Capsulas de Carreño

Como llegó Macaya Márquez al periodismo

Macaya (2)
-De lo exitoso que hay en el periodismo argentino como comentarista es Enrique Macaya Márquez.
-En la página web de la Conmebol escribió sus recuerdos de la Copa América, nota que incluyó hoy Cápsulas en historias.
-¿Y saben cuántos años tiene Macaya Márquez?: 81.
-Sí, 81 porque nació el 20 de noviembre de 1934 en Buenos Aires.
-Tuvo una pena muy grande el 8 de febrero de este 2016. Se le fue Noemí, su esposa con la que vivió 56 años.
-Pero ahí sigue metido en el periodismo y estará en otra Copa América.

Perfil periodístico
-Ha asistido como periodista a quince Copa Mundiales de Fútbol, siendo la primera el Mundial de Suecia 1958, siendo reconocido por la FIFA.
-También ha asistido como profesional a numerosas Copas América.
-En su función de comentarista ha pasado por numerosas emisoras, como Colonia, Belgrano, Radio Provincia, Rivadavia, Mitre, La Red y actualmente Radio del Plata.
-En medios gráficos colaboró en las revistas Diez Puntos y El Campeón, y en los diarios Noticias Gráficas, Convicción y La Nación.
-En 1996 pasó a la televisión, realizando trasmisiones en Canal 7. Para el Mundial de Inglaterra 1966 condujo un programa emitido en radio El Mundo, transmitido en vivo para Argentina.
-Desde fines de los setenta, hasta fines de 1985, comentaba para ATC, un partido de primera división. -Condujo Fútbol de Primera por ATC (1986/89), canal 9 (1989/92) y El Trece (Argentina) |Canal 13 (1992, hasta su última emisión a fines de 2009).
-El Mundial de Sudáfrica en el 2010 lo hizo para Fox Sports y escribió  artículos para Clarín. 90 Minutos de Fútbol lo tuvo como panelista y a partir del 2013 se incorpora a TyC Sports, panelista del programa Indirecto).

 

 

-¿Cómo empezó en el periodismo? 
Estaba en la secundaria y mi familia necesitaba que trabajara, porque éramos de clase media baja, una clase media que no podía ser propietaria de una casa.
Mi padre trabajaba en el diario El Mundo como administrativo, y la empresa era dueña también de la radio.
Un compañero de mi viejo que trabajaba en el diario y la radio, le dijo que faltaba un empleado y fui a dar una prueba como empleado administrativo.
La prueba fue muy mala, pero me tomaron igual. “Más vale malo conocido que bueno por conocer –me dijeron-, dejá el saco y empezá ya mismo”.
Tenía 15 años, así que arranqué trabajando de día y estudiaba de noche.

-¿Qué hacía? 
Escribía a máquina los textos comerciales, porque la tanda no se grababa como ahora, se leía en vivo.
Hacía una carpeta con los avisos, los pasaba a una planilla, y llevaba un control que luego se remitía a las agencias de publicidad.
A los dos años pasé a la oficina comercial: primero fui empleado, después productor, jefe de ventas y terminé como gerente comercial. Vendía avisos.

Macaya (3)

-¿Y el periodismo? 
Cuando pasé a la oficina comercial comencé a pegarme a la organización Fioravanti.
Iba al estudio cuando hacían el programa, “Rumbo al Estadio” se llamaba, y estaba con ellos. Eran Fioravanti, Enzo Ardigó, Horacio Besio, Damián Cané, y Roberto Moreno quien me dio un lugar en el programa.
Tenía que leer las formaciones de los equipos. Fue lo primero que hice.
Por esa época también coordinaba las transmisiones para Santa Fe de los partidos de Unión y Colón en Buenos Aires.
Había que ir a los estadios y pagar la línea telefónica, pedir las credenciales, coordinar con los periodistas, la producción.

-¿Cuándo dio el salto? 
Una tarde, un feriado, el gordo Roberto Moreno vino a buscarme a la radio: Roberto Cherro, el ex goleador de Boca que era su comentarista, se había enfermado y no podía ir al partido.
“Me tiene que dar una mano, ¿por qué no viene y comenta?”, me pidió. “Pero yo no sé comentar”, le contesté. Me insistió y fui.
Era un Quilmes-Colón, en la B, yo tendría 17 años. Estaba muy nervioso. Llegó el entretiempo y se me hizo un blanco tremendo. Se ve que tan mal no estuve porque ese día me escucharon en Santa Fe y me pidieron que comentara para ellos, así que al año siguiente arranqué para LT9 de Santa Fe.
Enseguida empecé a escribir en El Campeón, una revista de chimentos del fútbol, con Lucho Garro, que me enseñó muchísimo.

-¿De chico soñaba con ser periodista?
No, no, yo soy periodista porque me gusta el fútbol. Me metí como hobby, porque antes no se podía vivir del periodismo deportivo. Salvo algunas excepciones, todos tenían dos trabajos.

 

-¿Cómo ingresó a la TV? 
Arranqué en el 66 con Juan De Biase, de Clarín, y Faustino García, el locutor.
Ibamos a la cancha, grabábamos en ese momento y después se pasaba diferido el lunes a la noche.
Mi señora me dibujaba la posición de los jugadores en unas hojas gigantes para explicar cómo se paraban los equipos y los productores me decían: “Esto no te lo va a entender nadie”.
(Fuente: Revista El Gráfico, edición digital)

Compartir:

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top