Capsulas de Carreño

¿Arias necesita tiempo…lo tendrá?

Déinner Quiñones con el balón, intrascendentes en este juego. San Lorenzo ganó con poco, aprovechando las ventajas defensivas del DIM, la clasificación está demasiado complicada. Foto @DIM_Oficial.

==

Por Rafael Villegas.

 

 

 

Aunque, con apenas una semana de trabajo, no se puede descalificar a un técnico, el inicio del uruguayo Alfredo Arias al frente del DIM, no fue auspicioso.

Para ponerlo en contexto, aparte del poco trabajo, le tocó enfrentar un equipo que en el torneo argentino marcha tercero con un invicto de 8 fechas y con una imbatibilidad sorprendente: 9 goles en contra en 24 juegos. El DIM, por su parte, no ha iniciado el torneo y solo lo hará este fin de semana frente a la Equidad en la Liga II.

“El Poderoso” jugó mejor la primera etapa que el segundo tiempo, y en ese primera mitad, mostró algunas cosas hasta el minuto 30, cuando la expulsión de Cetré tiró al traste la idea que seguramente tenía el técnico: manejo de pelota, jugar abriendo la cancha, pararse en campo contrario y buscar profundidad por derecha donde Cetré se estaba convirtiendo en la llave para romper el cerco que montó San Lorenzo, ultradefensivo y apostándole, en esa primera etapa, a mantener el cero con muy pocas incursiones ofensivas.

En la segunda mitad, San Lorenzo salió más al frente aprovechando su equipo completo frente a uno que tenía 10 en campo. Arias hizo modificaciones, salieron Brayan León y después Deinner Quiñones intrascendentes en este juego, salió Marulanda -fatal en marca- y envió a Chaverra a correr por derecha, a Alvarado a colaborar más en marca, a Diego Moreno para fortalecer el medio y a Cuesta a buscar llegada por dentro. Al final, metió a Monsalve, cuando ya el partido finalizaba, y poco o nada hizo más allá de hacerse sacar una tarjeta amarilla. En total el estratega uruguayo hizo 5 cambios, lo que indica que el equipo inicial no le funcionó como pensaba y la carga física le pasó factura.

San Lorenzo ganó con poco: 1×0 con gol del paraguayo Bareiro, aprovechando las ventajas defensivas del DIM que habían obligado a Mosquera Marmolejo a emplearse a fondo antes de esa anotación.

«Uno no juega como quiere sino con lo que puede, -dijo al final el técnico argentino Insúa, una frase lapidaria que explica el hoy del equipo argentino, un cuadro que no llena la retina pero, que según los cronistas gauchos, tiene feliz a su hinchada porque saca resultados.

Mal inicio para el DIM, la clasificación está demasiado complicada si tenemos en cuenta esta derrota.
Al técnico Arias le espera un trabajo muy arduo, si quiere que este Medellín sea protagonista, y para ello, requiere de tiempo, pero en los equipos profesionales lo que menos hay, es tiempo.
@lidervillegas

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *