Capsulas de Carreño

«Carlos Queiroz acusa a Álvaro González», Marca-Col.

Álvaro González Alzate, Carlos Queiroz y Ramón Jesurún. Cuando todo era sonrisas a la llegada del seleccionador. Después todo cambió Es la palabra de Qurioz contra la de Álvaro González. Foto tomada de Marca Colombia.

*Carlos Queiroz ha soltado la lengua tras su polémica salida de la Selección Colombia en noviembre de 2020. Desde ese momento, el DT optó por un respetuoso silencio a pesar de los rumores que había sobre un supuesto ‘cajón’ de los jugadores para acelerar su salida en la cuarta fecha de las Eliminatorias cuando cayó goleado en Quito.

Fuente: co.marca.com

Hace una semana Álvaro González Alzate, vicepresidente de la Federación Colombiana de fútbol, dio una extensa entrevista donde señalaba a Queiroz como el responsable de su salida. El directivo dijo que el DT portugués renunció y que la Federación no lo despidió, algo que molestó a Queiroz.

No se entiende por qué González Alzate dijo que Queiroz renunció cuando siempre se supo que la Federación debió negociar con él una millonaria indemnización para lograr su salida del equipo, pero eso acabó con la paciencia del actual entrenador de la selección de Egipto y rompió el silencio en MARCA Claro Colombia revelando durísimos y escabrosos detalles con una lista de acusaciones contra el vicepresidente de la FCF, quien, según el entrenador, maneja el fútbol colombiano «tras bambalinas».

El cajón o complot para su salida

Queiroz aseguró que el ‘cajón’ no se lo hicieron los jugadores como se mencionó en su momento, sino que González Alzate fue quien trabajó para que su despido se acelerara, pues tenía contrato hasta diciembre de 2022.

«Mi salida de la selección Colombia o ‘Cajón’ fue, como es bien sabido, el resultado de un trabajo fino realizado por el propio González Alzate, figura con un vasto y reconocido currículum que trabaja detrás de bambalinas en el Fútbol Colombiano, que aprovechando el poder y los votos que maneja ejerce presión, inclusive sobre sus pares, para alcanzar sus intereses personales. Y no es de extrañar, por tanto, que esta figura no asuma su responsabilidad, cuando fue él la primera persona en exigir mi dimisión a Ramón Jesurun».

La verdad sobre su despido

Obviamente, el entrenador portugués negó que él haya renunciado a la Selección Colombia tras las goleadas de noviembre de 2020 ante Uruguay y Ecuador; explicando que la Federación fue quien lo buscó para despedirlo e indemnizarlo tras esas derrotas.

«Nunca he presentado una solicitud de renuncia a mi rol como entrenador de la Selección Colombia, quedando esto claramente evidenciado en los documentos de indemnización que la Federación Colombiana propuso firmar, para garantizar mi destitución».

La ausencia en sus responsabilidades de González Alzate

González Alzate dijo que Queiroz abandonó algunas responsabilidades en la Selección Colombia, especialmente en las semanas más críticas de la pandemia, pero el DT también lo negó ‘devolviéndole la pelota’ de la culpa al directivo en sus funciones.

«En ningún momento, mi persona y mi staff desaparecimos y dejamos de tomar contacto con el personal de la Federación o del Comité Ejecutivo. En todo caso el señor González Alzate fue quien desapareció y dejo de tomar contacto con sus pares. Imagino que por este motivo no sabría que la sede en Bogotá estaba cerrada por cuestiones sanitarias, y que el staff estaba trabajando dentro de un hotel en Bogotá para tratar de evitar tomar contactos innecesarios que perjudicaran a la selección».

La sombra del suicidio de Des McAleenan

Para colmo, Queiroz dio un detalle que se siente escabroso. Debido a los malos comportamientos de la directiva con el cuerpo técnico para impulsar su salida, se sintieron aislados y «abandonados» durante la pandemia y eso conllevó indirectamente al suicidio de Des McAleenan, su entrenador de arqueros que ya tenía fuertes antecedentes de depresión.

En su momento Queiroz dio señales a través de redes sociales sobre la posible culpa de los directivos colombianos, pero nadie entendió sus palabras hasta ahora que rompió el silencio.

«Un miembro del staff, en pleno ejercicio de sus funciones, contrajo Covid, quedando aislado en un cuarto de hotel de Bogotá y sin apoyo, mientras el resto del staff salía hacia Barranquilla para cumplir con los compromisos del mes de noviembre. Al regresar a Bogotá nos encontramos con una persona en un estado de depresión importante, sumando a esto la decisión de la Federación de echar al cuerpo técnico, empeoraron la situación, llevando Des McAleenan a terminar con su vida».

«Mientras viva, también mantendré vivo el recuerdo de Des McAleenan. Y todos los que de alguna manera lo apoyaron, o no lo hicieron, tendrán que lidiar con su propia conciencia».
(Fuente: https://co.marca.com/)

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top