Capsulas de Carreño

Cataño y las paradojas del fútbol.

IBAGUÉ. Cómo sería el día de ayer para Daniel Cataño?. Nadie quisiera estar en su pellejo. Un enjundioso jugador que, sin quererlo, le entregó las llaves del triunfo al rival frente a su propia hinchada. Foto @Dimayor.com.

===

Por Julio César Rodas Mejía.
Columnista Cápsulas.

 

 

Más allá de los resultados, de las celebraciones y los lamentos el fútbol siempre deja abundante historia para llenar la memoria.

Cómo será el día de hoy para Daniel Cataño?. No quiero estar en su pellejo. Un enjundioso jugador que, sin quererlo, le entregó las llaves del triunfo al rival frente a su propia hinchada. No debe ser distinto su estado al que tuvo Domínguez, el desafortunado arquero que cedió su titularidad después de los gruesos errores que cometió en Medellín.

Distinto pero parecido debe ser el estado de ánimo de Anderson Plata quien se perdió la anhelada final por un inoportuno tirón en su pierna….tal como le sucedió a Ibargüen cuando, siendo figura destacada de la final que ganaban, debió retirarse adolorido.

Y como sería la angustia por unos minutos insufribles de Olivera después que el árbitro, al confrontar el VAR, decreta el penalti contra su equipo. Tampoco quisiera estar en su pellejo. Pero cuál su felicidad cuando el rival malogra el cobro y cual más cuando al final el Tolima queda con uno menos.

Y me imagino el fresquito que acaricia a Barrera, tan vituperado por propios y extraños, porque ahora es el dueño del protagonismo gracias a ese cabezazo oportuno cuando ya se estaba jugando el descuento.

Me reservo las últimas líneas de esta reflexión para el Arriero. Un hombre sencillo, campechano que no se complica la vida frente a micrófonos y cámaras con disquisiciones técnicas y tácticas que descrestan. Va a lo que viene. Manejó el grupo y le tapó la boca a sus propios hinchas que lo consideraban poco apto para su equipo. Ahora es campeón y debe, puede y quiere sacar pecho.
Julio César Rodas

Compartir:

Un comentario

  1. Jorge Iván Londoño Maya

    28 junio, 2022 at 6:58 am

    POR COMENTARIO DE JULIO CÉSAR RODAS
    Así es Julio César. El fútbol en su día a día nos regala situaciones que lo hacen impredecible y sorprendente. Quien se iba a imaginar que de esa falta de Olivera, saldría, además de la atajada de Mier, la expulsión de Cataño, situaciones que dieron lugar a un nuevo aire para Nacional en el partido y una merma en el ímpetu del Tolima. Y para rematar, la «Zubeldiana», hecha con compás y transportador, para recordar nuestro bachillerato, para anotar el gol que nos trajo la nueva estrella.
    Jorge Iván Londoño Maya

    Hincha de Nacional
    El Retiro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top