Capsulas de Carreño

Cali y América por fuera de los ocho.


Por Oscar Rentería Jiménez, Cali.

*A pesar de que el Cali ganó, la tabla castiga a verdes y a rojos por su irregularidad.

Lo más importante para el Deportivo Cali, tuvo que ver con su rendimiento en los primeros 45 minutos y con el resultado final, que le permitió vencer a un difícil Pereira, por dos goles a uno.

Me gustó el Cali que empezó la contienda. Fue alegre, bien parado en la cancha, con sentido de pertenencia, buena marca sobre los jugadores claves de la visita y con llegadas contundentes para ganar parcialmente por dos a cero. En esa parte del compromiso se destacaron De Amores, con atajadas excelentes, Velasco al iniciar las dos anotaciones, Ángelo porque participó en ambas y Teófilo con fútbol inteligente para someter al rival.

Lamentablemente todo lo anterior se perdió en el segundo tiempo. Los jugadores fueron superados en la cancha, Dudamel no encontró la fórmula para volver a mandar en el juego y el Cali terminó angustiado y nervioso quemando tiempo.

PEREIRA

El equipo visitante se llevó una derrota de Palmaseca, porque el fútbol es de 90 minutos y Pereira regaló la mitad. Su técnico Alexis Márquez trabajó la recuperación, acertó con los cambios, abrió el juego por las bandas, consiguió el gol de la honrilla y por poco se queda con el empate. En el Cali algunos integrantes no muestran lo que Dudamel necesita para ser contundente en las victorias. Juan Camilo se volvió un jugador común y corriente, Menosse no estuvo mal, pero tampoco brilló. Caldera se defendió hasta salir lastimado y con Andrade, es más lo que cobra cada mes, que lo que rinde.

Del medio campo me agradó Colorado, mientras Valencia se conformó con poco. Jugando bien solo un tiempo, el Cali no conseguirá elevar su nivel, sumar puntos y meterse entre los ocho. La afición no entiende como un equipo con los jugadores que tiene, puede estar por debajo de Águilas, Jaguares, Quindío, Pereira, Bucaramanga, Envigado y alianza. Ver al Cali en la cancha no brinda confianza, porque no hay unidad de fútbol y responsabilidad compartida para mantener el dominio, gustar y ganar.

AMÉRICA 

Tremendo el error de Osorio en Bucaramanga, al empezar otra vez con tres centrales. Corrigió en el segundo tiempo, pero no le alcanzó y la derrota por dos goles a uno, lo sacó de los ocho mejores de la liga. Repetí hasta el cansancio que ese esquema es bueno, cuando se tienen los jugadores para realizarlo. Con América no funciona, porque los laterales se enredan y ni defienden ni atacan bien. Paz ha perdido vocación de marca en la mitad, La salida y entrada de Sierra, Ureña, Lucumí y Gustavo Torres y la cambiadera en la forma de jugar, distancian al América del acople individual y colectivo que necesita. En la parte final de su último juego, tuvo el balón y dominó, pero careció de efectividad para definir.

Osorio se tiene que decidir por una titular y un solo esquema con variantes mientras sale del problema. Puede tener ligeras modificaciones dependiendo del rival, pero jugar con tres centrales lo debilita, le quita poder, le brinda ventajas al rival y le hace perder los partidos.

HAY TIEMPO 

El trajinar del equipo se puede corregir, pero se necesita obrar con inteligencia para dirigir el plantel en los partidos que vienen. América tiene en elementos como Andrade, Ortiz, Palacios y Angulo potencia y rapidez, pero a veces hace mucha falta la calidad para completar con éxito las acciones.

Estos futbolistas son necesarios, pero hay que arroparlos con jugadores que manejen bien la pelota en distancias cortas y largas, que levanten la cabeza para encontrar al mejor ubicado y que tengan el famoso pase-gol en el momento preciso.
Hasta la próxima
@oscarrenteriaj

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top