Capsulas de Carreño

(Crónica de viaje V). Un domingo en San Telmo

San Telmo, barrio tradicional de Buenos Aires. Foto tomada de la revista Deck.

BUENOS AIRES. Un domingo todavía sin programación del torneo argentino de primera división, opción para ir de paseo por San Telmo, el barrio más pequeño de la Ciudad de Buenos Aires.

De Recoleta, por la Biblioteca Nacional (General Las Heras con Austria), hasta San Telmo el servicio DiDi (más económico que Uber, y no es publicidad política pagada) indica que iremos en 16 minutos y que cuesta 3.500 pesos argentinos (algo así como $12 mil de los nuestros).

San Telmo limita con Puerto Madero (otro sitio obligado para recorrer), con Boca, Barracas y Constitución. El programa interno arranca con misa en la San Pedro Telmo (un poquito descuidadita), con homilía en inspirado acento argentino y disposición diferente en forma de rectángulo de las bancas de fieles.

Empieza el recorrido a pleno y abrasador sol por un callejón central para los turistas, el susurro en diferentes idiomas, repleta a los lados de toldos (especie del mercado de pulgas de los nuestros), con artistas callejeros y promotores de rústicos restaurantes de carne.

En San Telmo, uno de los tradicionales restaurantes, de gran acogida. Foto LMTV.

En uno de los tradicionales restaurantes como La Brigada, llama la atención que sea necesario hacer cola para poder ingresar pero como la oferta es amplia se encuentran otros lugares bien dispuestos donde un bife chorizo cuesta 12.000 mil pesos argentinos (más o menos 58 mil pesos nuestros).

También está ligado al fútbol, con equipo propio que alberga el Club Atlético San Telmo, con estadio fuera del barrio, en Isla Maciel, en lo que se conoce como el viejo San Telmo. Actualmente participa en la Primera Nacional, de la segunda división del fútbol argentino.

Barrio caracterizado por casas coloniales, calles empedradas en adoquines, museos, tiendas de antigüedades, la Feria de San Telmo en la plaza principal (Dorrego) todos los domingos. Por supuesto no puede faltar el tango y el candombe.

Caminando no mucho por entre toldos de antigüedades y variedades, aparece al fondo una plaza gigante y de costado la Casa Rosada, la del cuestionado pero valiente ex arquero Javier Milei. En otro lado la catedral, para luego pasar por la calle Defensa que desemboca nada menos que en el remodelado Puerto Madero, punto de partida para los buque bus rumbo a Colonia y Montevideo.

Puerto Madero. Foto LMTV.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *