Capsulas de Carreño

Bismarks, sin contratiempos. (Análisis).

Por Roosevelt Castro B.

 

Con un arbitraje sobresaliente, sin reparos y sin grandes retos, culminó su actuación el soledeño Bismarks Elías Santiago Pitalúa, en su partido número 115 como juez central de la Primera A de futbol rentado colombiano.

La lluvia, que empezó a caer en el Estadio Atanasio Girardot, de Medellín, pronosticaba un partido de muchos roces entre los jugadores de los oncenos Deportivo Independiente Medellín vs Patriotas, pero, y para bien del espectáculo presenciado por 18.423 aficionados, no hubo inconvenientes para su juzgamiento por parte de Santiago Pitalúa.

En lo técnico, bien sancionada la pena máxima a favor del equipo local, en el minuto 63. Un pase filtrado de Ricaurte a Pons, quien de espaldas a la portería gira en las cercanías del área de meta para quedar mano a mano con el portero. El defensor visitante Payares quien sujeta y derriba al delantero rojo; el silbatazo y la señalización del punto penal, para decretar la falta sin objeciones y la respectiva medida disciplinaria de color amarillo, por parte del árbitro costeño, nacido el 16 de octubre de 1987.

Dice la regla 14 (la pena máxima o penalti), que para sancionarla es necesario cumplir con tres condiciones: Que el balón este en juego, que exista una de las 10 faltas graves para tiro libre directo y que se produzca dentro del área de 16.50. Las tres se cumplieron, para beneficio del cuadro local.

La falta es refrendada por el asistente arbitral # 2 Helbert Calvo. El capitalino corre al vértice de la banda con la de meta, como código arbitral para “decirle” a Bismarks que fue adentro del área de penal.

El defensor del Poderoso Andrés Cadavid convierte la falta en gol y con este se sella la victoria escarlata, en la segunda fecha de la Liga Betplay Dimayor II-2022.

Imagen que si se publica de los actos protocolarios de quienes administraron justicia con el central Bismark Santiago y los capitanes del DIM y Patriotas. Foto Wilson Valencia, Acord Antioquia.

LO DISCIPLINARIO Y LO FÍSICO

En los otros dos ítems evaluativos para el control del partido, Bismarks obtuvo unas altas calificaciones.

Con 4 amarillas, todas para la visita, selló su actuación el juez central. A la amonestación de Payares (min 63), se sumó la de Leonardo Flórez (min 24) y la de José Andrade (min 92), todas ellas por faltas a un contrario. El otro amonestado de Patriotas fue José Ramírez (min 68) por protestar las decisiones arbitrales.

Rompiendo su diagonal para estar al pie de la jugada y con desplazamientos rápidos para la toma de decisiones técnicas, fueron otros de los ingredientes que subieron la calificación del árbitro atlanticense, que terminó con una calificación de 9 sobre 10.
=======

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top