Capsulas de Carreño

Cada quien ve lo quiere ver (Saúl Restrepo)

 

Por Saúl Restreposaul restrepo

 

—————————–
*Varios aspectos de anoche. Lo mejor de Nacional fue la ratificación de lo hecho a lo largo del torneo.
——————————-

Nacional salió ayer con un semblante de equipo fundamentado y asentado con sus cosas muy definidas y con su capacidad y disposición al juego que lo caracteriza, esto lo digo sin tener en cuenta que ganó, lo detallo desde el punto de vista del funcionamiento, su proporción de generar juego ofensivo al igual que al defenderse, la tenencia de balón y su capacidad de reacción.

Creo que al principio se demoró para acomodarse, para atisbar bien que traía Sao Pablo, que iba a proponer, y como lo iba a enfrentar, porque ellos estudiaron bien al verde sin duda alguna, por eso no de fue de gratis que presionaran junto al área intensivamente hasta que les alcanzó su estado físico.

Pero el destino del juego se fue dando en beneficio del local, ¿en qué sentido? Pues que ellos no asimilaron el empate, si subieron y tuvieron 2 claras después, pero hasta ahí, ellos se partieron en el medio, no volvieron a ocupar ese espacio, pensaron solo en llegar por la punta derecha, buscar el centro cruzado y fabricar la falta para intentar el mismo centro en el cual dudó Armani.

Se limitaron a esto y no propusieron mas, y eso fue lo que fortificó al local, le dio espacio de maniobra y el “timing” suficiente para llevar el juego donde le gusta y le es fructífero.

En las reglas del fútbol siempre pasará que lo para unos es para otros no lo es. Desde que el árbitro sea un intérprete y desde bajo tal parámetro decida, pues el subjetivo se hará presente y seguirá rampante en este deporte y en la misma proporción habrá a quien echarle la culpa y la oportuna justificación de las derrotas.

En lo que sino estoy de acuerdo es que los medios y sus comunicadores no tengan objetividad y neutralidad en su observancia, emitir un juicio con una camisa puesta no es muy profesional que digamos. Los brasileños solo ven lo de ellos y en todos sus escritos nunca mencionan que también en ese primer tiempo Nacional desperdició mas oportunidades que ellos, perfectamente se pudieron ir con 3 en contra, pero ellos solo lamentan y toman en cuenta sus oportunidades.

En los de aquí también hubo opiniones contrarias en el penalti, pero si uno detalla la imagen, el atacante intenta buscar el contacto con el defensa cuando se acomoda para chutar, lo cual se hace inminente en tal instancia, entonces siente el roce y en vez de buscar el arco con la bola se deja caer y lo hace exagerado como si lo hubiera levantado un tren y creo que es ahí donde se el juez no le cree.

Ahora, los reclamos de Lugano sobre la mano no tienen asidero alguno y justifican su expulsión, al igual que la agresividad de Wesley y ese tiempo perdido en esos llantos les hicieron falta al final, de 10 que se desperdiciaron solo se repusieron 5, y con el perdón de los periodistas paulistas eso no es culpa de nadie mas que de ellos mismos, no del chileno.

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top