Capsulas de Carreño

Bienvenido Señor presidente.

MEDELLIN. Este buen partido Nacional-Bucaramanga, que tuvo de todo como recorte de panadería, hizo parte de mitad de la bienvenida,  porque la otra mitad está reservada para el clásico ante el DIM. Foto @Dimayor.com

===
Por Jorge Iván Londoño Maya.


 

 

 

*Que el éxito de su gestión sirva para enderezar el rumbo, no solo de la institución, sino  del equipo.
=======

 

La mejor bienvenida que le podían dar los jugadores al nuevo presidente de Nacional, era hacerle una prueba de esfuerzo, para saber qué tan preparado está para soportar la carga emocional y cardíaca del nuevo cargo, obligatoria además por el hecho de ser  hincha del verde, prueba que nace del complicado triunfo logrado ante el Atlético Bucaramanga.

 

Luego de un inicio en el que los canarios trinaron a su antojo, y perdonaron la apertura del marcador, Nacional se sacude,  toma las riendas del partido y en un lapso de siete minutos pone el marcador dos a cero, con goles colectivos logrados por Duque y Mantilla, que por fin volvió a mostrar “Equidad” en su juego.

 

En el primer gol hay que destacar el cambio que hace Dorlan, al mejor estilo de pedrada palestina, desde el Obelisco hasta el Liceo Marco Fidel Suarez, allí recibe Jarlan, pase a Mantilla, quien con par amagues deja a su marcador y hace el centro para que Duque nos repita una de sus “izadas” y anote de cabeza.

 

El segundo se origina en un triángulo obtuso, conformado por Jarla, Banguero, Dorlan y Mantilla, quien sobre la carrera saca derechazo para anidar el balón en la portería norte, y para que florezca la declaración de amor ante la cámara.

 

A  quince minutos de terminar  el primer tiempo, Jarlan la embarra haciendo un taquito para devolverle el balón a Sebastián, pero se lo deja a Dayro que hace dos amagues que le producen hernia umbilical a Olivera,  y peina el balón para bañar a Mier, con champú incluido. Un golazo para el que no se requería pedir perdón a toda la clientela del Atanasio, sino más bien aplausos. Este Jarlan nos mantiene  entre amores y desamores.

 

El inicio del segundo tiempo es algo así como una copia  del primero. A los diez minutos Dorlan se equivoca en un pase a Sebastián, lo que permite que el Bucaramanga tome posesión del balón, avance en bloque, y sea nuevamente Dayro quien anote para empatar el partido, pero esta vez sin pedir perdón.

 

En el minuto 75, cuando comenzaba a sentirse el olor a empate apanado, porque no se le veía claridad a Nacional para llegar al tercero, Andrade, quien recién había entrado  con cara de sargento, se luce con un pase de lujo a Román para que  saque un misil coreano y venza al portero búcaro, para  poner las cosas  3 a 2, marcador que a la postre de natas prevaleció.

 

De ahí en adelante comienza el sufrimiento, porque Sherman, jugando en un solo pie, sigue comandando la avanzada canaria para buscar el empate que no llego gracias a la diosa fortuna y las atajadas de Mier, en especial la realizada en un tiro libre cobrado por Sherman. Ese buen trabajo le mereció ser erigido como la figura del partido. Mérito que debió ser compartido con Dayro, por sus dos goles, un tiro en el palo y un dolor de cabeza permanente. ¡Quién lo crío!

 

En el minuto 93 termina la zozobra y se respira profundo, respiro que tiene sabor a 3 puntos, que dejan a Nacional en la sexta casilla con doce puntos, que pueden ser 15 si se le gana a Envigado el partido que estaba aplazado, y que se jugará el primer día de septiembre.

 

 

Pues bien doctor Navarro, este buen partido, que tuvo de todo como recorte de panadería, hizo parte de mitad de la bienvenida,  porque la otra mitad está reservada para el clásico ante el DIM, clásico que le tocará vivir como presidente y como aliciente para los jugadores. ¡Hágale pues!

 

Bienvenido Señor presidente, y que el éxito de su gestión sirva para enderezar el rumbo, no solo de la institución, sino  del equipo, porque en este semestre vamos por la senda equivocada.

 

“Un líder es aquel que conoce el camino, hace el camino y muestra el camino”. John C. Maxwell.
======================

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top