Capsulas de Carreño

Jonathan Copete, del Distrito de Aguablanca-Cali

Jonathan Copete, jugador colombiano del Santos de Brasil. Especial para El País

Jonathan Copete, jugador colombiano del Santos de Brasil.
Especial para El País


Autor: Francisco Henao Bolívar 

Reportero de El País

Del populoso sector del Distrito de Aguablanca de Cali, a los mejores estadios, a grandes clubes suramericanos y ahora a la Selección Colombia por primera vez.

Así ha sido la meteórica carrera de Jonathan Copete, quien nació y se crió en el barrio Marroquín. Desde chico se ‘blindó’ contra las pandillas que pululan en el sector y nunca cayó en la tentación del vicio y de otros males que acorralan a los barrios más deprimidos de la ciudad.

Lo suyo era el fútbol y se mantuvo firme en esa convicción. Y gracias a ello, hoy sigue recogiendo grandes frutos con su primer llamado a la Selección Colombia, algo que venía soñando y esperando.

Pero antes de “esta bendición que me da Dios”, Copete fue campeón con el Zamora de Venezuela, Independiente Santa Fe, Vélez de Argentina y Atlético Nacional.

En la actualidad juega, hace goles, es titular y ya es reconocido por la ‘torcida jovem’, la barra más grande del equipo que vio nacer a Pelé, Robinho y a Neymar, entre otras tantas estrellas.

Desde Brasil, en plena carretera con destino a Campiñas —distante dos horas de Santos— para enfrentar este fin de semana al Ponte Preta por el Campeonato Brasileño, Copete habló con El País sobre su llamado al combinado nacional.

¿Esperaba la convocatoria o lo tomó por sorpresa?
Uno siempre espera el llamado a la Selección; independientemente de que uno esté bien siempre estará atento y dispuesto en caso de que el técnico lo necesite. Esta convocatoria me llega en el momento justo, un momento donde tengo la posibilidad de seguir demostrando mi fútbol y de defender los colores de mi país.

¿Es la primera vez que llega a la Selección?
Sí, primera vez; había tenido la posibilidad de estar en unos microciclos con Pékerman, pero gracias a Dios ahora se da la convocatoria de manera oficial y más en una eliminatoria.

¿Era una ilusión jugar al lado de Falcao, de James y demás jugadores que triunfan en Europa?
Sí, siempre soñé con esa posibilidad de compartir con ellos, con jugar por Colombia, con estar en una eliminatoria; eso es una motivación grande para mí, espero que si se me da la oportunidad, la pueda aprovechar para quedarme mucho tiempo en la Selección.

¿Tuvo algún presentimiento de que lo iban a llamar esta vez?
No, solamente me decían lo que la gente en Colombia hablaba de mí, del buen momento que estoy pasando en el Santos. La prensa también hizo eco de los partidos buenos que he tenido, así que por ese lado sí podía haber un presentimiento de que podía estar en esa lista.

Se dice que Pékerman y sus colaboradores siguen a todos los futbolistas colombianos en el mundo. ¿Usted sintió ese seguimiento?
Yo sé que a la vista de los ‘profes’ estaba Jonathan Copete y los demás muchachos, así que uno trabaja de la mejor manera, siempre con el deseo y la intención de hacer las cosas bien.

¿Qué le puede aportar a la Selección?
La gente me conoce por lo que hice en Nacional, el juego rápido por las bandas, por dentro también me desempeño bien, tengo buen juego aéreo y puedo ayudarle a la defensa cuando hay que bajar a marcar. De todas maneras, todo depende de lo que me pida el ‘profe’.

Su carrera ha sido meteórica desde que se fue en silencio al fútbol venezolano. ¿A qué atribuye tantos progresos de manera rápida?
A mí siempre me ha acompañado la fe; de pronto algunas lesiones me han querido frenar, pero gracias a Dios tuve la valentía de pararme, de seguir creciendo y eso es lo que me ha mantenido arriba, buscando en cada momento hacer las cosas bien esté donde esté.

Y pensar que hace unos años todo era dificultades en el Distrito de Aguablanca…
Sí, y siempre pienso en esa gente del barrio Marroquín, la gente que uno no olvida, esos que siempre apreciaron cada entrenamiento mío allá, cada paso que di para superarme, los que han admirado  mi trabajo y mi recorrido. Me pone muy feliz el saber que están pendientes de mí.

¿Fueron muchas las ‘tentaciones’ que tuvo que eludir en el barrio?
Sí, muchas; era una edad muy complicada en ese momento, un barrio bastante difícil y muchas tentaciones como droga y otras cosas que ponen en riesgo la vida. Pero gracias a Dios pude salir adelante. Con lo que he hecho, ojalá sirva de ejemplo para mucha gente, que vean que con decisión y disciplina se puede ser alguien, se puede triunfar.

¿Ha vuelto al barrio?
Sí, siempre que voy a Cali estoy con mi gente, comparto con ellos, siempre les deseo lo mejor y les hago saber que la vida nos tiene preparadas cosas muy bonitas.

Volviendo al fútbol, anda en gran momento en el Santos. ¿A qué se debe la rápida adaptación?
Al acompañamiento y al apoyo que los jugadores del Santos me mostraron desde el primer momento y al parecido futbolístico que hay entre el fútbol brasileño y el colombiano. Eso hizo que la adaptación fuera rápida, espero seguir creciendo y demostrando mis condiciones.

¿Encontró en Santos lo que se imaginó?
Sí, es un equipo muy importante, que ha sacado grandes jugadores en su historia como Pelé, Robinho, Ganso y Neymar, y que en cada plaza adonde va su propuesta es ofensiva. Tiene muchos hinchas que lo siguen a todas partes y cuando se habla de Santos siempre lo asocian con el buen fútbol.

¿Fue difícil ganarse la titular?
Sí, fue un proceso largo, de mucha paciencia; me tocó esperar, trabajar fuerte hasta que comenzaron a darme minutos que pude disfrutar y que me sirvieron para ir ganándome la confianza del ‘profe’. Por fortuna he estado a la altura del fútbol brasileño y de lo que significa el Santos.

¿Cómo fue el duelo de hace una semana con Yerri Mina, del Palmeiras, partido que ganó Santos justamente con un gol suyo?
Fue un lindo partido, con Yerri nos conocemos, hablamos antes y después del partido; en ese juego cada quien defendía lo suyo, él viene haciendo un gran trabajo, pero por fortuna logramos ganar con un gol mío. Fue una jugada espectacular por la forma como se inició. Al final hablamos nuevamente de cómo nos estaba yendo y de la forma como está el Campeonato Brasileño con Palmeiras líder y nosotros cerca.

Tiene 10 goles con el Santos y cinco asistencias. ¿Cuál es el gol que más celebró?
El que le hice al Sao Paulo, me jugué un gran partido y por fortuna le pude marcar;  es uno de los rivales más importantes del Santos y eso hace que el gol haya sido muy valioso para el equipo.

DATOS

  • Copete se fue al fútbol venezolano, concretamente al Trujillanos, cuando tenía 17 años.
  • De allí pasó al Trujillo de la segunda división de Venezuela. Luego fue al Zamora, donde fue campeón en 2011.
  • Siendo un desconocido Santa Fe lo repatrió en el 2011 y un año más tarde salió campeón, saliendo figura en la final.
  • Se fue a Vélez de Argentina y regresó a Nacional, que luego lo cedió al Santos.
Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top