Capsulas de Carreño

(Crónica de viaje III). Un domingo por Recoleta

BUENOS AIRES. Barrio Recoleta. Mercado artesanal sábados y domingos. Foto LMTV.

==

BUENOS AIRES. La ciudad de los argentinos está medio desierta, muchos salen de vacaciones a Mar del Plata y los pudientes van a Punta del Este. El kiosco de la Avenida General Las Heras con calle Austria (donde venden diarios y revistas) está abierto y sin clientes. Clarín cuesta 1.650 pesos argentinos (algo así como dólar y medio, más o menos 6 mil pesos de los nuestros).

Una deuda por pagar a LMTV en el restaurante La Estancia (Lavalle al 900), muy cerca del emblemático Obelisco. Esto ha cambiado mucho porque esa zona deja sensación de inseguridad, acaban de robarle la cadena a una señora. Para completar es preciso hacer cola al ingresar «al famoso asador criollo, desde 1962 un clásico de Buenos Aires».

Santuario y Basílica de Nuestra Señora de Luján. Foto LMTV.

Por la cercanía católica es inevitable visitar el Santuario y Basílica de Nuestra Señora de Luján. Se viaja en un cómodo bus que sale de la Estación Once (Avenida Pueyrredón y Bartolomé Mitre, Barrio Balvanera, Comuna 3). El sitio no es propiamente el más elegante pero no pasa nada. Sorprende eso sí el bajo valor del transporte por casi dos horas que dura el recorrido, pasando por las afueras del estadio de Vélez Sarsfield, el José Amalfitani que alberga 49.540 espectadores.

Luján se encuentra a 68 kilómetros de Buenos Aires, una de las ciudades más importantes del interior bonaerense, razón por la cual se alcanzan a divisar pancartas de Riquelme, en elecciones recientes para ocupar la presidencia de Boca Juniors. Esa pequeña ciudad, para no exagerar la nota, puede tener más restaurantes que habitantes. La oferta gastronómica es abismal aprovechando el caudal de peregrinos que visitan el inmenso Santuario.

Estamos en domingo (07). Paso obligado por el Cementerio de Recoleta (Junín 1760), con hoteles cercanos, restaurantes para todos los gustos y precios, centro comercial, para llegar a Nuestra Señora del Pilar, basílica ubicada en esta misma zona, temperatura alta, sol radiante, mucho brasilero y europeo en el camino, un mercado artesanal que llena la plaza y más adelante espera la Tienda de la Milanesa que tiene fama. Eso sí con una alcanza para dos personas. y de pronto sobra algo para el perrito.

POSDATA

-Titular: «El consumo empieza a caer por el salto de los precios de los últimos días» (Clarín).
(La devaluación y el final de los controles de precios golpearon el bolsillo e hicieron que las ventas de productos de consumo masivo cayeran de manera generalizada).
(Hasta la próxima Crónica de Viaje).

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *