Capsulas de Carreño

Cortuluá 3- Medellín 1. NOCHE DE MIÉR… COLES. (Wbeimar Muñoz Ceballos)

TULUÁ. No funcionó Medellín en lo colectivo, ni hubo individualidades que lo rescataran.   De 45’ minutos promisorios, pasó a la intrascendencia del final.  Foto Jorge Orozco  / El País

TULUÁ. No funcionó Medellín en lo colectivo, ni hubo individualidades que lo rescataran. De 45’ minutos promisorios, pasó a la intrascendencia del final. Foto Jorge Orozco / El País


Por:   Wbeimar  Muñoz  Ceballos

ZZZZZZZZZZZZWbeimar Muñoz (25)

Tres errores rojos y tres goles vallunos.   A los 5’ tiro libre de CARLOS IBARGÜEN con barrera  mal conformada por el DIM, porque permitió el posicionamiento de una contrabarrera del Cortuluá y no situó hombres atrás de ella, para proteger el palo defendido por Anthony Silva.  Además el paraguayo se quedó haciendo ‘’estatua’’, como si  de un juego infantil se tratara.  0-1.     A los 10’ nuevo tiro libre cobrado por Velasco.   Silva salió por el balón y lo soltó como si el agua pasara entre sus dedos y JOHNATAN MUÑOZ ganó el rebote para el 2-0.
Si algo faltaba, llegó a los 44’ del primer tiempo, en el único contragolpe bien armado por el local : Borja centró el balón desde la izquierda y entre Jorge Arias quien no marcó y Tipton que no se cerró en defensa, permitieron el cabezazo limpio de IBARGÜEN.  Antes en el minuto 17’ PAJOY  había descontado de cabeza a un tiro de esquina de Bryan y el primer tiempo terminó 1-3.   El descuento solo fue  anécdota, porque el tercer tanto  significó el golpe de gracia para que la visita se fuera a la lona.   De ahí en adelante no se pudo recuperar, a pesar de su juego aguerrido.
En el primer acto con los dos goles en contra, DIM sacó fuerzas de flaquezas y con furia ocupó el terreno enemigo.  Jaime de la Pava le propuso un esquema de 4 defensas, cinco volantes y un punta de lanza, para esperar con  paciencia  las arremetidas rojas y el posible error que llegó en el cierre.   Con el Cortuluá metido en la cueva, Medellín  mostró arrojo y decisión basado en la posesión del balón, el toque siempre precedido de movilidad, el trabajo de anchura con Valencia y Tipton,  fútbol comunitario en el  medio ( Didier, Torres, Pajoy, Arias y Bryan) y arriba con Ángelo que pasó la noche de puntillas.  ( Uno se pregunta dónde está Burbano, quien ni siquiera fue convocado y encuentra al silencio, como única respuesta).    El DIM atacando y el enemigo esperando.  La visita se aproximó 6 veces, pero nunca sacó el mazo en el área.
En el segundo tiempo  Medellín jugó bien en corto, pero equivocó los pases en largo.   Cambió el toque,  por el transporte individual y en esa propuesta agonizó, con el reloj galopando en su contra.   Ni un miserable remate con dirección a los 3 palos defendidos por Mina,    Por juego, Medellín fue más en el primer tiempo y se llevó un marcador exagerado en contra.   Pero en la parte final,  los locales exigieron 2 veces voladoras de Silva a disparos de Muñoz e Ibargüen.   Cortuluá enredó la urdimbre roja, recurriendo a la falta sistemática en el medio, para quitar ritmo al DIM, que terminó angustiado, enredado, con mucho sufrimiento  y con la carta de navegación perdida.
No funcionó Medellín en lo colectivo, ni hubo individualidades que lo rescataran.   De 45’ minutos promisorios, pasó a la intrascendencia del final.   Los tres cambios  no sirvieron de nada e hicieron que el onceno fuera de más a menos.

El juego de éste 9 de septiembre, no lo registrará  la historia del fútbol.

Y algunos hinchas rojos sólo echarán maldiciones, a lo que fue una jornada de  miér…coles.

No les parece ???

 

Compartir:

6 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top