Capsulas de Carreño

Colombia labró su derrota. Por Gilberto Maldonado Bonilla

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*Los equipos de jerarquía saben que deben jugar contra la subjetividad interpretativa de los jueces.

 

Miremos la corta pero draconiana historia clìnica. Empezando el partido, Colombia se encuentra con el golazo de Luis Diaz. En adelante la historia del partido fue la de cuidar una mínima diferencia.

Lo que en universo conformista y mediocre llaman administrar o cuidar un resultado. Considerando esto como la panacea de los reyes de la táctica y la estrategia, habrá que reconocer que la tarea estuvo bien ejecutada en el primer tiempo.

El gran lunar: pretender soportar en lo puramente defensivo el peso del partido, olvidándose por completo del arco de la selección brasilera.

El segundo tiempo es el elogió total de la mediocridad: ni tan solo fueron capaz de hacer lo que se había hecho en el primer periodo permitiendo ser sitiada por los brasileros.

La historia cobró por ventanilla. Soportar en lo defensivo el desarrollo del partido durante casi todo el desarrollo de éste tenía su oneroso precio: el resultado final a favor de la selección brasilera.

El universo conformista y mediocre puede suceder lo que a la postre pasó: una aparente falla humana del señor árbitro en el caso del gol del empate; y la llamada «desconcentración» que dio origen al gol del triunfo de los anfitriones.

Más allá del árbitro, la derrota la labró la selección colombiana. La polémica por la decisión del señor Pitana es simplemente una distracción, una cortina de humo bien denso como el que se fabrica en los medios de comunicación.

Aquí, la gleba resultadista queda presa en la irracionalidad; irracionalidad que nace del desconocimiento, en la mayoría de los casos, del reglamento del fútbol. Oscuro panorama en este caso porque ni siquiera la inteligencia artificial de los comentaristas ha podido dilucidar si el señor Pitana obró ceñido al reglamento.

Queda la otra irracionalidad: la del llamado y socorrido dolor de patria.

En mi desconocimiento del reglamento, de las normas generales del fútbol, me quedó con la idea que el reglamento del fútbol es asunto de interpretación. Y como sujeto de interpretación está sometido a la subjetividad de la máxima autoridad en el campo de juego: el árbitro.

Y los equipos de jerarquía saben que deben jugar contra las virtudes del rival, contra sus propias limitaciones y contra la subjetividad interpretativa de los jueces.

Gilberto Maldonado Bonilla, columnista Cápsulas

Compartir:

4 comentarios

  1. Gustavo Ruiz

    26 junio, 2021 at 1:44 pm

    POR COLUMNA DE GILBERTO MALDONADO BONILLA

    Don Gilberto siempre ha sido un crítico gratuito de Rueda. Siempre ha estado ahí, agazapado para darle con todo en beneficio de su gran ídolo: Juan Carlos Osorio. Pero en esta ocasión estoy completamente de acuerdo. Uno entiende que el equipo urgido de un resultado y precavido frente a Brasil, se defendiera.

    Pero esa retranca de los últimos minutos fue una invitación para que el golpe de suerte, el peso de la historia y los errores arbitrales se confabularan. Demasiado amarrete la propuesta del equipo en el segundo tiempo. Sobre todo en los últimos 20 minutos. ¿Sacar a Diaz y entrar a Murillo? Me la explican por favor. Brasil ya se había conformado con el empate y Colombia se tira atrás para provocarle antojo.
    Gustavo Ruiz, Medellín

    Hincha de Nacional
    Medellín

  2. Jorge Alberto Cadavid M

    26 junio, 2021 at 11:30 am

    LA SUPERIORIDAD DE BRASIL

    Pareciera que es pecado reconocer la superioridad de una plantilla con respecto a otra.

    Brasil en las eliminatorias a Qatar y lo corrido de la Copa America ha demostrado amplia ventaja, en calidad tecnica, estructura de equipo, individualidades.

    Rueda con logica ante el equipo que enfrenta toma sus precausiones y asi lo lleva a la cancha, sus hombres sobre todo en la inicial cumplen con entrega y actitud el cometido.

    Saber defenderse ante un grande, tambien esta en los libretos del futbol, es valido, talvez Rueda buscaba un empate o no ser goleado.

    Como una bendicion del cielo vino una jugada de mucho toque, que no era de ese partido, quedo para el centro de Cuadrado y la inimaginable cabriola de Diaz, para un gol y la ventaja.

    Vuelvo y digo no era lo esperado pero llego, entonces?

    Colombia se defendió más cerca de Ospina y eso propicio opciones a Brasil, que no las habia tenido, no era si no ver el desespero de Tite.

    Como hubo bendicion del Cielo en el gol, llego la mano » mafiosa » de Pitana, entro el desconcierto, la desconcentracion y ya sabemos el resultado.

    Defenderse y hacerlo bien esta en las cartillas del futbol, Colombia lo lograba, con mas reditos de lo esperado, pero las cosas extrañas no lo permitieron.
    Jorge Alberto cadavid M., columnista Cápsulas

    • Luis Fernando Cardona A.

      26 junio, 2021 at 6:21 pm

      EN RESPUESTA A JORGE ALBERTO CADAVID
      «Saber defenderse ante un grande» «Rueda buscaba un empate o no ser goleado»!!! Con esta mentalidad que se puede lograr? Gran tipo, excelente persona nuestro D.T., pero una cosa es enfrentar al Independiente del Valle en su primera Libertadores y otra a los pentacampeones.
      Luis Fernando Cardona A., Medellín

      Hincha de DIM
      Medellin

  3. Alexander Mendoza

    26 junio, 2021 at 10:40 am

    COLOMBIA NO MERECE GANAR NI LA COPA AMÉRICA

    Es por esta razón que Colombia no merece ni ganar la Copa América, ni mucho menos clasificar a Qatar. La mentalidad de los jugadores es muy mediocre y eso se refleja en la falta de definición de los delanteros. En eso Colombia es la peor selección de Suramérica hoy por hoy en cuanto a la parte mental y psicológica. Esto es el reflejo de las pobres participaciones del futbol colombiano a nivel de clubes. Quejarnos siempre que nos roba el árbitro y siempre ante Brasil pues ya eso raya dentro de lo ridículo. Pero vayamos a ver como el VAR nos ha ayudado ante Ecuador en la primera jornada cuando el mismo Pitana no quiso dar el gol por un aparente Offside pero a nivel de juego ¿Cómo estamos? Ante Argentina por eliminatorias debimos haber perdido. Entonces el tema pasa porque hoy por hoy No hay Equipo y no lo habrá porque la mentalidad del colombiano no pasa del: ¡Me robó el árbitro!

    Perú cuando ganó en Quito demostrar mentalidad ganadora, humildad y pasión, algo que Colombia no tiene, se puede tener buen equipo pero lo que no se puede tener es soberbia y cada día el futbol colombiano está peor y es por eso que tanto Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Ecuador (o Perú o Chile) se van a meter al mundial.
    Alexander Mendoza

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top