Capsulas de Carreño

Arley Londoño, narrador de corte internacional

Arley Londoño. Foto www.elextramedios.com

Arley Londoño. Foto www.elextramedios.com

-Quién le abrió las puertas fue Javier Giraldo Neira en Manizales.
-Allí hizo sus primeros pinitos en radio, apenas tenía 17 años, como programador de Todelar, después lector de noticias y director de la emisora.
-La misma Todelar se lo llevó para Cali, narró a dos voces fútbol junto a su hermano Hammer (fallecido).
-Posteriormente se radicó en Bogotá, trabajó para Telemundo, Punch, RTI y Caracol.
-Y hace más de 30 años dejó Colombia tentado por el Canal 52 de Los Ángeles para ser lector de noticias.
-En 1990 fue contratado por Radio Claridad de Miami, la que fue estación de Caracol.
-De 1997 a 2003 prestó sus servicios a CNN durante 10 años, narrador oficial de Goltv.
-Ese a grandes rasgos el periplo radial y de TV de Arley Londoño.

¿Qué lo trae por Colombia?
“Por ahora de vacaciones, esta semana en Cali”.

-¿Asistirá a los Juegos Olímpicos?
Esta vez no.

-¿Cuándo regresará a Estados Unidos?
Me estoy preparando para comenzar el 12 de agosto la nueva temporada de la Premier League con Directv Sports y en septiembre una nueva temporada con los Florida Panthers dela NHL.  Y dándole a mi actividad personal www.SportsEco.com

 

*Felicitaciones al maestro Wbeimar Muñoz Ceballos por un nuevo master 
Es muy difícil encontrar en Colombia un periodista deportivo tan completo como Wbeimar: en asuntos literarios, musicales, históricos, deportivos y generales. Su vasta cultura no tiene par en el telón nacional, su preparación deportiva es inagotable y su forma de expresarse, deleita por la calibración de las palabras en inteligente juego con la brillantez de los símiles.
No hay un segundo Wbeimar en Colombia, es la verdad. Y su imparable búsqueda del conocimiento es un ejemplo para las nuevas generaciones deportivas del comentario y para muchos técnicos rezagados que no van en pos de ir más allá de sus tangenciales conocimientos de su oficio.

Salud Wbeimar. Los antioqueños tenemos el privilegio de escuchar a este maestro, pues su bondad con esta tierra hizo que se anclara en sus montañas y no tomara un avión para la capital. Disfrútalo y reencuéntrate con esa leyenda que es tu nombre.
Rubén Darío Barrientos G., Medellín, hincha del DIM

Compartir:

6 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top