Capsulas de Carreño

Botafogo 1 – Nacional 0. La Copa rota.

 

RÍO DE JANEIRO. Palidez ofensiva de Nacional, Dayro Moreno no apareció en toda la noche. Ganó el anticipo y gestación de Botafogo. Foto Conmbol.com.


Por Wbeimar   Muñoz   Ceballos.

Pasaron  10  meses  entre el título de campeón de la Copa Libertadores de América  y  el  rompimiento del  sueño  para repetirlo.  Reinaldo Rueda, después de la eliminación de anoche, reconoció  que  no  acertó  en  la escogencia de los jugadores  contratados  para reemplazar a  las estrellas vendidas, justamente  en  la temporada  en que  Nacional  tuvo  los mayores  ingresos  económicos de  su  historia.

Se  fueron   Borja,  Berrío,  Guerra,  Marlos, Davinson,  Pérez, Copete y  Mejía.   De  los nuevos, encajó   Dayro.   Aldo, Valencia,  Franco, Vásquez  y  compañía, tienen  deudas  por  saldar.  Ese  juego  de  fluidez  creativa,  amplitud,  profundidad y  contundencia  que llevó  al equipo  a su gran campaña del  2016, solo muestra ahora  fogonazos, que no alcanzaron para un mejor desempeño  a  nivel internacional,  porque otra lectura  hay  en el  torneo  doméstico.

Anoche, por ejemplo,  el  cuadro  verdolaga se desempeñó  bien entre los minutos 30 y 45, cuando logró llevar  la pelota hasta el área brasileña y  Bocanegra,  Aldo,  Ibargüen  y  Macnelly, estuvieron cerca de la anotación, pero  erraron los disparos.  En los flancos Rodin encendió la llama frente a Víctor Luis, pero la apagó completamente en el segundo  tiempo   e Ibargüen  no pudo  superar  los marcajes en su zona.   Por dentro   no influyeron  Arias, Aldo, Nieto y  Ruiz.   Cayeron  los jugadores  en  la desesperación, más preocupados de discutir con el árbitro peruano Carillo, que de encauzar el  juego colectivo.

La  palidez  ofensiva  del  visitante. contrastó  con la rapidez,  anticipo y  gestación de Botafogo.  Tanto en el  juego combinativo, como en  los contraataques, los  brasileños  fueron  superiores   y dominadores.   En  defensa, atravesaron  una tractomula  en  su  arco ( 10 jugadores por detrás de la línea de la pelota), que oscureció  el avance verdolaga,  carente  de disparos en los 45 minutos finales.   Los  vencedores ,  más agresivos y veloces , gobernaron  con   mano  firme  en  las dos áreas.

No  ganar un solo punto de visitante y  la pérdidas de los dos duelos con Botafogo, acabaron con las posibilidades de avanzar en el certamen continental.   Tuvo  Nacional  la pelota en muchos pasajes, pero no encontró  los espacios, lo que  impidió hacerle cosquillas a la defensa adversaria, durante  75 minutos.

Confusa  en  la zona de seguridad, la  gente de  Rueda sobrevivió por los guantes de Armani, salvador en 6 llegadas con  filo de Botafogo.   Sin embargo, no  pudo evitar el gol de PIMPAO , quien  en velocidad superó  en el  duelo individual a  Arias, a los 50’.    En el otro lado de la cancha, Nacional  sin movilidad  suficiente  para un  juego de continuidad,  se enredó en  la ofensiva  y terminó con más empuje que alegrías.

En la lucha, más que en el premio,  está el secreto.   Un  motivo  para volver a comenzar.

No  les  parece ???

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top