Capsulas de Carreño

Boca 2 – River 2. Buen plato fuerte

BUENOS AIRES. Boca y River empataron en un Superclásico que tuvo de todo
Lo ganaba el Xeneize gracias a Ábila. Lo dio vuelta el Millo, 2 a 1, con tantos de Girotti y Borré. Villa estampó el 2 a 2. Hubo dos expulsados, Campuzano y Enzo Pérez. Apasionante duelo en la Bombonera. Foto tomada del diario Perfil.

*Boca y River empataron 2 a 2 en La Bombonera, en un partido muy atractivo que deja a los dos equipos en la punta de la Zona Campeonato A a una fecha del final.

Ahora, el ganador de este grupo, que jugará la final del torneo con el vencedor de la otra zona, se definirá en la última fecha, donde Boca visitará a Argentinos y River recibirá a Independiente.

Fue el primer superclásico luego de un largo tiempo, ya que en 2020 los dos grandes del fútbol argentino no se enfrentaron por la pandemia.

Contra lo que podía suponerse, River puso a casi todos titulares. Gallardo escondió el equipo hasta el final, a diferencia de Boca, donde Russo ya había dado indicios de los 11 iniciales.

Boca arrancó en ventaja. A los 10 minutos, un centro de Mas al área llegó justo para el ingreso de Abila, quien como nueve clásico definió muy bien y a puro oportunismo ante la salida de Armani.

Una ventaja sorpresiva, teniendo en cuenta que hasta ese momento River era el dominador.

Pero los de Gallardo tuvieron cerca el empate, con un remate de Carrascal que dio en el palo. Antes, Andrada le había tapado muy bien un disparo de gol al colombiano Borré.

Si bien River tenía más posesión y Boca esperaba, el xeneize tuvo otra chance clara con un remate de Capaldo que sacó muy bien Armani.

En el complemento, Gallardo mandó todo a la cancha: ingresaron Nacho Fernández y Suárez, y el pibe Girotti, quien iba a ser determinante.

Tan determinante como la expulsión infantil de Campuzano a los 12 minutos del segundo tiempo, tras un fuerte golpe en el rostro sobre Suárez. Antes, en el primer tiempo, el colombiano debió ser expulsado por otro codazo contra Carrascal.

Con el hombre de más, Boca se retrasó demasiado y River se hizo claro dominador. Y con dos cabezazos dio vuelta el marcador.

Primero, a los 27 minutos, Borré anticipó a Izquierdoz para el 1 a 1, y luego el pibe Girotti casi arrodillado en el borde del área chica marcó el 2 a 1. Iban 31 minutos del complemento y Boca con uno menos parecía condenado a la derrota.

Ya estaban en cancha Tevez y Soldano, y Jara había ingresado por Cardona para ocupar el lugar de Campuzano. Villa era el que más inquietaba con su velocidad, pero el millonario parecía tener controlado el encuentro.

Hasta que Enzo Pérez vio la roja por una fuerte falta contra Capaldo. Doble amarilla y afuera, ya que en la primera mitad había sido bien amonestado por bajar desde atrás a Villa.

Las cosas se emparejaron. Y 10 contra 10, Boca tuvo su chance. Tevez armó una muy buena jugada por el centro del ataque y le dio un pase bárbaro a Villa, para que el colombiano superara a Armani con una gran definición.

Lo cierto es que ninguno de los dos pudo sacarse ventaja. Boca parecía tener todo controlado hasta la roja a Campuzano, y cuando River festejaba por una victoria que casi tenía en el bolsillo, Boca mostró su jerarquía para empatarlo.

Ahora, se vienen dos partidos cruciales. Primero River jugará este martes ante Palmeiras, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores, y Boca lo hará el miércoles por la misma instancia ante Santos de Brasil.

Si ambos avanzan en sus respectivas series, habrá una nueva final de Libertadores entre los dos equipos argentinos.

El próximo fin de semana será el turno de definir al finalista de la Copa Maradona (Boca es líder por un gol de diferencia), en otro mano a mano entre Boca y River, aunque esta vez no se enfrenten cara a cara.
(Fuente: EFE, vía Espn)

Compartir:

Un comentario

  1. Juvenal Coronado Ramirez

    3 enero, 2021 at 11:27 pm

    *El superclásico argentino
    Buenas noches Don Alfredo, que bueno fuera que los partidos del futbol colombiano tuvieran la intensidad y entrega del argentino. Jugadores dedicados a jugar, sin fingir faltas, ni quemar tiempo y aunque ya es mucho pedir, lo ofensivo (al ataque) del fútbol inglés.
    Juvenal Coronado Ramírez, Medellín

    Hincha de DIM
    Medellin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top