Capsulas de Carreño

Bienvenido Fútbol, de nuevo bienvenido

==

Por Felipe Gómez.
Columnista Cápsulas.

 

 

 

*Messi, Di María y su corte redimieron el más bello de los deportes, volvió a aparecer el desaparecido rey.
=======

Claro que me alegra y me pone feliz el triunfo del seleccionado argentino. No nací allá, soy de acá, pero siempre he tenido devoción por ellos, por su cultura, por esa forma romántica de ver la vida, por ese abrazo y compañía perpetua que hacen de la nostalgia una compañera.

 

No nací allá pero si los conozco bien, porque he disfrutado de la encantadora amistad que me han prodigado amigos maravillosos que allí viven, han vivido y se han despedido con sus glorias.

 

No nací allá, soy de acá pero si supieran que casi una veintena de veces he recorrido su ciudad capital, sus calles llenas de lujuriosas épocas y de recuerdos vivientes, calles llenas de bandoneón y de fútbol, sobre todo de fútbol.

 

No nací allá, soy de acá, pero si supieran que he caminado detrás del espíritu del General San Martín, porque subí cabalgando al portillo argentino siguiendo sus olvidados pasos y me imaginé, tal cual lo hice como cuando seguí a Bolívar en Pisba, que se derrotaba al yugo español a pesar de que la reuma apoquinaba al libertador de América.

 

No nací allá, soy de acá, pero he caminado  viñedos  de fecundos tempranillos y  aromáticos Malbec, y además, he bebido escocés en  las rocas firmes de  sus  cristalizados témpanos  patagónicos.

 

No nací allá, soy de acá, pero he galopado en sus pampas, trepado al techo de América y  me  he extasiado  en sus Antártidas.

 

No nací allá, soy de acá, pero desde mil novecientos setenta y cuatro comencé a seguir a Carnevally, Ayala, Housseman, Babington y “Al Cacho” Heredia, por ese tiempo sufrí como hincha cuando nos eliminaban.

No nací allá, soy de acá, pero conocí al maestro Oswaldo Juan Zubeldia, a Leonardo Nieto el del salón Versalles, el mismo que nos dejó la casa Gardeliana.

No nací allá, soy de acá pero reventamos nuestras gargantas cuando Kempes y Bertoni destruyeron la defensa Holandesa y luego de tres golazos contra ese equipo de fantasía que era la naranja de Cruyff se gritó por primera vez campeón.

No nací allá, soy de acá pero nos deleitamos con Maradona, Bilardo, Fillol, Batistuta, José Luis Brown, Aimar, Valdano, Peckerman, Miguel Ángel López, Alejandro Semenewick, Carlos Andrés Bulla, Eduardo Andrés Maglioni, Ricardo Gareca, Julio César Falcioni, Turro Olivera, Hugo Morales, Omar Oreste Corbatta,  Miguel Ángel Converti, el Tigre Benitez, Néstor Leonel Scotta, Oscar “Coco” Rossi, Franco Armani  y  tantos otros que por acá pasaron dando cátedra y enseñándonos.  Y como excelentes alumnos que fuimos de ellos, con los nuestros en cualquier tarde de septiembre  en cualquier eliminatoria nos graduamos en el Monumental y ese fue y ha sido nuestro honor mas grande.

 

Ayer el fútbol nos convocó a todos, sin ser de acá ni ser de allá  y ayer  la selección argentina nos devolvió la fe que habíamos perdido ante tanta trapisonda  que tienen los que interpretan el  fútbol para ganar o ganar a como fuera y que eso era lo único valedero en el deporte y  en la vida, ayer Messi, Di María y su corte redimieron el mas bello de los deportes, ayer volvió a aparecer el desaparecido rey.

 

Que el campeón del mundo sea un equipo que respete los preceptos estéticos del fútbol y  nos hace vibrar con la pasión  de sentirnos felices y completos, es maravilloso, viva el Fútbol, viva la selección Argentina, el nuevo monarca.
======

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top