Capsulas de Carreño

Ante el Tolima, se perdieron más que dos puntos.

Medellín. Duelo Leonardo Castro vs. Leyvin Balanta. El período complementario mostró un DIM  ambicioso, ordenado, colectivo, luchador y protagonista del partido. Todo se derrumbó en el 90+2. Foto @Dimayor.

 —

Por María Victoria Zapata.
Columnista Cápsulas.

 

El gol del delantero  paraguayo Gustavo Ramírez, al minuto 90 +2,  que sentenció el empate a  2 goles entre el Deportivo Independiente Medellín y el Deportes Tolima,  le arrebató al DIM mucho más que dos puntos. Cortó abruptamente el fugaz sueño de la clasificación  volvió a sacar al cuadro rojo del privilegiado grupo del los  8, al que había ingresado   tras la anotación del segundo gol del atacante Agustín Vuletich.

Fue esta la acción decisiva del compromiso. Mucho más que el segundo  gol de Vuletich, al minuto 64, que debió ser anulado por el árbitro Diego Ruiz por cuanto  previamente  el balón había salido de zona de juego,  más que la mejoría del DIM en el período complementario.

Un mal primer tiempo para  un DIM  que, como es ya habitual, regaló esos 45 minutos,  incursionó poco  por el  pórtico de Montero, se vio superado en el marcador por el gol del ex rojo Juan Fernando Caicedo, al minuto 18, e igualó al 38  en  una acción en la que intervinieron el chacho Castro y el argentino Vuletich.  El 1-1 no cubrió el déficit en fútbol ni en opciones  de un  equipo rojo  que volvió a mostrarse avaro en su ataque en los 45  iniciales   y  pobre en su fútbol, no obstante la  mejoría que ha mostrado bajo la dirección del veterano orientador Julio Avelino Comesaña.

El período complementario mostró un DIM  ambicioso, ordenado, colectivo, luchador y protagonista del partido.  Y  también ratificó lo visto en el los 45 iniciales:  que la dupla de ataque debe estar conformada por Leonardo Castro y Agustín Vuletich.  Precedieron sucesivos disparos , de Castro, Pineda  y Vladimir Hernández a la anotación de ariete argentino. También el balón fuera del terreno de juego…

Después del gol  la reacción visitante no se hizo esperar,  con tres sustituciones  al igual que  mayor  volumen de ataque en busca del empate que, finalmente,  encontró en tiempo de reposición. Un error en marca y un fallo  del arquero  Mosquera Marmolejo propiciaron el 2-2 con el que finalizó el encuentro.

 

 Con sabor a derrota… y a eliminación.

Anoche el DIM  mejoró de manera considerable en el período complementario, sin embargo no le   bastó para la obtención del triunfo. Errores, improvisaciones y  desconcentraciones  en los minutos finales frustraron el anhelo de asentarse, por fin, en la octava casilla. No se podía empatar y se perdieron  2 puntos,  vitales para un DIM que en el presente torneo no  ha  formado parte del grupo de privilegio  en ninguna de las 15 fechas jugadas hasta ahora  y que cada vez agota más sus posibilidades de ingreso  a él.

Sin desconocer  que el equipo ha  dado  signos de recuperación  bajo el mando de Julio Comesaña,  el  2-2 ante Tolima  agudiza todas las problemáticas del DIM.  Las carencias y limitaciones  en nómina son cada vez más pronunciadas y  la fragilidad mental   queda en evidencia  en estos juegos cruciales.

Lo peor de todo, es que  la quinta eliminación consecutiva  está a la vuelta de la esquina. Medellín ya no tiene margen de error y, sin importar quienes son los rivales a enfrentar en los   partidos restantes, la preocupación parte por igual de las debilidades futbolísticas y de las anímicas del colectivo rojo. Porque no nos podemos llamar a engaños: el empate  ante el  cuadro pijao es  una  más de las tantas muestras de incapacidad deportiva y mental  para  sostener un resultado,  que  hemos visto en el presente torneo. Un mal recurrente en el DIM.

Ahora es cuando adquieren mayor relevancia los otros empates locales ante Águilas Doradas (1-1), Junior (0-0), Equidad (0-0), Santa Fe (0-0), Envigado (0-0), Nacional (1-1) y, el de anoche, ante Deportes Tolima, porque en cada uno de ellos  se han reducido las posibilidades del DIM.  Ya dependemos de milagros, de terceros y de un salto monumental en la curva de rendimiento  en los partidos ante Alianza Petrolera,  Deportivo Pereira, Patriotas, el segundo clásico con Atlético Nacional y Deportivo Pasto.  ¿Qué pasará en esos cinco juegos?  No lo sabemos.

De lo que si hay seguridad, es que el empate de ayer sumó  otra frustración a  la ya  muy extensa cadena de desengaños de las últimas temporadas del DIM,  porque ayer NO ganamos un punto, perdimos dos,  y  acortamos toda vía más la distancia que nos separa de otra vergonzosa eliminación.
[María Victoria Zapata B.]

Compartir:

Un comentario

  1. Ruben Dario GOMEZ

    25 octubre, 2021 at 6:40 am

    POR COLUMNA DE MARIA VICTORIA ZAPATA
    Muy claro su comentario, pero en el aire quedan interrogantes sobre el manejo del equipo.
    1 En una grabacion de un programa de Javier Hernandez hablan de la venta del equipo , verdad o ?
    2 En publicaciones hablan de la categoria de Miguel Monsalve y en el DIM no pasa nada con él, y no tenemos creativo?
    Rubén Darío Gómez, Orlando, hincha del DIM

    Hincha de Independiente Medellin
    Orlando

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top