Capsulas de Carreño

Cuando el abismo nos precipitó a la oscuridad. (Opinión j.a.c.)

TUNJA. Uno que se va (Helibelton Palacios, 13) y otro que se queda con interrogante (Jarlan Barrera, 7). En esa jornada 16, caída con Patriotas 2×1, se empezó a cuajar la tardía salida del técnico Juan Carlos Osorio. Ya después con Millonarios fue la tapa por el resultado, por lo que dijo, ya el DT no tenía escapatoria. Empieza la etapa Guimaraes con la misma Comisión Técnica que ha tenido muchos desaciertos. Foto Photo: VizzorImage / Macgiver Baron / 

Por Jorge Alberto Cadavid M.
Columnista Cápsulas.

En dónde podremos encontrar la verdad, la realidad del hoy de este equipo por el que hay tanta gente dolida.

El pecado está definitivamente en lo administrativo, lo futbolístico, lo anímico, lo disciplinario, lo cultural, es decir, todo gira alrededor del caos.

Porque es administrativo, el responder en una situación de pandemia por la exigencia de un protocolo que es universal.

Porque es cultural, cuando estoy libre sin vigilancia importarme un bledo cuidarme o no, respetar al otro o no.

Nadie nos ha dicho porque 11 jugadores al mismo tiempo se contagian, no visto en ningún equipo del mundo, quién es responsable.

Y así como se maneja la pandemia se maneja lo futbolístico, o si no miremos lo sucedido desde el último momento grande del verde, con Rueda.

Empieza, Lillo, Almirón, Autuori, Osorio y ahora Guimaraes en lo que respecta a técnicos, todos indemnizados a alto costo.

Y si nos vamos a jugadores la lista de fracasos y altos costos es interminable, sólo Monetti y Braghieri dan la visión de esa triste realidad.

Lo único que soporta esto es el propietario, el Grupo Ardila, parece que ese hobby es como un hijo pródigo, que la embarra una y otra vez, perdona e insiste, hasta cuándo?

Hay una cabeza visible, Juan David Pérez, excelsa persona pero muy pobre en el tema del mundo del fútbol, el fútbol es de marrulleros, por no decir otra cosa, estas en el lugar equivocado.

Y ni que, de una comisión técnica, lo único que tiene es dinero para convencer a jugadores fracasados en el exterior para que regresen a devengar no a aportar, la lista es interminable. ¿Si tienen la persona indicada?

Cuatro años de fracasos consecutivos debiera llamar a más de uno a reflexionar, no es solo no renovar contratos a futbolistas, es ir más allá.

Compartir:

2 comentarios

  1. Rei Bolivar Amaya

    2 diciembre, 2020 at 4:24 pm

    *Por comentario verde de Jorge Alberto Cadavid
    Y eso que no se mencionó la parte de formación de las inferiores. Un fracaso por donde lo miren. Muchachos sin confianza y mucho menos fundamentación. Un solo ejemplo, el joven Cano, con semejante físico y una oportunidad que le pudo aportar a toda su carrera, única, y la desaprovechó, como decía un amigo: yo me desguevo.
    Rei Bolívar Amaya, Cali

  2. Jorge Iván Londoño M

    2 diciembre, 2020 at 12:36 pm

    *Por columna de Jorge Alberto Cadavid
    Así es Jorge Alberto. La desastrosa gestión del presidente Andrés Botero fue la primera piedra para construir la pirámide económica (de aquellas) que por poco desangra la institución. Han sido 4 años de desaciertos, en los que los últimos cuatro técnicos doblaron sus finanzas, y muchos jugadores triplicaron su patrimonio a cambio de ponerse la camiseta sagrada de Nacional y filarse para oír unos himnos que para ellos no representan nada. Nacional llegó a tener alrededor de setenta (70) jugadores en nómina, toda una vergüenza administrativa y financiera, que inexplicablemente fue admitida y patrocinada por el grupo Ardila LülLe.
    Jorge Iván Londoño M., columnista Cápsulas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top