Los operarios de Osasuna fueron los artífices de que el encuentro entre navarros y madrileños comenzara a la hora prevista gracias a la gran labor realizada retirando nieve durante todo el día.

Entre zonas blancas y verdes, los jugadores de Zidane se adueñaron de la posesión de balón desde el inicio moviendo el esférico de lado a lado sin llegar con claridad a la meta defendida por Sergio Herrera.

El frío, el cansancio y el estado del césped no permitieron ver una buena primera parte, en la que Osasuna también hizo méritos para entorpecer el juego blanco.

Los merengues saltaron a la segunda mitad moviendo el balón de manera mucho más rápida con la idea de sorprender a su rival. Asensio ‘pinchó’ el esférico de manera exquisita antes de lanzar a puerta sin encontrar el premio final. Fue el primer disparo entre los tres palos del Real Madrid a los 48 minutos.

Finalmente, Osasuna sumó un nuevo punto ante un Real Madrid que no supo encontrarse en los 90 minutos que duró un partido marcado por el frío y la nieve.
(Fuente: ESPN)