Capsulas de Carreño

Clasificación agónica y dramática. Por Iván Jairo Arango Mora

 

Por Iván Jairo Arango Mora.

 

 

*Nacional continúa sin alcanzar un nivel futbolístico “decente y no nos ilusiona para las finales de la Liga 2020.

—-

Alianza es un equipo que tiene trabajo y mostró mucha actitud, pero afortunadamente no tiene una buena nómina, porque de lo contrario, otro hubiese sido el cantar. De otro lado, hay que reconocer que Cuadrado hizo unas tapadas gana partidos que desde hace rato no se las veía.

Un triunfo y una clasificación para disfrutarlos y que no pueden tapar lo que no hicimos y no hemos estado haciendo bien porque las finales se juegan con equipos con más trabajo y mejor nómina. No siempre cuando se gana es porque se juega bien; un triunfo no puede tapar realidades, ni quitar las preocupaciones.

Es pertinente mencionar algunos aspectos que se repitieron en este partido para que, tanto el técnico como jugadores, trabajen en mejorarlos (hay muchos otros por mejorar):

  • Gran parte de los jugadores muestran mal estado físico atlético: vemos como en todos los partidos, los contrarios tienen un mayor despliegue físico, nos gana los duelos, nos anticipan y pisan nuestra área con más jugadores, generando mayor riesgo.
  • Los extremos no evitan la salida de los laterales y cuando se ataca no enfrentan, no hacen diagonales ni llegan al fondo. Arango y Jarlan no hicieron nada de eso; los dos han estado mostrando un nivel muy discreto.
  • No ganamos en los cobros de esquina que nos hacen ni en los que cobramos.

 

Nacional logró una dramática y agónica clasificación y continúa sin alcanzar un nivel futbolístico “decente y no nos ilusione con realizar un papel decoroso en las finales de la liga 2020.

Algunas individualidades han sido claves para pasar, por lo regular en su buen rendimiento: en Andrade tenemos un jugador con mucho profesionalismo, entrega, sentido de pertenencia y liderazgo futbolístico y en Perlaza tenemos otro jugador con entrega y lucha en cada partido. Es una lástima que muchos de los demás no se contagien de ellos.

Compartir:

Un comentario

  1. Saùl Restrepo

    12 noviembre, 2020 at 9:55 am

    *Ayer Nacional hizo lo que no había hecho en todo el año.

    Si nos detenemos en las cosas que detalla don Iván aquí, encontramos que se continuó con el patrón de juego; una zaga insegura, le empacan dos goles, irregulares en el medio campo, mucha tenencia pero poca efectividad, jugar pa’ los lados y no pal’ frente, transiciones lentas y salvadas en el arco.

    Pero me quiero referir a este factor que hace que uno sea hincha del verde:

    Hacerlo pasar a uno por todos los ánimos posibles, y que en solo 3 minutos, transcurra uno de la decepción, a la emoción de una victoria significativa.

    Y esto no había vuelto a pasar. Aun le falta mucho como equipo, pero al menos ha vuelto a ganar. Que agónica, doliente y dramáticamente, claro que si. Pero anoche significó, hacerlos entender que si pueden hacerlo con una pizca de entrega y con una perspectiva mucho mas competitiva.

    Lo otro y último que quiero destacar es que; anoche se notó que ya se han ido desintoxicando de la anterior influencia técnica. En planteamiento, así se repitieran algunos errores, están cambiando aquellas ideas fijas, dígase; temores y limitantes. Lo digo porque algunos han recuperado su iniciativa.

    Es decir; No se ven coartados o coaccionados. Que si hacían algo ocurrente, la fecha siguiente los sentaban o hasta en el mismo partido los sacaban irremediablemente. Quedando señalados y culposos del mal resultado.

    Tal cual en los partidos contra River Plate, de local y Millonarios. Algo como: «Metamos a estos muchachitos, ya que los viejos no pudieron…»
    Saúl Restrepo, columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top