Capsulas de Carreño

«Bélgica se despide de Rusia con una sonrisa» (L.V.)

De Bruyne celebra el gol de Hazard. Foto Tolga Bozoglu / EFE, tomada de La Vanguardia.

*Los goles de Hazard y Meunier dan el tercer puesto a los de Roberto Martínez.

POR ROBERTO RODRÍGUEZ
La Vanguardia

El partido que nadie quiere jugar concedió a Bélgica un premio que difícilmente podrá consolar a su afición, pero que les reconoce como una de las grandes noticias del Mundial de Rusia. No llegaron a su objetivo, pero en su trayecto dejaron muestras de un fútbol bien cocinado, en el que Hazard y De Bruyne pusieron el picante. El cocinero, Roberto Martínez, un catalán que supo elegir el menú cada día para alimentar a su afición de forma alegre. Y para terminar el Mundial de Rusia se merendaron a Inglaterra con gol de Meunier y Hazard en sendos contragolpes.

Por primera vez en su historia Bélgica alcanzó el tercer puesto en una Copa del Mundo.Un mérito indiscutible al que hay que añadir la atractiva propuesta futbolística. No fue ante Inglaterra, donde primó la eficacia, donde se vio el más vistoso de sus partidos. Dos contragolpes certeros terminaron con la oposición de una Inglaterra que adoleció de certidumbre en los últimos metros.

Al partido por el tercer puesto llegó Bélgica con más ambición. Gareth Southgate, otro de los técnicos que han elevado el nivel de una selección plagada de fracasos en los últimos tiempos como es la inglesa, cambió su centro del campo por completo y ello ocasionó ciertos desajustes que hicieron sufrir a Pickford.

El nivel competitivo y emocional de los ‘diablos rojos’ ha crecido en este Mundial hasta el punto de no acomplejarse ante nadie. Y en un partido en el que se trataba de evaluar la madurez a la hora de encajar una dura derrota, el combinado de Martínez mostró mayor entereza. Y eso que Inglaterra intentó, aunque de forma dubitativa, llevar el peso del encuentro desde el inicio.

Al partido por el tercer puesto llegó Bélgica con más ambición. Gareth Southgate, otro de los técnicos que han elevado el nivel de una selección plagada de fracasos en los últimos tiempos como es la inglesa, cambió su centro del campo por completo y ello ocasionó ciertos desajustes que hicieron sufrir a Pickford.

El nivel competitivo y emocional de los ‘diablos rojos’ ha crecido en este Mundial hasta el punto de no acomplejarse ante nadie. Y en un partido en el que se trataba de evaluar la madurez a la hora de encajar una dura derrota, el combinado de Martínez mostró mayor entereza. Y eso que Inglaterra intentó, aunque de forma dubitativa, llevar el peso del encuentro desde el inicio.

Los constantes centros laterales exigieron a la zaga belga durante la mayor parte del segundo tiempo. Apareció Maguire para rematarlo todo, pero nunca con acierto. En plena ofensiva inglesa llegó la virulenta reacción de Bélgica. Dos contragolpes que merecieron rubricar la sentencia. En el primero Pickford le negó el gol a Meunier. En el segundo De Bruyne y Hazard se aliaron para ridiculizar a Phil Jones y finiquitar el duelo.
(Fuente: La Vanguardia)

Síntesis
BÉLGICA 2  (1)  – INGLATERRA 0  (0)  (Sábado, 14 de Julio)

Mundial Rusia 2018
Por el tercer lugar. Juego No. 63
Escenario: San Petersburg Stadium
Asistencia: 64.406 espectadores
Central: Alireza Faghani (Irán)

Bélgica:
Courtois; Alderweireld, Kompany, Vertonghen; Meunier, Witsel, Tielemans (Dembele, 78′), De Bruyne, Chadli (Vermaelen, 39′); Eden Hazard y Lukaku (Mertens, 60′).
Goles:  Meunier (minuto 4), Hazard (minuto 82)

Inglaterra:
Pickford; Jones, Maguire, Stones; Rose (Lingard, 46′), Delph, Dier, Trippier, Loftus-Cheek (Dele Alli, 84′); Sterling (Rashford, 46′) y Kane.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top