Capsulas de Carreño

Champions: «El City sorprendió al Real en la recta final» (ESPN)


*MADRID — El Manchester City destapó las carencias del Real Madrid y encarriló su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones con una remontada con dos goles en cinco minutos, justo cuando el conjunto de Zinedine Zidane parecía que podía acudir al Etihad con ventaja.

Lo que no pudo conseguir durante todo del partido, que controló el cuadro de Pep Guardiola casi siempre, lo logró con las dianas del brasileño Gabriel Jesús y del belga Kevin de Bruyne, éste de penalti, que revirtieron la diana de Isco Alarcón.

Fue el premio a un buen trabajo tan solo empañado por el error de Rodri y Kyle Walker que aprovechó Vinicius para servir a Isco, cuyo tanto daba la impresión que significaba el reencuentro del Real Madrid con el gen de la ‘Champions’.

Esas dos acciones, junto a otro ramillete que no pudo aprovechar, fueron el síntoma más claro de un conjunto de Zidane de nuevo vulnerable, como en los últimos partidos. No ha perdido la eliminatoria aún, pero está abocado a una victoria en Manchestrer por más de un gol o por uno en un triunfo superior al 1-2. Además lo hará sin su capitán, Sergio Ramos, que acabó expulsado al frenar a Gabriel Jesús cuando se escapaba.

Sorprendió de entrada Pep Guardiola, considerado por Zinedine Zidane el «mejor entrenador del mundo», dejando fuera del once al argentino Sergio ‘Kun’ Agüero. La partida de ajedrez previa la completó el francés con otro giro de tuerca. El alemán Toni Kroos, otro indiscutible, se quedó en el banquillo, como el galés Gareth Bale. Isco Alarcón y Vinicius Jr. fueron sus apuestas de entrada

Ambos técnicos se repartieron elogios en la víspera. Luego, distribuyeron un interesante duelo táctico, sin piedad, aunque optaron por considerar el choque como la primera mitad de un partido de 90 minutos con el duelo del Etihad llamado a resolver la confrontación.

Convirtieron el césped en un tablero de ajedrez, del que, como le ocurría en su etapa al frente del Barcelona, parecía salir victorioso Guardiola a los puntos gracias a su presión medida, a su orden táctico milimétrico.

El Real Madrid pretendía no volver a cometer errores de los últimos partidos para no entregar la eliminatoria en este primer capítulo. Convirtió el City cada salida blanca de balón casi en un suplicio y, cuando era necesario, no dudaba en manejar atrás y hasta en retener el balón por parte de Ederson.

El respeto mutuo, hasta el temor, presidían un partido que por momentos parecía hasta falto de intensidad. Con el factor campo a favor para la vuelta ahí se manejaba con comodidad el bloque ‘sky blue’, que justificó la titularidad de Gabriel Jesús, tirado a la banda izquierda, cuando el brasileño se situó ante Thibaut Courtois, pero el meta belga impidió el gol.

El cuadro de Zidane, como tantas veces cuando está espeso, no tuvo más recurso que Vinicius. Aún sin fluidez, también tuvo su ocasión con un remate de cabeza de Karim Benzema que despejó a ras de suelo Ederson. El joven brasileño no pudo aprovechar el rechace.

Fue la acción más lúcida de los blancos en el primer periodo, que concluyó con un susto en la portería de Courtois. Para su fortuna Casemiro sacó sobre la línea un balón que había rebotado en Sergio Ramos tras un disparo de Gabriel Jesús.

Y el City disfrutó de un inicio del segundo tiempo tan esperanzador que el Madrid parecía en la lona. En cambio, un robo de balón le dio alas y esperanzas. Vinicius se escapó, atrajo a tres defensas y envió a Isco, quien, solo, abrió el marcador de forma inesperada (m.60).

El Real Madrid cometió a prometérselas felices o al menos a pensar que iba a ir a la vuelta en ventaja, pero no fue así. La permeabilidad y los fallos atrás volvieron a condenarle. Gabriel Jesús, una auéntica pesadilla, firmó el empate con unm remate de cabeza a pase de De Bruyne, quien culminó la remontada cinco minutos después al materializar un penalti de Dani Carvajal sobre Raheem Sterling, que acaba de salir.

Descompuesto el Real Madrid, el City no renunció a poner la puntilla. Sergio Ramos fue expulsado y el cuadro blanco evitó el nocaut absoluto, pero no así la derrota, una más en el Santiago Bernabéu, que ha perdido su condición de fortín, algo reiterado en los últimos años.
(Fuente: ESPN)

Síntesis
REAL MADRID 1 – MANCHESTER CITY 2  (Miércoles, 26 de febrero 2020)

-Torneo: Champions League
Escenario: Santiago Bernabéu
-Central: Daniele Orsato (Italia)

Real Madrid
Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, F.Mendy; Casemiro, Modric (Lucas Vazquez, M.84), Valverde; Vinicius (Bale, M.74), Benzema, Isco (Jovic, M.84).
Gol: Isco (minuto 59)
Expulsado: Sergio Ramos (85)

Manchester City
Ederson; Walker, Otamendi, Laporte (Fernandinho, M.33), B.Mendy; Gündogan, Rodri, De Bruyne; Mahrez, Bernardo (Sterling, M.73), Gabriel Jesus
Goles: Gabriel Jesus (77), De Bruyne (92).

Compartir:

Un comentario

  1. Saùl Restrepo

    27 febrero, 2020 at 10:22 am

    *Cuando se acaba el factor suerte

    Hace un poquito mas de un par de años se discutía quien tenia la arepa mas grande, ¿si Pekerman o Zidane? Y la cosa siempre terminaba en tablas.

    Hoy es claro que a Zinedine se le fue la paloma. Es que uno no se puede ganar la lotería dos veces con el mismo número, por mas positivo y optimista que se sea, esas cosas no se repiten, y mas si es pura tramadera la vaina.

    Además, el renombrado DT no tiene en su plantilla a su mejor amuleto como lo era Ronaldo, que partido tras partido le salvaba los trastes. No llego a recordar cuantas veces este jugador lo hizo, estaba todo perdido, el partido ya para acabarse y en una jugada fortuita este metía una pierna y salían ganando de forma increíble y los laureles se los llevaba el DT, porque se asumía que todo estaba fríamente calculado y él se convertía en el mas ganador, el de mas títulos, el mas estratega y el mas suertudo, claro está.

    Esto ya es del pasado. Su equipo ya no lo encontró armado, lo tiene que hacer y desde que volvió no lo ha podido encontrar, los elementos que alínea no tienen esas características de sostener tal peso y los que lo tenían, también seles mojo la mecha como a Ramos, que antes metía cabezazos salvadores y hoy sale lastimero y expulsado tratando de evitar la pena de que los goleen. Y poder salir a decir que la serie sigue abierta.

    La legendaria terquedad de los entrenadores.

    Lo otro de las equivocaciones del francés es apoyarse en jugadores que solo por gusto los prefiere y no por habilidosos: Vinícius Jr. Que lo único que lo antecede es ser brasileño. Ó Lucas Vázquez, que es su proverbial cambio.

    De milagro no ha puesto a tapar a su hijo. Que hablando de porteros; sacrificó a Navas que era también su salvador y puso a Courtois que sufre lo todo gigante, lento a morir, por consiguiente no es oportuno y no tiene juego con lo pies. Ni se diga de Bale o ya del mismo Kroos. Modric, que desde que se ganó su trofeo, ya no fue mas. Pero él sigue con estos jugadores y relega a otros que pueden aportar mas, pero no son de su rosca. Y no me refiero a James, aclaro, pienso mas en Areóla, Jesus, Odriozola o Militao. Nacho que lo pone por no dejar o Valverde que antes de estar aporreado también lo ponía intermitente, lo que le impedía afianzarse.

    Este equipo así puede competir en la Liga y contra los equipos que rellenan tal torneo, pero no ante equipos bien plantados, como ayer; es igual a los que les ganan y por goleada localmente: Eibar, Getafe, Osasuna, Alavés, Rayo, Granada, en fin, pero para Champions, No!
    Saúl Restrepo, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top