Capsulas de Carreño

Ante Millonarios, pobreza  total en el DIM

BOGOTÁ. El duelo Felipe Banguero (azul) y el panameño Miguel Camargo. Millonarios, que superó al DIM táctica y estratégicamente, individual y colectivamente, en fútbol, en  movilidad, en generación, en llegadas y en todos los aspectos. Foto @Dimayor.

Por María Victoria Zapata B.
 

 

 

*Si Bolillo está preocupado por el cambiante comportamiento del equipo, los hinchas  lo estamos más.

 

Ayer, durante y después de ese vergonzoso partido que jugó el Deportivo Independiente Medellín en el estadio El Campín, volvimos preguntarnos los hinchas rojos el por que de este nuevo retroceso en un  DIM  que ya había dado significativas  muestras  de mejoría en recientes  juegos  contra Atlético Junior, Once Caldas (por Copa Colombia) y América de Cali.

Lo observado en la sexta fecha, ante un Millonarios, que lo superó táctica y estratégicamente, individual y colectivamente, en fútbol, en  movilidad, en generación, en llegadas y en todos los aspectos,  durante la totalidad del  compromiso, fue mucho más  que una  reversa de dos o tres pasos. Fue el recordatorio de la inestabilidad en todos los frentes, que ayer se manifestó con crudeza en los ámbitos deportivo y mental.

Esta derrota se encargó, igualmente, de reafirmar la pobreza de una campaña que, transcurridas seis fechas no suma más de 7 puntos y muestra un fútbol que no se consolida  no obstante los chispazos  que  muestra ocasionalmente y nos lleva a pensar que la ilusión va a desplegar sus alas.

Ante Millonarios aterrizamos una vez más, así Hernán Darío Gómez haya  sido autocrítico  en la rueda de prensa.  De nada sirve un acto de contrición si no hay propósito de enmienda, de nada sirve que el director técnico reconozca que el equipo falló en un juego si no aplica los correctivos necesarios e inmediatos para una nómina que,  insisto en ello, puede dar muchísimo más que los fugaces momentos de alegría que nos regala.

No, Bolillo.  Nosotros ya estamos cansados de  eliminaciones consecutivas, del pésimo  fútbol rojo y  de  retórica en el DIM, venga de donde venga. Le reconocemos el título en Copa Colombia pero éste no  nos basta, dicho logro  no alcanza a ocultar   la precariedad  de  nuestro presente y pasado reciente en los  máximos torneos del fútbol profesional colombiano,  ni  tapa  la pobreza de la  actual campaña  en Liga  ni el deplorable  comportamiento del equipo en la gramilla. Como hinchas, también anhelamos sumar más estrellas a nuestro amado escudo.  Tenemos  derecho a esperar un equipo protagonista y con jerarquía.  Hoy, infortunadamente,  no tenemos lo uno ni lo otro


Nada de nada

Ayer, por ejemplo,  se evidenciaron  también protuberantes fallos en ese sector defensivo del que tanto nos jactamos.  Millonarios llegó una y otra vez, campeó a su amaño en zona roja y  no nos llenó de goles  gracias a algunas  providenciales  atajadas  del arquero Mosquera Marmolejo.

Y hubo  gruesos errores en marca.   El manejo del balón fue un desastre y las malas entregas, constantes. El pelotazo en el que se insistió fue tan inútil como innecesario en un DIM lento, predecible y absorbido en sus tres  zonas por  el futbol embajador. Y, para completar, Vuletich ,en plan de volante, fracasó  por completo.  El argentino carece de la técnica y el perfil  para jugar retrasado.

Colectivamente tampoco  hubo nada. Una  zaga  deficiente, un medio  campo inoperante y un ataque inexistente. Ni una sola opción de gol en  poco más de 90 minutos.  En el aspecto individual la situación fue exactamente igual: nadie a quien destacar.

Ni siquiera las cuatro sustituciones ordenadas por el técnico Gómez le cambiaron la cara el descolorido DIM que ayer enfrentó a Millonarios.  Razón  tuvo  don Wbeimar Muñoz , al expresar  en su crónica del partido,  que “no pesaron los ingresos de Vladimir, Sebastián Hernández, Pineda y Castro. El problema no era de nombres, sino de funcionamiento” , por cuanto no hubo diferencia alguna entre el  DIM que saltó al gramado con Juan Carlos Díaz, Edward López,  Miguel Camargo y Agustín  Vuletich,  con  ese otro  del período complementario, que contó con los dos Hernández, el chacho y Pineda. En el equipo nada funcionó ayer.

Al DIM  le hizo falta un caudillo en  mitad de campo y el del banco (DT) tampoco se vio en Bogotá; le hizo falta  dinámica;  le hizo falta solidez defensiva; le hizo falta ataque; le hicieron falta chispa,  sorpresa y ganas; y además   orden táctico  y fútbol colectivo e individual. Y le hizo falta mentalidad ganadora. Por eso, Millonarios fue ampliamente superior  en El Campín.

Pero lo más duro de esta derrota sin apenas haber opuesto resistencia en la contienda, es  tener  que posar nuevamente la mirada en la tabla de posiciones y en los más que discretos números del Deportivo Independiente Medellín:  En 6 partidos, 1 victoria, 4 empates y 1 derrota; 3 goles a favor ( Vuletich, Cambindo y Arregui) y 3 en contra;  7 puntos y un  rendimiento de 38.8%  Preocupante por donde se mire.

No aparece el fútbol, tampoco se evidencia estabilidad en el orden táctico y la vocación ofensiva del equipo se percibe tan solo de manera esporádica. Los vaivenes del equipo  nos demuestran que  el fútbol exhibido ante Once Caldas (por Copa Colombia) y América (por Liga) fueron quimeras. Y, la verdad, ya estamos cansados de alegrías e ilusiones a cuentagotas.  Ya no más aterrizajes forzosos para los sueños del  seguidor poderoso.  Ya es hora de ver un equipo más compacto y con fútbol más ofensivo.

Finalmente,  si Bolillo está confundido y preocupado por el cambiante comportamiento del equipo, los hinchas  lo estamos más, porque no sabemos a que juega  el DIM  ni cuales son  sus motivaciones.  Lo único que tenemos hoy muy claro es que, de no producirse un cambio  radical en los partidos que restan del campeonato,  los números  nos seguirán  acercando a una nueva y penosa  eliminación.
(María Victoria Zapata B.)

Compartir:

4 comentarios

  1. Gabriel Villa

    24 agosto, 2021 at 5:19 pm

    COMPARATIVO DE ENVIGADO Y DIM
    Don Alfredo, cordial saludo
    Después de ver Millos-DIM y luego Pasto-Envigado, qué diferencia entre la actitud, pundonor, compromiso y buen juego de los chicos de Envigado y qué pobreza, lentitud y juego pre-concebido el del DIM. Y estoy seguro de que cualquiera del DIM cobra más duro quincena que el más caro de los Naranjas. Ya a Bolillo le dio por insistir con Edwar López y Pineda, que insista también con Gallego y Reina, a quien no se le puede haber olvidado jugar. Gracias
    Gabriel Villa, Medellín

    Hincha de DIM
    Medellín

  2. Carlos A.Pérez Ost

    24 agosto, 2021 at 10:06 am

    QUÉ NECESITA EL DIM?
    Lo que necesita el DIM es un revulsivo, pero ya. Ya conocemos la historia de ahora hasta que termine la Liga 2, luego se hablará de grandes refuerzos y terminan trayendo jugadores que no dan más, como unos cuantos que hay hoy en día en el equipo. Despídanse de entrar a los «8» y concéntrense en limpiar la nómina y decidir de una vez por todas cuales jóvenes le van a servir a futuro.
    Tener prestados tantos jugadores no rinde, juegan bien para otros equipos y se van desgastando porque nadie los compra, sólo los quieren prestados, y cuando se lesionan y ya no sirven, quien se queda con los gastos de rehabilitación y salarios? El DIM por supuesto! Eso no es negocio. Si algún equipo los quiere, véndalos aunque sea barato pero gane algo, no los preste, que se devalúan y después se encarta…
    Carlos A. Pérez O., Medellín, hincha del DIM

    Hincha de DIM
    Medellin

  3. Carlosj

    23 agosto, 2021 at 6:03 pm

    ALGO PASA EN EL MEDELLÍN
    Los jugadores que no rinden en el DIM, van a otro equipo y son figuras, vea el caso de Caicedo en el Tolima, ahora Cortés en el Quindio, Herazo goleador en La Equidad, cada año se cambia de proyecto en el DIM y así no funciona nada. Los técnicos se van volviendo el fusible de la administración, y cuando los cambian o antes de hacerlo siempre nos dicen de la venta «segura» del equipo , y vuelve y juega don Raúl con sus «refuerzos», otro técnico, y de nuevo otro año perdido, veo el descenso cada día mas cerca , o será que eso es lo que quiere el dueño ?
    Carlos Jaime Q., Envigado, hincha del DIM

    Del editor. Hola Carlos. Difiero de su concepto sobre Juan Fernando Caicedo. El papel de Juan Fernando Caicedo en el DIM fue destacado: hizo goleador a Germán Ezequiel Cano. Delantero clave. Por eso la MLS se fijó en él.

    Hincha de DIM
    Envigado

  4. Alberto Pardo

    23 agosto, 2021 at 7:40 am

    CRÍTICAS PARA BOLILLO
    Hernán Darío Gómez está caduco, no se porque insisten en un técnico que se quedó en el pasado, de allí sus resultados. En Bogotá el equipo hizo un disparo al arco rival, una vergüenza. Hasta cuándo con «bolillo»?
    Alberto Pardo, Bogotá, Millonarios

    Del editor. Es posible que Alberto no conozca la filosofía de esta comunidad de fútbol. Si es hincha de Millonarios nuestra sugerencia es que se ocupe del cuadro azul y el buen momento. Y menos cuando pide la salida del técnico del DIM.

    Hincha de Millonarios
    Bogotá

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top