James Rodríguez jugó su primer partido con Al Rayyan en la liga de Qatar. Volvió a la cancha después de 70 días sin un partido y pudo hacer muy poco para evitar la caída 3-0. Su equipo mostró demasiadas limitaciones técnicas.

Con camiseta negra y el dorsal 10 rojo en la espalda, el colombiano debutó en su nuevo equipo. Sus inagotables condiciones con la pelota, disimularon la ausencia de 70 días sin jugar. Aún le falta en lo físico, pero se vio beneficiado por la mínima exigencia del compromiso frente a Al Duhail.

El técnico Laurent Blanc lo puso como extremo por derecha, la posición que mejor le sienta. A los tres minutos, el local se puso en ventaja con un penal anotado por Edmilson Junior. Ese 1-0 atemorizó a su equipo tímido para cruzar la mitad del campo y sin comprender la intención de juego ofensivo impulsada por él. Pocas veces recibió fútbol asociado de Yacine Brahimi otro de los referentes.

Al final del primer tiempo, Al Rayyan generó otra pena máxima con la intervención del VAR. Almoez Alí convirtió el 2-0. Para el complemento, se lanzó más al centro para intentar el descuento con pases filtrados, desperdiciados por los atacantes. Michael Olunga aumentó a 3-0 a los 55’ contra un rival rendido y con James todavía con ganas por recortar la diferencia. Exigió al portero Al Bakri con un remate potente desviado por su atajada.

A los 87 minutos lo reemplazó Ahmed Husham. Su rendimiento rozó lo aceptable.

En las tribunas vacías del estadio, hubo una decena de aficionados que acompañaron su estreno en Qatar con camisetas de la Selección Colombia. También estuvo Xavi Hernández, el técnico del líder Al Sadd, al que enfrentará por esta semana por la Copa del Emir.

Al Rayyan sigue sexto con seis puntos. Por la séptima fecha del campeonato, será local ante Al Sailiya SC, penúltimo de la tabla. El partido se jugará el martes 26 de octubre.
(Fuente: ESPN)