Capsulas de Carreño

Brasil organizó la fiesta y la disfrutó. Por Alexis García Vega

Por Alexis García Vega

*Fue superior a todos, su táctica, su precioso fútbol, todo lo que demostró le permitió hacer los méritos para ser el campeón, fue el mejor.

La Copa América ha llegado a su fin, Brasil quedó campeón como casi siempre, con el respaldo de su gente, rodeado de un ambiente agradable entre samba y rumba, ingredientes que en estos jugadores atraen a  las musas de la inspiración y la efectividad, bien dicen que el éxito no es la clave de la felicidad, es esta la verdadera clave del éxito.

Organizó la fiesta y la disfrutó, ganó todos los premios que entrega el torneo, el mejor portero, con Alisson un portento de seguridad, un felino vigilando su zona.

El mejor jugador fue Dani Alves, un muchachón de 36 años con 41 títulos a cuestas en su carrera deportiva, un ganador absoluto, un talento creativo desde la defensa, un gocetas en la cancha y fuera de ella, una vida de fiesta, como cada una de sus jugadas.

El goleador Everton, el único que juega en el medio local, 70 kilos de gambeta, velocidad, determinación y un nivel de confianza superior al común de sus colegas, con una cómplice maravillosa para este juego……la redonda.

Hasta el juego limpio quedó en poder de los organizadores, estos premios son algo así como organizar una fiesta en nuestra casa y como anfitrión consumir todo el vino y la comida.

Brasil fue superior a todos, su táctica, su precioso fútbol, todo lo que demostró le permitió hacer los méritos para ser el campeón, fue el mejor.

El título fue merecido aunque Messi manifestara que jugaron con ventaja, a pesar del buen juego de Perú en la final, mirándolos a los ojos, con la personalidad de alguien que aspira a lo mejor, se encontró con un equipo avasallante, ambicioso, efectivo.

Queda una gran enseñanza de este torneo para lo que viene, la eliminatoria va a ser una competencia muy difícil.

Chile sin recambio pero con su base de veteranos que aún funciona.. Argentina que se debate en su escasez de talentos reales, pero con su empuje de siempre.. Perú que recuperó la memoria.. Uruguay candidato en donde juegue por su continuidad.. Paraguay recuperando la garra.. Venezuela en ascenso deportivo así esté en descenso administrativo y social.. Y Colombia llena de estrellas, de goles y entusiasmo competirán por 4 cupos para su viaje a Catar.

La Eliminatoria Suramericana sigue siendo una de las más difíciles del mundo.

Compartir:

Un comentario

  1. Saúl Restrepo

    11 julio, 2019 at 8:25 am

    *Alexis sabe de fútbol
    Llevó un equipo armado de retazos a una final, pero esta opinión es más que resultadista y obvia el fondo del asunto.

    El hecho que el local ganara su copa no significa que fuera el mejor de todos, el superior como una regla de tres, tal como lo expone aquí.

    Esta copa en resumen y para no recontar lo ya dicho ante tan decepcionante evento, fue como el cuento de Juan Palomo; yo lo guiso y yo me lo como. Así de simple.
    Saúl Restrepo, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *