Capsulas de Carreño

Candidatos. Por Alexis García Vega.

Por Alexis García Vega

 

*En realidad estos clubes no tienen solo el dinero sino también el mapa completo del recorrido que los llevará al título.

El fútbol mundial sigue marcando la tendencia de siempre, unos torneos en los que los ricos son cada vez más poderosos y las distancias son cada vez más grandes.

Cuando en la revista Cromos salió hace muchos años una foto del ídolo Faustino Asprilla en la que se salían de su pantaloneta sus atributos físicos, pensé que realmente en el mundo las cosas estaban mal repartidas.

Hay equipos que en medio de la abundancia muestran su enorme poder con contundencia.

En Italia, Juventus se encamina a lo habitual en ellos: ganar el scudetto, con argumentos claros, la experiencia de Buffon en el arco, la solidez de Chiellini, el talento de Dybala, la habilidad de Cuadrado y la cuota goleadora constante de Higuaín, facilitan la tarea.

En Francia, el Paris Saint Germain ya coronó el objetivo: ser campeón y lo logró con mucha facilidad, el poder ofensivo de un equipo que puede darse el lujo de tener al jugador más costoso del planeta como Neymar, con todo su talento, de poseer la cuota de gol del Uruguayo Edison Cavani, el desequilibrio de la nueva joya del fútbol mundial, Mbappé, de tener el recambio del fideo Di María y el potencial de Dany Alves, no tiene compasión con sus rivales y celebró con antelación, con mucha facilidad, no hubo con quién.

-En Alemania, la tierra de los campeones del mundo, el Bayern Munich se paseó el torneo, el equipo de James Rodriguez, Müller, Vidal, Lewandoski el goleador Polaco, desde ya preocupación para nuestra selección en el mundial, los desequilibrantes Ribéry y Robben, no tuvo obstáculos, Heynkees a su regreso como entrenador vuelve a levantar un trofeo más, lo normal.

-En Inglaterra comenzó un nuevo reinado: el Manchester City después de muchas vueltas, contrató al mejor entrenador del mundo y un puñado de jugadores talentosos como el inteligente Silva,  el goleador Agüero, Leroy Sané uno de los jugadores más desequilibrantes, Kevin De Bruyne  un procesador de juego magistral, Raheem Sterling poseedor de una endiablada gambeta. Hicieron que el título de campeón de la Premier League  deje de ser un sueño y sea  una fiesta de cada fin de semana.

En España, Barcelona comandada por el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, volvió a lo habitual: quedar primero, los Iniesta, Busquets, Suárez, Alba y compañía la volvieron a hacer y parecen más fatigados de dar vueltas olímpicas que de entrenar.

En Colombia parecería ocurrir un caso similar, a pesar de ser un torneo corto, Atlético Nacional es un participante sin contendor, cada fin de semana atiende a los rivales sin mucha oposición, se perfila como el posible campeón.

Como ven: no podemos abusar de la tontería, es fácil razonar que un equipo con organización, metas claras, un plan concreto y mucho dinero, generalmente va a ganar en donde  participe, sobre todo a nivel local y su verdadera competencia habrá que evaluarla a nivel internacional.

En realidad estos clubes no tienen solo el dinero sino también el mapa completo del recorrido que los llevará al tìtulo.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top