Capsulas de Carreño

Colombia vs. Perú

Rueda (Colombia) vs. Gareca (Perú), el duelo del príxmo jueves 03 de junio por la séptima fecha de la clasificatoria para catar 2022. Foto tomada de El Comercio.

  • Decisivo juego colombo-peruano.
  • Los incas con deuda de gratitud hacia Gareca.
  • Necesidad de un mínimo de 4 puntos.

Por: Tobías Carvajal Crespo.
Columnista Cápsulas – Cali

 

Reanuda la Selección Colombia su intervención en las eliminatorias mundialistas a Catar 2022, en medio de una serie de dudas, de incertidumbres, que están a tono con el acontecer nacional desde hace ya un mes.

Reinaldo Rueda y Ricardo Gareca, al mando de Colombia y Perú, respectivamente, serán los protagonistas de un partido de trascendental importancia en esta jornada mundialista, si bien no por su ubicación actual en el tablero de posiciones -están de momento fuera del grupo de potenciales clasificados- sí por lo que representan los 3 puntos claves en disputa, que en buena parte trascienden, desde lo deportivo, a otros ámbitos del diario acontecer de colombianos y peruanos.

Y lo anterior por algo muy sencillo: para ambos países la única manifestación, con visos muchas veces pasionales que une a las gentes de todos los estamentos en torno a la bandera patria, es el fútbol. Un triunfo logra el milagro de ver hasta acérrimos enemigos, abrazarse para festejar un gol.

Un bálsamo, quizás romántico, que necesitan con urgencia ellos y nosotros.

Perú, luego de 4 fechas suma un solo puntos de 12 potenciales. Tres derrotas y un solo empate para el otrora brillante delantero de América. Perú es penúltimo por el hecho de superar a Bolivia por gol diferencia. No obstante lo anterior recibió el espaldarazo de la Federación inca.

Un respaldo que por razones de gratitud tiene el Perú para con Gareca (técnico desde 2015) quien llevó al onceno inca al mundial de Rusia 2018, luego de 36 años de estar al margen del magno evento. Además de la Federación, como organismo, lo respalda Juan Carlos Oblitas desde su cargo de Director Deportivo del seleccionado.

 

Caso contrario ocurre con Colombia. El vanagloriado -con base en antecedentes- señor Carlos Queiroz salió con buen dinero (nunca el técnico resulta perjudicado económicamente) dejando a los cafeteros con 4 puntos, gracias al triunfo frente a Venezuela y el providencial empate contra Chile, cuando los australes aún eran discípulos de Rueda Rivera.

 

Pero se fue dejando, para la historia, un preocupante  0-3 contra Uruguay en el ‘tenebroso’ calor de Barranquilla y un lapidario 1-6 frente a Ecuador. Un 1-9 que pesa mucho en escasos 180 minutos de juego.

 

No la tiene fácil el ya veterano técnico nacional el próximo 3 de junio (por coincidencia 59 años del Gol Olímpico de Marcos Coll a Rusia en Arica 1962) pues comienza a jugarse su prestigio, a justificar su unánime convocatoria al equipo criollo, por encima de otros cuantos que aspiraban a ese cargo, sin dejar de estar pendientes de una oferta del exterior con mejores réditos

 

Ricardo Gaceca está  ‘obligado’ a ganar, pues en caso contario un rival directo se le distanciaría en 6 puntos. ¿Están dispuestos los peruanos a ello sin comenzar a pedir su renuncia?

 

Para Reinaldo Rueda es el ‘bautismo’ en esta nueva era como técnico nacional. La exigencia latente es que triunfe frente a Perú, éxito que factiblemente podría calmar, en parte, muchas tempestades para que el pueblo  vuelva a salir, allí sí masivamente, a corear ¡Colombia… Colombia… Colombia…! en plan constructivo.

 

Y es fundamental porque el siguiente juego -y como local- es frente a Argentina, crucial para Colombia con miras a lograr, como mínimo, 4 puntos en estas primeras confrontaciones del año 2021. Partido que, entre otras cosas, está pendiente de los ‘acuerdos humanitarios’ que se logren con la hampa criolla disfrazada de manifestantes… o de barras bravas.

 

Partido que debe tener con tiempo, así no se haga público ya mismo, estructurado un buen plan ‘B’. Estamos a sólo 9 días de ello.

 

o-o-o-o-o

 

P/D

 Viendo la ostentación de algunos deportistas y en especial futbolistas, viene a la memoria aquel refrán que reza: “Quien no ha tenido y llega a tener, loco se quiere volver…”

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top