Capsulas de Carreño

Conversatorio en la UPB. // Narradores de fútbol en la radio y en la televisión.

 

Narradores de fútbol en
la radio y en la televisión.

Por Uriel Bautista Gamboa.
Barranquilla.

Retratando en blanco y negro el pasado, me encuentro con el fútbol de la imaginación y de la magia: cuando los jugadores iban marcados con los números de uno a once,  donde el diez era el centro del juego, y los partidos se jugaban los domingos a mitad de la tarde.

Era la época de la imaginación en la radio: las novelas, con las voces dramáticas que describían un momento, que el narrador y los efectos del suspenso dejaban en punta, para que los oyentes crearan imaginarios.

Recreando el pasado, por la  mente pasan los brujos de la fantasía radial, eran los relatores que sumaban con palabras y emoción los encuentros del campeonato profesional de fútbol: la radio era el eco del locutor  que nos decía cómo jugaba el equipo, y nosotros los receptores que a pie juntillas dábamos credibilidad al suceso deportivo en toda su extensión.

El radio de tubos fue el compañero en las primeras transmisiones. Luego aparece el transistor, que ocupa masivamente el espacio radial, dentro y fuera de los estadios;  hay una anécdota recurrente pero muy diciente: alguien llega al estadio tarde y pregunta por el marcador, el interlocutor le responde, en el radio no lo han dicho.

La radio siguió siendo la preferida en las transmisiones de fútbol. La televisión colombiana no cubría lo que hoy llamamos Liga: el evento televisado eran las eliminatorias y el campeonato mundial de fútbol y otros certámenes de talla americana; incluso los aficionados apagaban el sonido de la tele y ponían la emoción a todo pulmón de la radio.

De repente todo cambia, como suele suceder en el planeta. La televisión – ofrece servicios para grabar, para ver dos partidos al tiempo, en fin- y el internet-con sus redes sociales- hacen girar el mundo alrededor del fútbol: las ligas continentales llegan a la aldea, sí,  el mundo se globaliza  y el balompié como un solo idioma  universal, marca el calendario desde el lunes y con un sinnúmero de partidos que se pueden observar desde cualquier lugar del mapamundi.

El fútbol es la industria que recorre con la pelota los estadios de Europa, América, Asia, África y Oceanía y por ende requiere un cubrimiento que le da la televisión y las redes sociales en todo su contexto.

Sin embargo, más que todo en Colombia, los relatores de la televisión siguen con el referente radial, muchos narran en radio y televisión, y lo paradójico es que ya no van a los estadios sino que narran las incidencias de un partido mirando la imagen de un televisor.
[Uriel Bautista Gamboa, Barranquilla].

Compartir:

3 comentarios

  1. Samuel Medina Rojas

    23 abril, 2019 at 12:38 am

    *Narrador de radio en TV
    El cantante del gol es la sombra del relator de radio en la tele.
    Samuel Medina Rojas. Armenia

  2. Arturo Martinez

    22 abril, 2019 at 1:05 pm

    *Falta un narrador para TV
    En realidad falta un narrador con formación para la televisión, es importante no incomodar al televidente, relatando lo que se está viendo.
    Arturo Martínez. Bogotá

    Del editor. A propósito del comentario de Uriel Bautista.

  3. Juan Felipe Giraldo Medina

    21 abril, 2019 at 9:42 pm

    *Comentario sobre las transmisiones de fútbol
    El hecho de un narrador radial mirar el partido a través de la televisión y narrar un partido por radio desde un estudio, le quita cualquier emoción no sólo al partido, sino también a la transmisión. Porque lo más impactante positivamente siempre ha sido el sonido ambiente del estadio, cuando la prensa hablaba no sólo con los jugadores en los camerinos, claro está, cuando se les dejaba entrar, sino que también hablaban con los hinchas.

    Eran transmisiones de 2 y hasta 3 horas de previa, y al final era otra hora más de el pos partido. Ahora con estadios gravados, una transmisión fría, con unas voces gravadas desde un hotel, las transmisiones sin reverberación como antes, y desde un estadio virtual.

    La magia de la radio, la ha quitado la televisión, ya que hasta la misma radio hace uso de ella hasta para los invitados en zona mixta, ruedas de prensa internacionales con la selección Colombia. Y súmele que ya muchos narradores jóvenes, le han quitado esa emoción tradicional del narrador colombiana, ya que le ponen cierto acento argentino, en radio y televisión. Aún y con todos estos cambios, me quedo con la radio.

    Es una pasión, un sentimiento. Espero que en Julio con lo del canal Win Premium, como ya no todos vamos a poder ver los partidos ni pagar una suscripción, volvamos a oír radio, y los narradores vuelvan a los estadios, de local y visitante.
    Juan Felipe Giraldo Molina, Ibagué

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *