Capsulas de Carreño

Conocí a Carolina…. De Élite Player

Carolina Ardila, hija del doctor Antonio José Ardila, dueño de Atlético Nacional. Ella, a la cabeza de Élite Player, representante de futbolistas. Foto tomada de Las2orillas.co

De verdad quería conocer a Carolina. La había escuchado una vez en el VBar de Caracol y me pareció muy desenvuelta. Del murmullo se decía que era la mandacallar en Atlético Nacional, que quitaba y ponía, que buscaba la promoción de sus jugadores, etc. Al fin y al cabo es la hija del dueño del equipo.

Qué hacer para hablar con Carolina. Lo primero era conseguir su correo o WhatsApp. No fue complicado. Le escribimos con nuestra presentación como periodista de Cápsulas, diario digital de fútbol. “Queremos entrevistarla”.

Respuesta casi inmediata. «Hola Alfredo, como estás. Yo estoy aquí estos días en Medellín. Le he pedido a Romario, que trabaja conmigo, para organizar una reunión con el fin de presentarte nuestro proyecto y lo que estamos haciendo. Él te va escribir al celular». Saludos y feliz día.

Efectivamente llega el mensaje de su asesor en comunicación, un ex jugador de inferiores de Nacional, Romario Castrillón, quien trabaja para la empresa Élite Player y Carolina Ardila.

¿Podría ser mañana a las 11:00 a.m.?  (estamos hablando de octubre). Listo, mañana a las 11:00 a.m. (no podíamos perder esa oportunidad). Le pregunto: ¿En la sede de Itagüí o en Guarne?. No, yo te confirmo el lugar en un momento, responde Romario.

Me imaginaba sinceramente que ese encuentro sería en Itagüí o en Guarne, la sede deportiva. No  (primera sorpresa). Sería en El Poblado, por los lados de la Milla de Oro. Te digo el lugar en un momento.

Romario me indica el lugar. Llegamos antes de la hora señalada, nos encontramos con el asesor de Carolina y ella apareció unos minutos después. Muy cordial, simpática, luce juvenil como si viniera del gimnasio, me la imaginaba una señora seria y no. La mejor impresión de entrada por lo descomplicada y sencilla.


AL FIN

Tenemos cara a cara a Carolina Ardila. Maneja bajo perfil.
«Básicamente trabajamos un equipo pequeño. Yo a la cabeza abriendo mercados pero también apoyando a los jugadores permanentemente y Romario también. Tenemos una persona que nos analiza partidos y nos ayuda a buscar talento joven. Realmente nosotros nos enfocamos en  personalizar el servicio de cada jugador, por eso no trabajamos muchos.

Entré al fútbol porque me encanta el deporte.. Creo lo que uno puede hacer es impactar. Todos los jóvenes miran y admiran al futbolista. La mejor manera para impactar la sociedad positivamente es ayudando a jugadores que no tienen asesoría sin intereses disponibles. Somos una empresa que queremos lo mejor para nuestro jugador a largo plazo.

Por eso nos alegra tanto que Andrés Sarmiento haya comprado su casa. Que Sebastián Gómez en lugar de comprar un lote en su barrio, compró una inversión para su familia que eso le va a ser duradero. Son cosas que nos apasionan y nos llena de orgullo. Todo esto se hace poco a poco, trabajando y creando confianza.

Esta empresa nada tiene que ver con Atlético Nacional. Tenemos jugadores y muchos en otros equipos. Por ejemplo, Cristian Arrieta en Envigado, muy buen jugador. Wilmar Arango en Fortaleza, anteriormente pasó por Rayo Vallecano en España  (jugaba en el club Estudiantil). La idea es impactar pero para eso se requiere escoger muy bien a los jugadores con quienes nosotros queremos trabajar.

Representamos jugadores. Tenemos establecidas conexiones internacionales en varios países. En Estados Unidos tenemos relaciones con diez equipos, cinco en Bélgica y no a través de agencias sino relaciones directas con los equipos, trabajamos uno a uno directamente para poderle abrir las puertas a los jugadores», concluye Carolina, la hija de don Antonio José Ardila, dueño de Atlético Nacional. (acs).
(El jueves 02 de enero, segunda entrega para meternos ya de lleno en lo que hace la empresa Élite Player). 

Compartir:

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top