui uno de los primeros, que entendí ese rol y procuré demostrarlo imprimiéndole al arquero una nueva dinámica y protagonismo.” http://www.arquerojugador.com.ar/?cat=13

En cuanto a la música que toma como referencia a esta figura prominente del fútbol argentino y mundial, haremos mención a cinco temas inspirados en el guardameta revolucionario.

Tarzán Carrizo. Tango compuesto por Leopoldo Díaz Vélez en 1964 e interpretado por Alberto Podestá con la orquesta de Armando Pontier. Su letra habla de las excelsas cualidades de Amadeo.

Hay un arquero maravilloso
que de Rufino hasta River Plate,
por sus hazañas es hoy famoso
y ese coloso vale por diez.
Su pinta brava, bien tarzanezca
le dio ese apodo tan popular,
desde la barra que lo venera
se oye que gritan, ¡Tarzán!, ¡Tarzán!…

¡Carrizo!…
frente al arco un entrevero,
hay diez tiros de sorpresa
pero al fin salva el arquero.
¡Carrizo!..
dos tenazas bien seguras
aseguran tus posturas
del que siempre está primero.
¡Amadeo!…
Hinchas bien riverplatenses
por vos se han jugado entero
veinte años y al final,
te entregan
esta palma de laureles
por el crack de ayer y siempre
en el fútbol nacional.

Puede escucharse la interpretación en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=TK8XJzCH4AI

El gran Amadeo. Tango Compuesto por Pedro Bustos en música y Eduardo Luis Ciancio en letra. Interpretado por J. Portal con la orquesta de Osvaldo Requena. Tuvimos la oportunidad de rescatar su letra  de la grabación en 2017, tal como lo referencia la página  de Hermanotango : http://www.hermanotango.com.ar/Letras%20301016/EL%20GRAN%20AMADEO.htm

Arquero de los arqueros
sos el Tarzán de los palos,
por eso el tango argentino
te dedica esta canción.

Brindaste con tu calidad
domingos de gran emoción,
arquero de los arqueros
tu nombre ya es inmortal.

Te llaman gran Amadeo
del arco sos mariscal,
en todas tus atajadas
ponés tu sello genial.

Cuántas derrotas evitó tu inspiración
vibró el estadio al compás de una ovación,
Tarzán, el fútbol criollo
te canta su admiración.

Al cuadro de tus amores
defendiste con orgullo,
y en tardes malas y buenas
cumpliste con tu misión.

El gol en tus manos murió
y River un triunfo llevó,
arquero de los arqueros
tu nombre ya es inmortal.

Coda:
Tarzán, el fútbol criollo
te canta su admiración…

El cantautor Arnaldo Gil entrega su tango a Amadeo Carrizo

Lo llamaban el Tarzán. Tango compuesto e interpretado por el cantautor argentino Arnaldo Gil, dedicado al ídolo de River, el equipo de sus amores. Arnaldo, quien regularmente se presenta en Colombia, también interpreta temas tangueros de su autoría, dedicados a clubes colombianos como Atlético Nacional, Once Caldas y Deportivo independiente Medellín. La letra de este tango, entregado personalmente por su autor, la recuperamos de la grabación y expresa las cualidades y virtudes del gran arquero de Rufino. La página de Hermanotango incluye el texto:

http://www.hermanotango.com.ar/Letras%20301016/LO%20LLAMABAN%20EL%20TARZAN.htm

“Elegante, bien pintón
en el arco fue el mejor
porque ha sido el inventor
de un estilo diferente.

A veces, sufrió su gente
al verlo tan salidor
porque además de gran arquero
del centro fue jugador.

Dominaba el área grande
cortando centros cruzados
a veces fue criticado
si un error él cometía.

Porque la hinchada sufría
viendo cómo se arriesgaba
en cambio yo disfrutaba
de las hazañas que él hacía.

Atajó hasta lo imposible
a veces con una mano
que hasta parecía increíble
pero era su manera.

Cuantas tardes domingueras
aplaudieron multitudes
y demostró sus virtudes
que no las tiene cualquiera.

Recuerdo cuando mantuvo
el arco menos vencido
pasaron varios partidos
sin conocer la derrota.

Interceptando pelotas
logró aquel récord glorioso
que su público orgulloso
festejaba conmovido.

Amadeo Raúl Carrizo
lo llamaban el Tarzán
hoy este humilde fan
lo recuerda emocionado.

Porque mucho he disfrutado
en sus tardes memorables
con su estilo incomparable
fue el más grande en todos lados.

Amadeo Raúl Carrizo
fue el más grande en todos lados
lo llamaban el Tarzán.

… (colaboración enviada (letra y grabación) desde Medellín, por el amigo John Cardona Arteaga. 05-2019)”

Por siempre Amadeo. Tango compuesto por Reinaldo Yiso en letra y Jorge Dragone en música. Registrado en SADAIC bajo el # 195574. De este tema no conocemos la grabación.

 Blues del arquero. En el disco de 1998,»Rivertidísimo 2 – La alegría continúa…”, Ignacio Copani, cantautor, hincha ferviente de River Plate, incorpora este tema. En el mismo interviene Amadeo Carrizo con sus consejos y comentarios. A continuación, su letra:

Me siento tan solo… A mi suerte librado,
Igual que en un barco,
Que queda encallado en la última isla del medio del mar.
Me siento tan solo… Solo con mis dos manos,
Tan solo esperando
Que los tiburones que están acechando vengan a atacar.
Pero yo me la aguanto… Tranquilo y entero
Este oficio de arquero…
Con nervios de acero puedo disfrutar.
Y soñar que en un vuelo … Como allá en el potrero
Con la punta del dedo la cima del cielo se puede tocar.
(Recitado de Amadeo)
Me siento tan solo… Como estufa en enero,
Como un heladero en Tierra del fuego,
Como sol sin cielo y sin chita Tarzán.
Me siento tan solo… Cuando mis compañeros
Se reparten el juego
Y te tiran sombreros, y acá nunca puedo ni en una fallar.
Pero yo me la aguanto…
Pongo el pecho y los brazos
A los cañonazos, las balas ,las lanzas que me quieran tirar.
Y al que insulta a los gritos,
Yo lo invito un ratito … A ponerse acá abajo
De solo tres palos si quiere probar.

(Recitado de Amadeo)
Pero yo me la aguanto… Tranquilo y entero
Este oficio de arquero…
Con nervios de acero puedo disfrutar.
Y soñar que en un vuelo
Como el gran Amadeo
Con la punta del dedo la cima del cielo se puede tocar.

Se puede escuchar esta obra en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=sYeVIARU17s

Amadeo Carrizo fue un verdadero pionero en cuanto a entender la integralidad del fútbol. Su lema parece ser “en el campo todos jugamos “, y a fe que lo supo cumplir. Su papel de innovador trascendió a otras importantes figuras del arco como René Higuita, José Luis Chilavert, Jorge Campos y Rogerio Ceni, quienes además se destacaron como goleadores. En virtud de lo anterior, se convirtió el portero salidor en pieza fundamental de los modernos sistemas de juego donde el arquero jugador tiene una participación decisiva en el juego ofensivo del equipo. La música referida a esta gloria del fútbol relata sus hazañas y actuaciones riesgosas pero brillantes y efectivas.

Que perduren en el tiempo sus enseñanzas para preservar la calidad del deporte más popular, pues ya los arqueros no son simples guardametas.

¡Amadeo, que cumplas muchos más!!!
[John Cardona Arteaga,Profesor Universidad de Antioquia,
Expresidente del DIM, Medellín, mayo de 2019]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *