Capsulas de Carreño

Cortina de humo.

 

Por Gilberto Maldonado Bonilla.

 

*Colombia no hizo nada para ganar el partido. La cobardía lo privó de un mejor resultado.

 

Hacer énfasis en la falta de autoridad del árbitro del partido Brasil-Colombia es pretender con una cortina de humo sobre el desempeño conformista de la selección colombiana.

No se puede negar la falta de autoridad del árbitro ante el acoso desproporcionado a todas luces del jugador Neymar Junior. Da pena ver como un gran talento en lo futbolístico se diluye en la deslealtad, en la teatralidad y en resumen, en actitudes de sicario….en la amenaza ruin y constante a jugadores rivales y al árbitro.

Pero el problema no es Neymar. El problema es la ausencia de un mínimo principio de autoridad del árbitro del partido. Aquí el principio de autoridad representaba el instinto de conservación en lo deportivo y hasta en lo físico. ¿Qué motivaciones había detrás de tan excesiva tolerancia hacia el jugador brasilero?

El principio de autoridad no apareció y ya es parte del anecdotario del partido. Entonces aparece el nacionalismo queriendo ignorar el comportamiento futbolístico de la selección colombiana que jugó como en los partidos anteriores: administración de la miseria. En este caso, administrando lo que no se ha conseguido.

Ninguno de los dos equipos estaba haciendo méritos para ganar el partido; quizá un poco más la selección brasilera teniendo en cuenta las pocas pero oportunas intervenciones del arquero David Ospina.

Ya nos estábamos alistando para un nuevo empate; nos estábamos alistando para las consabidas loas a jugadores y técnicos por el virtual, heróico e inolvidable empate en el territorio brasilero.

Colombia no hizo nada para ganar el partido. La cobardía y querer sentirse clasificado como el rival lo privó de un mejor resultado. Ni un ataúd nuevo lo privó de la derrota.

Entonces no convirtamos el siniestro comportamiento de Neymar y la falta de autoridad del árbitro en una cortina de humo para ignorar el comportamiento futbolístico de la selección.

Ya importaron el ataúd. Esperemos no sea para sepultar las ilusiones de los aficionados de ver a la selección nacional jugando en el mundial de Qatar.

Compartir:

Un comentario

  1. Alberto Pardo

    13 noviembre, 2021 at 7:05 am

    MUCHA CRÍTICA PARA COLOMBIA
    cuando realizó un buen partido en los primeros 71 minutos frente a la verde amarella, acaso se jugaba frente a deportivo tapita, no señor era frente a Brasil invicto y cabalgando la eliminatoria.
    Para dolor de muchos antiseleccion, hoy está en la pelea, en zona de repechaje, igualada en puntos con Chile y Uruguay y faltando 5 fechas, hay mucha esperanza.
    Alberto Pardo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top