Capsulas de Carreño

Arturo Reyes nos eliminó… Por Óscar Rentería Jiménez, Cali

Arturo Reyes. Foto Colfutbol.

Por Óscar Rentería Jiménez, Cali.
Columnista El País.


*Por culpa de la dirección técnica, quedamos por fuera de los Olímpicos. // Merecido triunfo del Cali en el clásico.

 

Desde antes del Preolímpico, cuando apenas se jugaban los amistosos de preparación, pegué el grito en el cielo, al señalar que nuestra selección tenía más y mejores jugadores que técnico. Hoy, con tristeza y rabia, se tiene que reconocer que Uruguay nos ganó en todos los sectores, con un repaso táctico del entrenador Gustavo Ferreyra.  Reconozco que durante el torneo, Colombia tuvo escaramuzas y algunos se tragaron el anzuelo. En mi caso no, porque siempre advertí errores elementales al no encontrar un patrón de juego definido, al ubicar mal a varios jugadores en la cancha y al no entender que todos los partidos no son iguales y que de acuerdo con el rival se tienen que preparar las estrategias del juego.

URUGUAY

Contra Uruguay en la penosa despedida, Reyes volvió a equivocarse como técnico y nos eliminó de los Olímpicos. Ordenó tres centrales, cuando era elemental jugar con cuatro. Sacó a Herrera quien fue uno de los mejores del equipo como lateral derecho y de nuevo martirizó el rendimiento de Carrascal, al ponerlo como inicialista por el medio y adelante. Hace rato que Colombia no volvió a triunfar con sus divisiones menores y eso obliga un análisis profundo de la Federación con Ramón Jesurún a la cabeza.

Situaciones con Reynaldo Rueda y Eduardo Lara  fueron diferentes en años anteriores, con resultados que después se sintieron en el equipo de mayores. Uruguay nos pasó por encima y nos eliminó, aprovechando las fallas que se repitieron en el último partido. Otra vez será, pero nunca con Arturo Reyes como técnico.

JUGADORES

Hablé con muchos entrenadores colombianos y todos estuvieron de acuerdo al manifestar que el equipo tuvo jugadores para actuar mejor y conseguir la clasificación a los Olímpicos. Ruiz como arquero no fue nunca seguro y se mantuvo siempre en la titular. Atrás los mejores fueron Herrera y Fuentes, ya que en la parte central Ditta, Segura y Terán tuvieron altibajos por la forma como se jugó con ellos.

Increíble que  con figuras como Benedetti, Carrascal, Atuesta, Cetré y  Carbonero nos hayan eliminado. Vale mencionar que los delanteros Sandoval y Márquez nunca se sintieron cómodos por la manera como se orientó el ataqué. Colombia por culpa de Reyes se quedó sin Tokio.

EL CLÁSICO

A pesar de que el último clásico mientras estuvo completo se observó parejo, el Deportivo Cali sumó al final méritos para ganar y América le colaboró con errores increíbles en jugadores como Rangel, Carrascal y Ramos. Rangel, porque aunque la primera amarilla no fue clara, tenía una y nunca debió buscar la otra al golpear la cara de Caicedo. Carrascal, porque fue irresponsable al insultar al árbitro y Ramos, porque con nueve compañeros en la cancha, decidió atacar, perdió la pelota y eso le costó la derrota a su equipo en Palmaseca.

Antes de las expulsiones, el compromiso repartió por partes iguales sus cosas buenas y malas y podría escribirse que la lucha se concretó en el medio campo, donde mientras América tuvo la línea de siempre, lo cual le brinda garantías,  el Cali  rotó algunas posiciones para sacarse de encima el control rojo y sorprender especialmente con Vásquez en jugadas individuales.

LOS ROJOS

América no puede seguir dando tantas ventajas en su línea defensiva. Arrieta  todavía no está para titular y con Jaramillo, improvisado como central izquierdo, el rival que lo ataque por ese lado, logra ventajas imposibles de despreciar. Por eso el equipo se siente inseguro y por tantos errores de la defensa, ya no es tan contundente ese tridente con Carrascal, Paz y Sierra, que tantos resultados le dio, inclusive para llegar al título en la temporada pasada. Se le perdona a Rangel que no marcara gol, se le reconoce a Vergara el descuento, pero con Ramos ya la espera preocupa. Costó mucho dinero y en la cancha hasta ahora, su fútbol no responde ante semejante inversión.

LOS VERDES

La figura del Cali en el último clásico fue el arquero David González,  mientras a Menosse se le atribuye la culpa en el gol de Vergara y a Juan Camilo y a Andrade se les exige más actividad y resultados en la dos funciones que deben cumplir. Por su rotación y el despliegue en la cancha, es difícil señalar un planteamiento fijo en el Deportivo Cali, tanto en el medio como en el ataque.  Adelante rotó inicialmente con Vásquez por la derecha, Arrieta por la izquierda y Palavecino sorprendiendo por el medio y  la tripleta de marca se montó con Gómez, Colorado y Roa, ordenados para impedir que América se armara desde atrás con Carrascal.

DOS MENOS

El fútbol está diseñado para jugar 11 contra 11 y cuando un equipo queda con 9, así falten 10 minutos  y la adición, es prácticamente imposible impedir que el rival distribuya su juego, abra por las bandas, sorprenda por la mitad y al final encuentre la victoria como sea. América pudo hacer algo más, por ejemplo, defender como lo hizo Argentina con Colombia en el Preolímpico y no intentar buscar un segundo gol con tanta gente por delante. Ahí faltó la orden de Guimaraes y si la dio, fallaron sus jugadores.  Por todo lo anterior, el clásico fue verde.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top