Capsulas de Carreño

Arsenio Erico “El Saltarín Rojo”

 

John Cardona Arteaga

Volvemos con los apuntes de José María Otero, recordando la figura de un verdadero portento del fútbol suramericano, Arsenio Pastor Erico Martínez, quien se convirtió en una indiscutible leyenda del balompié. Lo relevante de esta exposición es que el testimonio sobre la calidad inmensa de Erico nace de otro referente del fútbol mundial, Don Alfredo Di Stéfano. Pocas veces se encuentran criterios tan autorizados, bajo el respaldo de la honestidad deportiva, lo cual hace más grande a Di Stéfano.

Sobre el personaje de hoy tomamos un apunte que compromete a otro grande de la poesía lunfarda, Carlos de la Púa, también conocido como el Malevo Muñoz:

“El gran espectáculo es su juego, sus gambetas maravillosas, sus verdaderos shots de cabeza, su ímpetu para resolver las situaciones difíciles, su sentido del arco y su verdadero olfato del gol”. Carlos de la Púa, poeta y periodista argentino y exponente más relevante del lunfardo, se refirió así a Arsenio Pastor Erico en su artículo ¡Vamos a ver jugar a Erico! en el Diario Crítica en mayo de 1938. Aquella reflexión finalizaba con una afirmación rotunda: “Digamos todos, viva Erico de Independiente y el que no lo quiera decir que reviente”.

https://historiadelfutbolenimagenes.blogfree.net/?t=1046204

Además, es propicio el  momento  para recordar y mandar un saludo al amigo,  gran escritor y columnista, Jorge Barraza, quien ha tenido la fortuna de ahondar e ilustrarnos sobre la vida estos dos personajes del fútbol mediante sus libros Erico para siempre,  donde el destacado periodista Diego Borinsky entrevista a Di Stéfano sobre su ídolo Erico (pág. 24) y ¡Alfredito, Alfredito!, 21 historias de fútbol y periodismo, donde destacamos los capítulos sobre Alfredo Di Stéfano y Luis Fernando Montoya, a quien reconocemos cariñosamente en Colombia como “ El campeón de la vida”. Invitamos a los lectores de Cápsulas para hagan de estas obras parte de su biblioteca.

Volviendo a nuestro invitado José María Otero, al final del escrito de Don Alfredo sobre Erico, compartimos un poema que dedicó al gran goleador de su club, con su inspiración como hincha de los Diablos Rojos.

Para concluir, agregamos el toque musical con una hermosa canción paraguaya que rinde tributo al gran Arsenio Erico.
John Cardona Arteaga

 Erico

“Erico fue lo más grande, quizá, que vi en un campo de fútbol y eso que estaba acostumbrado a ver a “La máquina” de River y después jugué en Millonarios y el Real Madrid, donde tenía unos compañeros bárbaros. Pero Erico era otra cosa. Era un bailarín del área, un malabarista total. Un artista de circo. Yo traté siempre de conseguir su virtuosismo, su agilidad. Siempre le quise imitar. Claro que yo no era un cabeceador como él ni lo fui jamás.

Erico hacía cosas únicas. Arriesgaba una barbaridad en la cancha, hasta un punto como nunca yo he visto y que por supuesto hoy no se ve porque todos tienen miedo de fallar. Sin embargo, eso a Erico no le importaba, aunque en aquella época ya iban a cada partido cuarenta y cincuenta mil personas. De cabeza era extraordinario, el mejor que yo he visto. Le admiraba tanto que, por él, yo que era de River, comencé a seguir a Independiente. En 1938 jugaron el último partido con Ferro y ganaron 2-1 y salieron campeones. La delantera de los rojos era: Vilariño, De la Mata, Erico, Sastre y Zorrilla. Gandulla adelantó a Ferro, pero el gol del empate fue inolvidable:

Centro de Vilariño desde la derecha al pecho de Erico. Todos esperaban que el paraguayo la bajara, pero se zambulló hacia adelante y la metió de emboquillada con los tacos, sobre la defensa, para la entrada de Zorrilla por la izquierda. El extremo llegó a la raya desbordando y yo vi a Erico gatear para incorporarse y picar en puntas de pie. Llegó el centro atrás, “el paragua” se levantó en medio del área, le metió un frentazo impresionante hacia abajo y la clavó en la red… La gente se desmayaba en las tribunas…

Otra de las razones por las que nunca me olvidaré de mi ídolo fue porque cuando yo jugaba en la cuarta división de River, un día tomé el 55 en Barrancas camino de Belgrano y casi me caigo al ver delante de mí a Erico. Me mira y ante mi asombro me dice:

-Vos jugás en la cuarta de River de centrofóbal, ¿no? Te vi hoy contra la cuarta nuestra y me gustaste, pibe. Seguí así que vas a llegar lejos.

Viajamos juntos hasta Chacarita y esa noche no podía dormir de la emoción. El día que nos enfrentamos en Primera, me vino a saludar como un gran señor que era y me reconoció:

-Te felicito, has llegado a primera y tenés que seguir progresando porque sos muy bueno…

Eso me lo dijo Arsenio Erico, el mejor jugador que vi en mi vida. Todavía se me pone la piel de gallina al acordarme.

Alfredo Di Stéfano”

(Nota. Erico es el máximo goleador del fútbol argentino con 295 goles y estuvo en Independiente desde 1934 a 1942)

José María Otero
(Publicado el 11 de mayo de 2020)

 

 

Erico

Poema lunfardo
Letra: José María Otero

«Vol’are… ¡oh.¡oh!…»
Domenico Modugno

Inexorable y voraz, desde la altura
Desciende hacia la presa y fija
Sus ojos que horadan la espesura,

En la esfera, que domada y prolija
Envolverá en las redes, y asegura
Otra medalla que engrosa su valija.

La elegancia natural se adorna
Con despliegue de acróbata; no en vano
El mito de Ícaro en su saltar retorna.

Piernas de bailarín que impulsa con las manos,
Completando el perfil que lo conforma:
Un arcabuz abajo y arriba un aeroplano.

https://www.todotango.com/musica/tema/5944/Erico/

 

Al gran Arsenio Erico

Autores: Gerardo Halley Mora – Saverio Ricciardi.
Interpretación por el Dúo Peña- González

«Es de mi tierra un noble hijo,
es el más grande del scors,
es el sin par Arsenio Erico
y hoy yo le canto al rey del gol,
al que jamás negó o desdijo
hacia su tierra un puro amor,
que fue más grande y consagrado
el rey del fútbol mundial.

 

Eres grande y eres noble,
caballero gran varón,
emoción inigualable,
del estadio gran señor.
Tu dominio de la bol
que tejía ñandutíes,
despertaba el clamor
con la magia de tu gol.

Oh diablo rojo y tricolor,
gran hechicero del balón,
fuiste el más grande goleador
el de más garra y corazón.

Independiente y Nacional,
de tus amores por igual
te dieron arte, inspiración
para honor del Paraguay».

Puede escucharse este tema en el siguiente link:

https://www.youtube.com/watch?v=GfQJXnZ_LLA


Medellín, octubre de 2020

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top