Capsulas de Carreño

Ante Bucaramanga,  un golazo de tres puntos.

MEDELLÍN. Un potente  e inesperado disparo de Germán Gutiérrez desde fuera del área,  en los últimos minutos del partido, el  que le entregó el triunfo a un  Deportivo Independiente Medellín que  fue superior a su rival, el Atlético Bucaramanga. Foto @Dimayor.

Por María Victoria Zapata B.
Columnista Cápsulas.

 

*Con el DIM  actual es mejor no hacer pronósticos  o conjeturas sobre ningún partido.  Nada más que  eso:  esperar.

 

Un   tanto agónico y milagroso,   le entregó anoche   el triunfo al DIM  y 3 puntos  de oro  que lo acercan al privilegiado grupo de los ocho.

No obstante las opciones de  Castro (min. 4), Bueno (min.11), Cambindo (min. 45),  Arregui (min. 51) y Reina (min.56),  la anotación del  DIM  solo se produjo al minuto 88, en acción de media distancia para un golazo del zaguero Germán Gutiérrez.

Aunque volvió a evidenciar  serias y graves  dificultades  en generación de juego y  en fútbol colectivo, -un problema recurrente en el cuadro rojo por la carencia de un 10 definido,- a diferencia de otros partidos, Independiente Medellín mostró  más  disposición  en  ataque, especialmente en el período complementario. Faltaron, sin embargo,  asociación,  profundidad y definición. No fueron abundantes las  llegadas  ni  las opciones en  el pórtico de  Juan Camilo Chaverra pero con  acciones individuales,  juego aéreo o disparos desde afuera, el equipo   buscó la victoria  hasta el pitazo final.

Y fue, justamente, un potente  e inesperado disparo desde fuera del área,  en los últimos minutos del partido, el  que le entregó el triunfo a un  Deportivo Independiente Medellín que  fue superior a su rival, un Atlético Bucaramanga defensivo, contragolpeador y  con  muy escasas, aunque peligrosas, incursiones en terrenos de Mosquera Marmolejo.

 

Conclusiones.

Del partido como tal,  muy poco que decir. Se ganó un  compromiso   ante un rival directo,  un partido que era imperativo ganar y así lo entendieron cuerpo técnico y jugadores  que, inclusive  en inferioridad numérica tras la expulsión de Juan Guillermo Arboleda al minuto 81,  no dejaron de buscar la victoria que finalmente se  obtuvo.   A  pesar de ello, el fútbol  del DIM continúa en deuda, como también lo están la gran mayoría de jugadores rojos. Hay un problema coyuntural que todos sabemos cual es y de donde proviene.

Con 17 puntos, el DIM  se acerca al grupo de los ocho, sin embargo no podemos perder de vista el durísimo calendario que le  resta al Equipo del Pueblo:  Los dos juegos ante Nacional,  dos clásicos con una elevada dosis de adrenalina y ansiedad, lo mismo que los  partidos ante Envigado,  Deportes Tolima y Deportivo Pereira,  todos ellos en el  Atanasio Girardot.   Y con Alianza Petrolera, Patriotas y Deportivo Pasto,  en condición de visitante.

No es un calendario fácil  por cuanto no solo enfrenta a rivales directos como Envigado, Pereira o Alianza, sino que cierra su participación  fuera de casa, en el estadio Libertad, de la capital nariñense.  Y, como  aún  está por fuera de los 8, debe esperar  también que   cedan puntos  algunos de los equipos que lo superan en la tabla.

En esta nueva era Comesaña con el DIM,  se  hace visible  la mejoría  en materia  ofensiva, sin embargo el fútbol  rojo  sigue adoleciendo de colectividad,  de fortaleza anímica y  de un aceptable nivel de   rendimiento por parte de  buen porcentaje de jugadores, por lo que el reto para el técnico  colombo-uruguayo es todavía mayor. El tendrá que luchar  no solo contra el fútbol de sus rivales sino contra sus propias limitaciones y carencias. Tendrá que mejorar sus características de juego y, obligatoriamente, elevar el rendimiento de muchos de sus titulares.

En ese orden de ideas,  cada una de las ocho fechas que faltan de esta fase clasificatoria será en extremo difícil para  un DIM que arrastra un enorme déficit tanto en fútbol como en motivación.   Por lo pronto,  la expectativa se centra en el juego del próximo viernes ante el siempre complicado Envigado F.C.  Un partido de 6 puntos  en el estadio  Atanasio Girardot.

Finalmente, y por todas las razones expuestas,  con el DIM  actual es mejor no hacer pronósticos  o conjeturas sobre ningún partido.  Experiencias recientes y repetidas nos enseñaron  que  lo mejor es  esperar…  Nada más que  eso:  esperar.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top