Capsulas de Carreño

Cedritos, embajador de cuna (Christian Pretel, hincha)

Por Christian Pretel

———————————————-
*Un pedazo más de corteza capitalina habitado exclusiva y orgullosamente por hinchas azules de corazón.
———————————————–

Bastantes son las historias, en relación con el fervor por la divisa embajadora, que éste típico y residencial barrio bogotano -ubicado al norte de la ciudad- tiene para contar.  Situado entre las calles 134 y 151, desde la carrera Séptima hasta la Autopista Norte, Cedritos  respira a Millonarios, con el azul enclavado en la mayoría de corazones (como en toda Bogotá) que tienen por residencia los barrios Cedro Bolívar, Capri, Cedro Madeira, Las Margaritas, Santa Rosalia, Cedro Golf y La Armada.

La verdadera integración empezó hace ya unos 8 años,  aprovechando los partidos de inauguración de la cancha de fútbol de la calle 149, lo cual derivó en que, desde allí mismo, empezaran a partir buses urbanos para acompañar a Millos en los partidos de la Copa Libertadores de 1997 y, a su vez, muchos de los tantos fanáticos del sector, conformaran una facción de Comandos Azules denominada Misterio Norte.

Pero no solo por la cantidad de gente y absoluta hegemonía embajadora es que Cedritos se puede denominar un Barrio Azul; es bien sabido que muchísimos jugadores de Millonarios  vivieron y viven nuestras calles, parques, y casas. Algunos como Andrés Pérez y Héctor Búrguez compartieron partidos, asados, y gran cantidad de reuniones con la gente del barrio.

Millos  es aquí omnipresente, se vive y se siente en cada rincón: lo dicen las paredes,  los partidos de sábado en los parques, las mesas llenas de cerveza en la noche en las que cada sentencia remite al embajador, la galería de camisetas azules los domingos en la tarde, los buses atiborrados de fanáticos que celebran una victoria ese mismo día en la noche, los afiches en las tiendas, la sede de la escuela de fútbol que ubicó el gigante Iguarán en la carrera novena, la placa con los colores y escudo millonarios que un sextagenario hincha ubicó a la entrada de su casa.

 En últimas, un pedazo más de corteza capitalina habitado exclusiva y orgullosamente por hinchas azules de corazón. Eso es Cedritos.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top